¿Hacia dónde deben evolucionar las pantallas de los dispositivos móviles?

Escrito por
Phablet

Uno de los grandes atractivos de los dispositivos móviles, ya sean smartphones o tablets, son sin duda sus pantallas, y este es un apartado en el que los fabricantes han puesto siempre mucha atención, algo que deja claro la espectacular evolución de la que hemos sido testigo en apenas dos o tres años. Por supuesto, las mejoras que se han ido introduciendo tienen que ver con cuestiones muy diferentes, pero es indudable que la protagonista absoluta ha sido la resolución, y no hay mejor ejemplo que pensar en lo atrás que se ha ido quedando en este sentido la pantalla Retina de Apple. ¿Debemos esperar que la tendencia continúe o hay otros apartados que están cobrando mayor importancia?

¿Necesitamos pantallas 4K?

Sony Xperia Z5 Premium 5.5 pulgadas

Hace ya bastante tiempo que la resolución Quad HD se ha convertido en la norma en las tablets de gama alta y en los últimos meses hemos visto que también se puede decir ya casi lo mismo de los smartphones de más nivel, incluso si aún hay algunos fabricantes a los que se les ve claramente reticentes a dar el salto, presumiblemente por los costes en fluidez o autonomía que pueda tener para sus dispositivos, y muchos argumentarán a su favor en el sentido de que la mejora en resolución llega un punto en que deja de merecer la pena los sacrificios que puede tener que hacerse en otros apartados. Las dudas se multiplican, obviamente, cuando hablams no ya de pantallas Quad HD, sino Ultra HD, incluso si este año ha visto la luz el primer phablet con pantalla 4K (el Xperia Z5 Premium), aunque precisamente las limitaciones en las que se reproduce imagen con esta resolución puede considerarse la prueba de que quizá no estamos preparados. Lo cierto es, en cualquier caso y aunque siempre hay que ser prudente con este tipo de pronósticos, es que no parece que debamos esperar un nuevo salto en el próximo año y todo apunta a que la carrera se ha frenado bastante momentáneamente.

¿Más pantallas OLED?

Samsung AMOLED

Junto con el salto a la resolución Quad HD en los smartphones y phablet de gama alta es imposible no apreciar que se ha producido una revoución casi de igual magnitud en cuanto al tipo de paneles utilizados, con un número cada vez mayor de dispositivos que han abandonado las pantallas LCD en favor de las AMOLED, fundamentalmente debido a su menor consumo . La diferencia es especialmente notable precisamente entre aquellos con resoluciones más altas y, aunque hay alguna que otra excepción, el tandem AMOLED-Quad HD parece ser ahora el dominante. Incluso en el terreno de las tablets Samsung se ha atrevido a introducir este tipo de pantallas, si bien es cierto que aquí parece que el resto de fabricantes no se están lanzando a seguir sus pasos aún. La victoria final de las pantallas OLED parece tan clara ahora mismo que los rumores de que Apple las va a montar también en sus iPhone en un futuro próximo no cesan, aunque las últimas noticias afirman que eso no sucederá hasta dentro de 3 años.

Tecnologías para reducir el consumo

LG V10 blanco

Ya hemos dicho que una de las principales ventajas de las pantallas AMOLED es su menor consumo, algo vital cuando se han alcanzado resoluciones tan altas sin que la capacidad de las baterías que las sustentan hayan crecido de la misma manera, antes al contrario, estamos viendo que en unos cuantos modelos se han incluso reducido respecto a generaciones anteriores con el fin de responder a la moda del adelgazamiento de nuestros dispositivos. No obstante, no es este el único esfuerzo que están haciendo los fabricantes para tratar de reducir el consumo de sus dispositivos y, si hace ya tiempo que Samsung había introducido en sus Galaxy Note la opción de ver la pantalla en escala de grises para reducir el gasto de energía, también hemos sido testigos estos últimos meses de algunas innovaciones interesantes en este sentido, como es el caso de la “pantalla secundaria” del LG V10, que habilita una pequeña zona de la pantalla para mostrar información de forma independiente, o la tecnología que permite al Lumia 950 XL mostrarnos notificaciones con la pantalla apagada. Sin duda, este es un camino por el que esperamos que se siga avanzando en el futuro.

Mejorar la calidad de imagen sin aumentar la resolución

Galaxy Tab S iPad Air mejor pantalla

¿Podemos esperar que la calidad de imagen siga mejorando a pesar de que no lo haga la resolución? Por supuesto que sí, ya que, como no nos cansamos nunca de repetir, hay muchos otros factores que tienen que ver con ella, como son los niveles de contrastes, la fidelidad de los colores, los niveles de brillo o los ángulos de visión. Si las pantallas de los smartphones y tablets de Samsung gama alta salen victoriosos últimamente una y otra vez de los análisis de los expertos en los últimos tiempos no es por tener una resolución superior a la de los demás, sino precisamente por destacar en muchos de estos otros apartados. De hecho, hemos visto tanto con la Xperia Z4 Tablet como con la pantalla Quantum Dot del LG G4 como otros fabricantes están empezando a poner también mucho énfasis en las evoluciones de sus pantallas en otras direcciones y, si bien parece que las pantallas OLED tardarán aún en llegar a los iDevices, sí que se ha descubierto que Apple trabaja en unas instalaciones secretas para fabricar sus propias pantallas, más ligeras y con mayores niveles de brillo.

¿Tienen las pantallas curvas futuro?

Galaxy S6 edge+ lateral

Llevamos años esperando que las noticias constantes que tenemos de avances en el terreno de las pantallas flexibles se concreten en algún dispositivo que vaya realmente a llegar a las tiendas y, por supuesto, siguen circulando informaciones en este sentido, casi siempre con patentes de dispositivos plegables de Samsung como protagonistas. Por muy próximo que pueda llegar a parecer que está siempre su debut, no obstante, siempre se acaban retrasando y todavía no hemos tenido ningún indicio lo suficientemente sólido como para pensar que el 2016 vaya a ser el año en el que al fin nuestros deseos se hagan realidad. Ni siquiera está muy claro el futuro de las pantallas curvas por el momento: por un lado, no han faltado rumores de fabricantes que se iban a sumar a la moda de las pantallas “edge” pero, por otro, es cierto que en los últimos tiempos han empezado a apagarse y se ha empezado a especular incluso con que LG va a aparcar su gama LG G Flex.

El Force Touch, ¿la nueva moda?

iPhone 6s respuesta a la presion

La última tendencia de la que parece que vamos a ser testigos el próximo año difícilmente puede sorprendernos ya que no se puede negar que, a pesar de todo, Apple sigue manteniendo cierto liderazgo en el sector y, por pequeñas que sean sus innovaciones, ya se trate de incorporar un nuevo lector de huellas digitales o una nueva tonalidad, está más que visto que el resto de fabricantes van a seguir sus pasos. Y esto es lo que parece que va a pasar una vez más con la tecnología Force Touch o “3D Touch”, como la bautizaron finalmente los de Cupertino: ya vimos que Huawei se había lanzado rápidamente a la piscina, llegando a adelantarse incluso al iPhone 6s con su Mate S, pero no va a ser el único y ya hay noticias, que llegan del normalmente bastante fiable WSJ, de que el Galaxy S7 (y suponemos que también su versión Plus, por supuesto) va a contar también con una pantalla sensible a la presión. Desafortunadamente, parece que en tablets tendremos que esperar, ya que parece que ni siquiera el iPad Air 3 va a contar con ella.

¿Cuántas pulgadas necesitamos?

Galaxy View asa

Terminamos con el problema que quizá sea más sencillo de todos, ya que no tiene que ver tanto con innovaciones recientes o futuras, sino simplemente con encontrar el punto de equilibrio entre pantallas amplias y dispositivos cómodos de usar, algo que parece que sí que vamos estando cada vez más cerca de conseguir. Tras un par de años en los que las pantallas de los smartphones no dejaban de crecer, parece que en 2015 hemos asistido a la creación de un estándar que parece funcionar bastante bien: entre 5 y 5.2 pulgadas para los smartphones «normales» y entre 5.5 y 5.7 pulgadas para los pablets (aunque es de esperar que el iPhone 7 se mantenga en las 4.7 pulgadas y aún se pueden encontrar algunos modelos que alcanzan las 6 pulgadas). ¿Y por lo que respecta a tablets? Pues aquí también hemos asistido a cierto «crecimiento» de las pantallas pero en este caso lo que ha sucedido más bien es que se ha consolidado una nueva categoría, con entre 12 y 13 pulgadas para las tablets profesionales, que se ha situado por encima de las 9.7-10.2 pulgadas para las tablets medias y de las 7-8 pulgadas para las tablets compactas (aunque las de 7 pulgadas tienen cada vez menos protagonismo).

¿Qué opináis vosotros? ¿Qué evolución os gustaría que nos trajera el 2016?

 

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios