Ya hay al menos un tablet en tres de cada cuatro hogares en España

Escrito por
Tablets

En los últimos tiempos no dejamos de ver estadísticas que hablan de descensos en las ventas de tablets que invitan a pensar que el futuro de este tipo de dispositivos es bastante negro. Hoy, sin embargo, nos llegan otros datos  mucho más positivos, que incluso si las ventas están cayendo comparando con años anteriores, se trata de una tecnología con cada vez más presencia en nuestras vidas: no sólo sigue aumentando el número de hogares en los que hay al menos un tablet, sino que también lo hace el tiempo que pasamos con ellos.

Los tablets llegan a más hogares y ocupan más nuestro tiempo

Los datos provienen del Techonomic Index 2015, un estudio que realiza Samsung cada año en varios países para observar la evolución de nuestra relación con la tecnología. Los resultados, para España por lo que a los tablets se refiere, son contundentes: en 2015 hay al menos un tablet en ya tres de cada cuatro hogares (el crecimiento es de nada menos que 9 puntos respecto al año anterior) y uno de cada tres usuarios le dedica al menos una hora al día (el porcentaje que lo hacía en 2014 era de un 23%, también con 9 puntos menos). Por lo que respecta a los usos , parece que lo que prima es básicamente la navegación por internet, ya que lo que más hacemos con ellas es consultar el correo y las redes sociales.

Tabletas

Las tablets, a medio camino entre los smartphones y los PCs

Parece acertado el énfasis puesto por este estudio en los hogares en lugar de en la posesión individual, coherente con lo que vienen señalando todo tipo de estudios y que es que las tabletas no son consideradas por  muchos usuarios como un dispositivo por completo personal, algo de lo que es ejemplo perfecto el smartphone, sino como uno que se presta mucho más al uso compartido, algo que  unido a los ciclos de renovación más largos que las caracteriza, contribuye a hacerles más semejantes a los PCs, como una alternativa a estos más asequible y cómoda de utilizar (sobre todo fuera de casa), que se adapta bien a los usos más ligeros, como navegación o juegos.

Lo hemos dicho en más de una ocasión, de hecho, que es probablemente una asimilación demasiado acrítica del paradigma del smartphone para el análisis de las tablets lo que puede haber llevado a algunos usuarios al desencanto y a algunos analistas a pronósticos excesivamente pesimistas. ¿Qué opináis vosotros?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios