Cómo limpiar la pantalla de tu tablet o smartphone sin dañarla

Escrito por
Tablets

A lo largo de las horas del día, con el uso o la simple exposición ambiental, es imposible que nuestro smartphone o tablet no acabe acumulando una cierta cantidad de polvo y suciedad. Normalmente, basta con pasar una parte de la camiseta por la pantalla del terminal para conseguir aliviar los efectos de dicha acumulación, pero es interesante darle, de cuando en cuando, un repaso a fondo al dispositivo en caso de que queramos preservarlo de arañazos y ver empañadas sus prestaciones.

En determinadas condiciones lumínicas, es posible que apreciemos con mayor intensidad el rastro de grasa que dejan nuestros dedos en una tablet que las imágenes de la propia display. Como hemos comentado, aplicar una camiseta de forma suave, nos devuelve cierta visibilidad, pero no es la opción óptima. Cierto es que las evoluciones de la firma Gorilla Glass (empleadas por la mayoría de los fabricantes importantes, Apple incluido) han conseguido que sea más difícil rayar una pantalla, aún así, no es en absoluto imposible.

A continuación repasamos las mejores formas para dejar nuestro terminal impoluto y alertamos también de aquellos métodos que debemos evitar por sistema.

Paño de microfibras, nuestro gran aliado

No estamos hablando únicamente de teléfonos y tabletas, un paño de microfibras es probablemente el mejor artilugio con el que limpiar todo tipo de cristal ya que en lugar de desplazar el polvo y la suciedad los atrae en gran medida.

En muchas ocasiones, si compramos un pack de protectores de vidrio templado para la pantalla de un dispositivo móvil, habremos recibido un pañuelo de este tipo incluido en la caja. Los que utilizamos gafas, tanto de sol como de ver, también tendremos alguno por casa, seguramente. Si no, basta con acercarnos a una óptica y preguntar.

bayeta microfibra iphone

La forma de limpiar más efectiva, es pasar el trapo de un lado al otro, con paciencia y ejerciendo una leve presión, por toda la superficie del panel frontal. Si tenemos la pantalla apagada, será siempre más fácil detectar con claridad los posibles residuos.

Agua, sí. Alcohol y jabones, mejor no

En caso de que la suciedad llegue a ser compacta formando algún tipo de «costra» (algo no descartable si la tableta o el teléfono recibieron una salpicadura), podemos humedecer mínimamente, la parte del trapo de microfibras que vayamos a aplicar. Fijáos que decimos humedecer, no empapar, ya que al manipular un exceso de agua es más probable que algo de ella acabe dentro de la máquina, aún poniendo todo el cuidado del mundo.

El jabón y el alcohol son en cierta medida abrasivos, por lo tanto, es mejor mantenerlos lejos de la pantalla de nuestro terminal, si no queremos dañarlo a la larga.

Cinta adhesiva, puede servir

Pegando cinta adhesiva y tirando a lo largo de la superficie del equipo también conseguiremos dejarlo libre de huellas y polvo. Aún así resulta una operación más delicada, en comparación con la bayeta de microfibra, puesto que debemos emplear algo más de fuerza y eso facilita el accidente.

A evitar siempre que sea posible

Hay ciertos tejidos que debemos evitar, sobre todo aquellos que tengan superficies muy porosas donde se pueda ocultar polvo, arenilla, etc. Por ejemplo, mientras que un pañuelo de papel (tipo kleenex) es capaz de hacer un buen servicio en un momento dado (al igual que una camiseta suave de algodón), el papel higiénico, jerseys o demás textiles fabricados con lana, resultan un tanto agresivos con el cristal.

El método Pro: limpiadores UV

Limpiador ultravioleta

Para los usuarios obsesionados con la limpieza y la higiene, existen lámparas de rayos ultravioleta que sirven directamente para esterilizar teléfonos móviles y tabletas. Eso sí, no esperéis encontrar nada por debajo de los 40 euros en Amazon o eBay.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios