Análisis a fondo de la Yoga Tab 3 Pro: una tablet realmente única

Escrito por
Tablets

Aunque a veces comparando las tablets de Sony con las de Samsung o Apple o cualquiera de los otros grandes fabricantes, podemos tener la sensación de que son realmente muy diferentes entre sí, hace falta a veces encontrarse con un dispositivo verdaderamente original para darse cuenta de lo asentados que están determinados estándares en cada sector del mercado. Es lo que sucede, sin duda alguna, cuando nos ocupamos de la algunas de las tablets de la gama Yoga Tab, imposibles de confundir con las de ninguna otra. En esta ocasión hemos tenido la suerte de poder ponerle las manos encimas a la de más nivel de todas ellas, la nueva Yoga Tab 3 Pro: os adelantamos nuestras principales conclusiones tras la experiencia.

Una tablet de características únicas y alto nivel

Lo que hace especial a la gama Yoga Tab se puede descubrir con un primer vistazo a la tablet en cuestión, ya que nos encontramos con un inusual soporte cilíndrico en su base (o en el lateral, dependiendo de la perspectiva), que nos sirve para poder sostener el dispositivo de forma más cómoda (algo que se potencia en este nuevo modelo con otro soporte trasero en forma de pestaña, un poco al estilo de las Surface, que amplía el repertorio de posiciones posibles). No todas las posibilidades que nos abre este soporte, y que son algunos de los principales reclamos de esta Yoga Tab 3 Pro, saltan tan inmediatamente a la vista: por un lado, en él se aloja una batería de una capacidad mucho mayor de la habitual en una tablet de su tamaño; por otra, es donde se ubica el proyector, una función muy interesante para disfrutar de nuestro ocio montando un cine casero, como para realizar presentaciones para el trabajo.

Lenovo Yoga Tab 3 Pro

Las virtudes de la Yoga Tab 3 Pro, en cualquier caso, van más aĺlá de esta original característica, ya que hay que destacar, por ejemplo, que nos ofrece uno de los mejores sistemas de audio que nos hemos encontrado en una tablet, y que su pantalla de 10.1 pulgadas y resolución Quad HD, in llegar quizá al nivel de las mejores, nos ofrece aún una excelente calidad de imagen. Tampoco se le pueden poner pegas precisamente a nivel de rendimiento, ya que la personalización de Lenovo (a la que quizá si que le fallan algunos detalles, para nuestro gusto) es bastante ligera y a su procesador Intel le sobra potencia para mover el equipo con fluidez.

Si queréis conocerla con más detalle, os invitams a que consultéis nuestro análisis a fondo de la Yoga Tab 3 Pro.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios