Así son los nuevos phablets de Motorola: Moto X Style y Moto X Play, en vídeo

Escrito por
Motorola

Ayer fue un día de los más interesante para los amantes de las pantallas grandes, ya que ni ni dos sino tres espectaculares phablets hicieron su debut: todos sabíamos ya que el OnePlus 2 estaba en camino, pero parece que Motorola también tenía algunas sorpresas reservadas para nosotros, y poco después de que se presentara aquél, vieron también la luz los espectaculares Moto X Style y Moto X Play, las dos nuevas variantes de su buque insignia cuya relación calidad/precio poco tienen que envidiarle al anterior y que ahora tenemos la ocasión de mostraros también en vídeo

Primeras impresiones en vídeo con el Moto X Style

Comenzamos con el Moto X Style, que es el más grande y el de más nivel de los dos, como prueban su pantalla Quad HD de 5.7 pulgadas, su procesador Snapdragon 808 de seis núcleos a 1,8 GHz, sus 3 GB de memoria RAM y su cámara de 21 MP (la frontal es de 5 MP). Por lo que respecta a la batería, será de unos respetables 3000 mAh (que contará, además, con un sistema de carga rápida), estará disponible con 16, 32 o 64 GB de capacidad de almacenamiento y, para terminar, el sistema operativo será ya Android 5.1.1.

Moto X Style

Hay que señalar, además, que Motorola (que probablemente aprendió mucho con el Nexus 6 de las reticencias que despiertan en muchos usuarios los smartphones demasiado voluminosos) ha hecho un fantástico trabajo de optimización y el dispositivo es bastante compacto para el tamaño que tiene su pantalla, con unas medidas de 15,39 x 7,62 cm. Es también bastante ligero, con un peso de 179 gramos, y sólo el grosor puede resultar algo mayor de lo esperado, aunque ya sabéis que se debe en buena medida a la peculiar curvatura que se ha convertido en seña de identidad de los smartphones de Motorola.

Si sólo con estas especificaciones técnicas pareciera que este Moto X Style no tiene mucho con lo que destacar sobre el resto de buques insignia, hay que tener en cuenta que aún tiene unos cuantos ases en la manga: primero, un versión de Android casi pura que podemos confiar (basándonos en lo que hemos visto hasta ahora) que Motorola actualizará rápidamente; un sinfín de opciones de personalización, entre las que sin duda destaca el Moto Maker; y, la más importante, un precio muy inferior al de sus competidores, que aún no se ha concretado pero que rondará los 500 euros.

 

Primeras impresiones en vídeo con el Moto X Play

Para aquellos de vosotros a los que  el Moto X Style les quede algo grande, ya sea por cuestiones de tamaño o de presupuesto, Motorola tiene también otra versión de su buque insignia preparada, algo más pequeña y asequible: el Moto X Play. Aunque entra aún dentro del terreno phablet (su pantalla es de 5.5 pulgadas), el Moto X Play es algo más pequeño (14,8 x 7,5 cm) y ligero (169 gramos) que el anterior, aproximándose más a lo habitual entre los buque insignia con pantallas de alrededor de 5 pulgadas, y sus especificaciones técnicas son algo más modestas también, aunque aún más que suficientes como para conseguir llamar la atención.

Moto X Play

 La resolución de la pantalla es “sólo” Full HD, su procesador es un Snapdragon 615 de ocho núcleos a 1,7 GHz, su memoria RAM es de 2 GB y no habrá versión con 64 GB de capacidad de almacenamiento. Eso sí, hay un detalle de calidad de su hermano mayor que sí que conserva y que le distingue del resto de phablets de gama media: su cámara de 21 MP que se suma a la cámara frontal de 5 MP. Por lo que respecta al sistema operativo, dentro de lo esperado, nos encontramos también con que será Android 5.1.1. Pero lo realmente espectacular nos lo encontramos en el apartado de batería, que será de nada más y nada menos que de 3630 mAh, una cifra realmente increíble y que, teniendo en cuenta que no tendrá que sostener una densidad de píxeles excesivamente alta, invita a pensar que proporcionará una autonomía sobresaliente al dispositivo.

Estos recortes en pulgadas y en especificaciones técnicas le han permitido a Motorola darle un precio aún más atractivo: aunque también en este caso estamos pendientes de descubrir la cifra concreta, se espera que nos cueste unos 400 euros. El precio sería fantástico pero, igual que antes, no será su única virtud, ya que la variedad de opciones de personalización disponibles, así como el plus que supone ofrecer una versión que es casi el stock Android de la gama Nexus con las que posiblemente sean las actualizaciones más rápidas del sector fuera de aquella, son otros dos factores que sin duda merecen ser tenidos en cuenta por parte de aquellos que busquen un phablet de gama media.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios