Cómo utilizar el teclado de tu iPad como trackpad con iOS 9

Escrito por
iOS

Aunque el foco de Apple para iOS 9 ha estado puesto en mejorar su rendimiento y estabilidad, hay aún unas cuantas funciones nuevas que pueden hacer más cómodo el uso de nuestros dispositivos y especialmente del iPad, que este año parece haber recibido especial atención. Algunas de las novedades más interesantes están restringidas a los modelos más nuevos del iPad, pero algunas de ellas las podemos utilizar con los más antiguos también, como es el caso de la transformación del teclado en trackpad. Os explicamos cómo funciona exactamente.

Utilizando el teclado del iPad como si fuera un trackpad

Aunque la incorporación de un trackpad en un dispositivo con pantalla táctil pueda no parecer demasiado útil, especialmente para alguien muy acostumbrado a utilizar el iPad y sin teclado adicional, lo cierto es que para los más habituados a trabajar con teclado y ratón a veces el navegar y realizar determinadas operaciones que requieren cierta precisión de movimientos puede ser un poco complicado (editar documentos es probablemente el mejor ejemplo) sobre todo dependiendo del tamaño. Gracias a esta nueva función de iOS 9, en cualquier caso, podemos contar con un trackpad, si eso nos sirve de ayuda, en cualquier momento.

iOS 9 teclado trackpad

La forma de transformar el teclado en un trackpad no podría ser más sencilla, ya que depende únicamente de realizar el gesto correcto: presionar al mismo tiempo con dos dedos, uno al lado del otro en cualquier punto de la superficie del teclado. Instantáneamente veréis que el perfil de las teclas sigue siendo visible, pero no ya los caracteres y a partir de ese momento podréis moveros en cualquier dirección y el cursor os seguirá. No hace falta mantener los dos dedos sobre la pantalla en todo momento, una vez que se ha activado este modo podéis seguir con uno solo.Y si en lugar de dejar los dedos posados directamente, dáis primero un toque con los dos dedos al mismo tiempo, se selecciona la parte de texto en las que os encontréis. Eso sí, cuidado con no retirar los dos dedos al tiempo y con los toques involuntarios, porque aunque no se vean, las teclas siguen operativas y si las pulsais, escribiréis. 

Si aún no habéis instalado iOS 9 en vuestro dispositivo, os recordamos que tenemos a vuestra disposición una serie de consejos para hacerlo de forma sencilla y segura y que podéis echarle un ojo a nuestras primeras impresiones con él en el primer iPad mini. Y recordar que ya está disponible la primera actualización de corrección de bugs y errores.

 

Compártelo. ¡Gracias!