Galaxy S6 edge+ vs Galaxy Note 4: comparativa

Escrito por
Comparativas

Hoy os traemos una comparativa un poco peculiar, porque quizá hubiera sido más lógico enfrentar al Galaxy Note 4 con su sucesor directo, que es el Galaxy Note 5. No obstante, teniendo en cuenta que parece que el lanzamiento de este en nuestro país va a retrasarse, y lo que es peor, no sabes cuánto, parece que la verdadera alternativa por ahora aquí está entre hacerse con el modelo de pantalla curva o con el modelo con S Pen, pero del año pasado. Por supuesto, hay que dar por sentado que la superioridad en especificaciones técnicas es para el Galaxy S6 edge+, que acaba de ver la luz, pero ¿hasta qué punto es esta importante? ¿la compensa la diferencia de precio? Medimos las especificaciones técnicas de ambos para ayudaros a decidir.

Diseño

No todas las diferencias a tener en cuenta son las de hardware, y como podéis ver, ya en el apartado de diseño hay bastantes detalles a tener en cuenta, y no hablamos sólo de la pantalla curva del Galaxy S6 edge+ y del S Pen del Galaxy Note 4, ya que también hay que notar la diferencia de materiales (el cristal del nuevo phablet frente a la falsa piel del del año pasado), aunque ya sabéis que esto ha tenido su coste también en otros apartados.

Dimensiones

Las diferencias de tamaño son prácticamente irrelevantes y, de hecho, lo que más llama la atención es el cambio de proporciones, ya que se ve que el Galaxy S6 edge+ es algo más alargado que el Galaxy Note 4 (15,44 x 7,58 cm frente a 15,35 x 7,86 cm). Más claras son, no obstante, las diferencias de grosor (6,9 mm frente a 8,5 mm) y de peso (153 gramos frente a 176 gramos).

Galaxy S6 Edge llamada perdida

Pantalla

Muy pocas diferencias a considerar en este apartado, a excepción de la curvatura de la pantallla del Galaxy S6 edge+ (aunque esto afecta más al diseño y las opciones especiales de software disponibles que a la calidad de imagen en sí), ya que las especificaciones técnicas de ambos son aquí idénticas: en ambos casos nos encontramos con una pantalla Super AMOLED de 5.7 pulgadas con resolución Quad HD (2560 x 1440) y con una densidad de píxeles de 518 PPI.

Rendimiento

Este es probablemente el apartado en el que hay más diferencia entre uno y otro modelo, ya que el nuevo Galaxy S6 edge+ no sólo monta un procesador Exynos de última generación (Exynos 7420 de ocho núcleos y frecuencia máxima de 2,1 GHz frente a Snapdragon 805 de cuatro núcleos y frecuencia máxima de 2,7 GHz), sino que también cuenta con más memoria RAM (4 GB frente a 3 GB) y llega con Android 5.1.1 pre-instalado.

Capacidad de almacenamiento

Aquí nos encontramos, de hecho, con un punto a favor del modelo más antiguo, ya que ambos están disponibles con a partir de 32 GB de memoria interna, pero sólo el Galaxy Note 4 nos da la opción de ampliarla de forma externa, ya que la ranura para tarjeta micro-SD ha sido parte del precio de los cambios de diseño de la nueva generación de smartphones de gama alta de Samsung.

Note 4

Cámaras

Habrá que esperar a ver muestras de fotografías para poder sacar conclusiones más fiables, pero de momento, y fijándonos en  las especificaciones técnicas básicas, nos encontramos con un nuevo empate: en ambos casos tenemos una cámara principal con 16 MP y estabilizador óptico de imagen y una cámara frontal de 5 MP.

Autonomía

Como cabía ya suponer por el grosor de cada uno de estos dos phablets, atendiendo sólo a los datos de capacidad de batería habría que otorgarle de nuevo la victoria al phablet del año pasado (3000 mAh frente a 3300 mAh), pero los primeros benchmarks de batería parece que le dan la ventaja al de este año, como os hemos podido mostrar esta misma mañana. Un punto que quizá haya que tener en cuenta es que, en cualquier caso, el Galaxy Note 4 sigue contando con el extra de la batería extraíble, algo de lo que ya no podremos disfrutar en el Galaxy S6 edge+.

Precio

Como decíamos al inicio, el Galaxy Note 4 se queda, como es lógico, un paso por detrás del Galaxy S6 edge+ en especificaciones técnicas por ser un modelo más antiguo, pero esto supone, por el lado positivo, que también se puede conseguir ya por un precio inferior al de partida, lo que le da una ventaja sustancial frente al otro: mientras el modelo de este año se venderá a partir de 800 euros, el del año pasado se puede encontrar en algunos distribuidores por menos incluso de 600 euros.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios