Samsung renueva el título de mejor pantalla con el Galaxy S6 edge+

Escrito por
Samsung

Continuamos con el habitual tour de análisis independientes que le siguen al debut de los smartphones y tablets más populares y que ahora están protagonizando el Galaxy S6 edge+ y el Galaxy Note 5, los nuevos phablets de Samsung. Ya les hemos visto pasar por varios tests de rendimiento y hemos podido consultar ya los resultados también de los primeros benchmarks de batería, pero aún teníamos unas cuantas pruebas pendientes, entre ellas el exámen de calidad de imagen del que suele encargarse de DisplayMate, pero ya podemos tacharlo de la lista: os trasladamos sus principales conclusiones.

Las pantallas Super AMOLED Quad HD de Samsung siguen siendo las mejores

Desde el lanzamiento del Galaxy S5 pero sobre todo desde de el de las Galaxy Tab S, en las que por primera vez Samsung reunió la tecnología AMOLED con la resolución Quad HD, sus pantallas se han convertido en las claras dominadoras en el sector de los dispositivos móviles. Uno tras otro, sus tablets y smartphones de gama alta han ido batiendo récords, superando cada vez a los dispositivos de Apple, que habían sido la referencia durante bastante tiempo: primero, como decimos, fueron las Galaxy Tab S, luego el Galaxy Note 4, a continuación el Galaxy S6 y ahora el Galaxy S6 edge+.

Como hemos visto ya con sus predecesores, las virtudes de la pantalla del Galaxy S6 edge+ y del Galaxy Note 5 van más allá de su alta resolución (algo que, después de todo, ya no es tan especial en un mercado en el que los dispositivos Quad HD empiezan a abundar), y abarcan un amplio espectro de factores determinantes para la calidad de imagen, desde los niveles de contraste a los de brillo, pasando por los ángulos de visión y la fidelidad de los colores. Tampoco hace daño que sean pantallas con un consumo por debajo de la media para su resolución.

Galaxy S6 edge+ pantalla

¿En qué apartados concretos, en cualquier caso, ha conseguido Samsung mejorar sus phablets respecto a sus predecesores, según Displaymate? La evolución parece haberse concentrado en dos cuestiones, principalmente: la primera, unos mayores niveles de brillo y una mejor visibilidad en exteriores; la segunda, un consumo aún más eficiente que el de la pantalla del Galaxy Note 4 (algo que apoya el hecho de que los resultados de los benchmarks de batería del Galaxy S6 edge+ sean mejores que los de éste incluso a pesar de que su batería es de menor capacidad).

¿Estáis considerando compraros alguno de los dos modelos? Os recordamos que tenéis toda la información del Galaxy S6 edge+ y del Galaxy Note 5 en  nuestra cobertura de su presentación, aunque hay dudas sobre si este último va o no a llegar a España y cuándo en caso de que lo haga (lo cual quizá os anime a consultar nuestra selección con algunas de las mejores alternativas).

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios