Phablets con 15 días de autonomía: Posible pero a un coste

Escrito por
Phablet

Como hemos mencionado en otras ocasiones, la autonomía sigue siendo una de las tareas pendientes por parte de los fabricantes para obtener unos terminales más completos. Actualmente nos encontramos con varios factores que repercuten negativamente en el consumo de la carga como el uso de redes WiFi o aplicaciones muy pesadas y que pueden reducir aún más una característica ya limitada.

Sin embargo, tenemos a nuestra disposición varias herramientas como optimizadores de batería o los propios sistemas operativos de nuestras tablets y smartphones que, con sus últimas actualizaciones, traen algunas funciones que nos permiten optimizar la duración de la batería de nuestros dispositivos. Por otro lado, también existen trucos sencillos como ajustar automáticamente el brillo de las pantallas o el cierre de aplicaciones que se ejecuten en segundo plano que nos pueden dar unas horas más de autonomía. No obstante, también encontramos firmas que intentan perfeccionar al máximo esta característica pese a que ello traiga consigo que se descuiden otras también muy importantes. Este es el caso del Oukitel K10000, una phablet china de una marca totalmente desconocida en Europa pero que ha aterrizado con fuerza en este 2016 y que está dando mucho que hablar. A continuación os detallamos sus características más importantes y os mostramos cuáles son sus fortalezas pero también, sus debilidades.

oukitel k10000 carcasa

15 días de autonomía ¿Algo real?

El hecho por el que este dispositivo ha sido objeto de noticia es por la duración de su batería. Sus diseñadores afirman que puede utilizarse sin problemas hasta un máximo de 15 días con una sola carga. Pese a que de las palabras a la realidad hay un paso importante y podemos encontrar sorpresas que no agraden a todos, uno de los avales con los que el K10000 cuenta es una batería de 10.000 mAh, de ahí el nombre del modelo, que dobla a la de las phablets con mayor autonomía que podemos encontrar actualmente como por ejemplo, el Huawei Ascend Mate 7, con un componente de 4.100 mAh o el Asus ZenFone Max, con 5.000. A día de hoy, los terminales con mayor autonomía son capaces de ofrecer como máximo unos 2 días y medio de carga si el dispositivo no se utiliza de manera intensiva para navegación y reproducción de contenidos y de unas 20 horas como norma general si permanecemos conectados a la red.

Phablet de contrastes

En muchos casos nos podemos encontrar terminales punteros en algunas prestaciones como la pantalla o las cámaras que sacrifican otros aspectos como el rendimiento. El dispositivo de Oukitel no escapa a esta situación ya que, pese a estar equipado con una pantalla de 5.5 pulgadas acompañado de una resolución HD buena pero no excelente de 1280×720 píxeles. Por otro lado, dispone de una RAM de 2 GB y una capacidad de almacenamiento inicial baja de 16 GB pero ampliable mediante tarjetas Micro SD y Android 5.1 Lollipop. Otro de sus puntos fuertes, aparte de la autonomía, es que soporta conexiones 4G. Sin embargo, la prestación que sufre una modificación importante y que tiene consecuencias negativas en el resultado final de esta phablet es un procesador Mediatek de 8 núcleos pero con una velocidad muy baja de 1 Ghz que puede comprometer de manera importante la ejecución de herramientas pesadas o de varias tareas simultáneamente. En cuanto a su precio y disponibilidad, se espera que esté disponible a finales de enero fuera de China a través de varios portales de compra por Internet por un precio aproximado de 225 euros.

oukitel k10000 frontal

¿Merece la pena sacrificar prestaciones?

Otro de los aspectos en los que este dispositivo puede resultar como mínimo, curioso, es en su diseño, con multitud de aristas y sin acabados ni remates que consigan darle una forma más atractiva y sobre todo, ergonómica y capaz de adaptarse sin problemas a la mano. Sin embargo, centrándonos de nuevo en sus detalles y tras haber conocido mejor un terminal del que aún esta por ver su éxito fuera de China, ¿Pensáis que en este caso está justificado dejar de lado la mayor parte de características para ofrecer un dispositivo puntero en cuanto autonomía o creéis que puede haber un término medio que pase por reducir la capacidad de carga pero mejorando otros aspectos importantes como el procesador o la capacidad de almacenamiento?

Como hemos visto, el Oukitel K10000 es una phablet diseñada a propósito para durar pese a que tenga algunos contrastes importantes y que, en lo relacionado a la batería, pone en un aprieto al resto de firmas demostrando que sí es posible solucionar mejor este problema. Por otro lado, posee una relación calidad-precio intereasnte que puede contribuir a situar mejor a este dispositivo en los mercados europeos y americanos pero del que aún existen muchas incógnitas acerca de su éxito y sobre todo, de la veracidad de esa autonomía de dos semanas. Tenéis disponible más información sobre otros modelos comercializados actualmente de firmas tanto chinas como de otros fabricantes del resto del mundo y que también ofrecen largos periodos de uso al mismo tiempo que combinan rendimiento y prestaciones para que opinéis vosotros sobre cómo debe ser un terminal equilibrado en todos los sentidos.

 

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios