Las mejoras de la pantalla de la Surface Pro 4, al detalle

Escrito por
Surface

La Surface Pro 4 es sin duda alguno uno de los grandes lanzamientos del año y, aunque es algo injusto compararla con las tablets convencionales, no se puede negar que es uno de los dispositivos más impresionantes que han visto la luz, con varias mejoras muy interesante sobre la ya estupenda Surface Pro 3. Uno de los apartados en los que hemos visto más evolución, y que siempre llama más la atención, es el de la pantalla y ahora tenemos, gracias al análisis independiente de los expertos, una confirmación detallada de todas sus virtudes.

Mejor que la Surface Pro 3 en todas las mediciones

Las especificaciones técnicas básicas que ya conocíamos de la Surface Pro 4 nos habían dejado claro que su pantalla iba a ser un poco más grande que la de su predecesora (12.3 pulgadas frente a 12 pulgadas) y a tener una resolución sensiblemente más alta (2736 x 1824 frente a 2160 x 1440), suficiente como para que la densidad de píxeles creciera de forma notable incluso a pesar de esas 0.3 pulgadas más (267 PPI frente a 216 PPI). No obstante, como ya sabéis, la resolución no es el único factor determinante en la calidad de imagen de un dispositivo y no es tampoco el único apartado en el que destaca la nueva tablet de Microsoft.

Según los resultados de las exhaustivas pruebas realizadas por DisplayMate, la Surface Pro 4 no sólo ha superado el número de píxeles por pulgadas de la Surface Pro 3, sino que ha conseguido mejorar sus puntuaciones en todos los demás apartados también, con mejores niveles de brillo máximo, de contraste y ángulos de visión. Los resultados más espectaculares, en cualquier caso, los ha obtenido en lo referente a la precisión en la representación de colores, hasta el punto de quedar por delante de absolutamente todas las demás tablets que habían pasado hasta la fecha por su laboratorio.

Surface Pro 4 interfaz

Uno de los puntos no tan fuertes de esta estupenda pantalla es el nivel de reflejos, que aunque ha mejorado bastante respecto a su predecesora, sigue siendo un poco alto si se compara, por ejemplo, con el iPad Air 2. Tampoco brilló tanto en el apartado de consumo, algo hasta cierto punto normal teniendo en cuenta su tamaño y que ha aumentado sensiblemente su resolución, aunque los datos siguen siendo bastante positivos comparados con otras tablets (en este caso, por ejemplo, sí estaría por delante de la tablet de Apple, incluso a pesar de tener una pantalla más amplia).

¿Os han terminado de convencer estos resultados para haceros con la Surface Pro 4? Os recordamos, si aún estáis indecisos, que tenéis toda la información de la nueva tablet de Microsoft en nuestra cobertura de su presentación y así como una selección con las mejores tablets profesionales que se pueden encontrar en estos momentos.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios