Si tienes una tableta, ya no necesitas un ordenador portátil

Escrito por
Tablets

Llevan años entre nosotros, las tabletas, pero han necesitado tiempo para extenderse entre los usuarios. Nuevas marcas y modelos se han ido sumando estos últimos años a un catálogo antes liderado por el iPad, y ahora mucho más rico en cantidad y variedad. Era el ordenador portátil el que, al salir de casa, utilizábamos cuando no podíamos usar un potente ordenador de escritorio. ¿Sigue siendo necesario? No, perfectamente puedes sustituir tu portátil con una tableta.

La movilidad de Internet es un factor clave

Juega un papel fundamental la movilidad en el desarrollo de la tecnología en los últimos años, y prueba de ellos son los nuevos hábitos de consumo en telecomunicaciones, quiere decir, “cómo, cuánto y dónde” consumimos Internet. La mejora de las redes móviles es un importante punto a revisar en este sentido, más aún cuando es más fácil conectar a Internet un tablet que un portátil. Aquí es donde debemos recordar que las tabletas cuentan con ranura para SIM 4G como alternativa a las variantes sólo WiFi.

z3 tablet compact lte

La potencia ya no es un factor diferencial

No nos engañemos, antes eran ciertas las afirmaciones que apuntaban a que “un portátil es más potente que una tableta”. Actualmente, nada de eso. Principalmente porque en las gamas altas las tabletas cuentan con chips de 64 bits y arquitecturas de 16 nanómetros, hardware con una velocidad de reloj que nada envidia a los “low consumption” montados en ultrabooks, el escalón más adaptado a las exigencias en movilidad. Porque, aunque en estos “portátiles ultraligeros” hablamos de chips Intel i5 ó i7, que nadie nos engañe… vienen capados para ahorrar energía.

Surface Pro 3 teclado

Autonomía: minipunto para las tabletas

El nivel de autonomía de un ultrabook como el MacBook Air, que por experiencia personal diría que puede alcanzar las 14 horas, ojo, porque también nos lo puede dar una tableta. ¿Qué prima? Eso es lo que tenemos que preguntarnos. Si queremos potencia, brillo y exprimir el jugo del dispositivo, vamos a perder autonomía, y sino sí podremos cubrir una jornada de trabajo tanto con una tableta como con un ordenador portátil. Ahora bien, ¿cuántos portátiles -no ultrabook- alcanzan más de 4 horas de batería? Poquitos, tirando a muy poquitos. Y de nuevo, si vamos a un ultrabook, hablaremos de excelentes niveles de autonomía, pero necesariamente perderemos potencia.

tablets bateria

«Es que en una tableta no se puede…»

Que no, que el formato tableta no está limitado en software. Claro, lo que sí debemos tener en cuenta es qué software vamos a necesitar. ¿Necesitas programas de escritorio como Photoshop, AutoCAD…? Entonces, no lo dudes, necesitas una tableta Windows. Ahora bien, para todo lo demás… No, Mastercard no: Android e iOS son muy válidos. De hecho, cuando no podemos sentarnos frente al PC como lo hacemos con un equipo de escritorio, sin duda agradeceremos el software adaptado a movilidad que nos ofrecen Android e iOS. Y sí, tenemos aplicaciones para todo, tanto para diseño, como edición profesional, ofimática… Y sino, lo dicho, vete a Windows.

App Store gratis rebajas

Tomando el dispositivo como una «inversión»…¿qué es mejor?

No debemos tampoco olvidar que vamos a hacer un desembolso que, en algunos casos, puede ser bastante potente. Si vamos a consumir multimedia e Internet, con 50 euros nos puede ser más que suficiente, pero si nuestras exigencias profesionales son amplias, por ejemplo, quizá estemos hablando de 500 euros mínimo. Luego entonces, con vistas al futuro… ¿qué me interesa más? Mirando a un ultrabook de última generación como el Macbook de Apple, apuntemos algo: 1x USB-C. Y mirando a una potente tableta de última generación como el Samsung Galaxy Tab S2, apuntemos el dato comparable: 1x USB-OTG. En ninguno podemos ampliar hardware, como la memoria RAM, ni tenemos slot microSD, el MacBook parte de 1.500 euros, el Tab S2 de 600 euros. No es razonable la diferencia económica si nos centramos sólo en las posibilidades de ampliación.

monedas

Este es el error: cómo comparamos «tableta vs portátil»

No pocos creen que un portátil no se puede sustituir por una tableta, aún después de varios años con este formato de dispositivo en el mercado. Y no es cierto, no es nada cierto. Claro que podemos sustituir un portátil con una tableta, pero en el error que caemos es comparar mal los dispositivos. El ejemplo anterior, por ejemplo, no es válido. El dispositivo de Samsung incorpora un sistema operativo móvil y lo estamos comparando con un ultrabook con sistema operativo de escritorio, luego las posibilidades son diferentes. Probablemente, las tabletas que mejor se pueden comparar con portátiles y ultrabooks son las que incorporan Windows completo, y es evidente que no podemos tratar de sustituir un portátil de 1500 euros con una tableta de 200 euros. Claro que no, aunque por lo general es más barato un tablet que un portátil. Y si eres de los enganchados al teclado QWERTY físico, el catálogo de accesorios es amplio para las tabletas.

Créditos a Carlos González.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios