Windows 8 se despide. ¿A qué tablets afecta el cambio?

Escrito por
Tablets

Con la aparición de nuevas tablets y smartphones en el mercado que presentan mejoras en sus características respecto a modelos anteriores, también encontramos nuevas versiones de los sistemas operativos que incorporan y que dejan en un segundo plano a sus antecesores. La tecnología avanza a un ritmo vertiginoso y esto obliga a todos los actores del sector a una reinvención constante en la que deben dejar atrás productos con un corto período de existencia.

Este es el caso de Windows 8, una de las versiones más cortas del sistema operativo desarrollado por Microsoft y que en sus 3 años de vida, ha tenido más críticas que alabanzas y tras las cuales, sus desarrolladores han decidido dejar de equiparlo y de dotar de asistencia técnica para ceder el protagonismo a las nuevas versiones, la 8.1 y especialmente, la 10, y que ya está presente en algunas de las tablets que se comercializan actualmente. A continuación os contaremos a qué terminales puede afectar este cambio, sus causas y cuáles pueden ser las alternativas que están a vuestra disposición.

 

Existencia efímera y llena de obstáculos

Desde su salida a finales de 2012, Windows 8 ha sido objeto de las críticas de miles de usuarios que hasta hace poco, no fueron demasiado escuchados por los creadores de este sistema operativo en el cual sus creadores depositaron gran cantidad de expectativas. Entre los principales aspectos denunciados destacaba una interfaz poco atractiva y en ocasiones difícil de utilizar muy alejada de las anteriores y muy valoradas por los consumidores, la falta de una barra de inicio, muy apreciada por aquellos que disponen de las versiones anteriores, y sobre todo, problemas de compatibilidad con programas de Windows 7 o anteriores y presentes en millones de dispositivos.

windows 8 interfaz tablet

La decisión y sus consecuencias

Según el portal Fossbytes, los motivos de retirar del mercado Windows 8 y eliminar la asistencia técnica del sistema operativo son puramente empresariales y tienen que ver con los contratos vigentes en este software, por el que tras el lanzamiento de la versión 8.1 como un paquete más completo y no como una mera actualización que dió lugar a nuevas versiones, se debía retirar el soporte de las anteriores en un máximo de dos años. Este cambio producirá dos hechos: Por un lado, un cambio forzado hacia 8.1 y 10 y por otro, un aumento de las vulnerabilidades en la versión 8 con brechas en materia de seguridad y privacidad de los usuarios.

 

¿A qué dispositivos afecta?

La decisión de los de Redmond a primera vista no repercutirá demasiado en el grueso de los usuarios por varias razones: La primera, la hegemonía de Android como sistema operativo de referencia en la mayor parte de las tablets existentes en el mercado. La segunda, el hecho de que los dispositivos que se comercializan actualmente ya están equipados con Windows 8.1 o 10. Sin embargo, las mayores perjudicadas proceden de China y se trata de modelos desconocidos en Europa como el Onda V919. Sin embargo, algunas firmas como la española BQ tiene modelos como el Tesla W8 con este sistema operativo pero matizando que se trata de un dispositivo que ya lleva dos años a la venta y actualmente resulta difícil de encontrar por el empuje de los nuevos productos de la firma que ya cuentan con las nuevas versiones.

BQ Tesla 2 W8 pantalla

¿Qué hacer si nuestra tablet es una de ellas?

Como hemos mencionado antes, el número de modelos con Windows 8 de serie es bastante limitado. Sin embargo, si tenéis un terminal equipado con este sistema operativo, tenéis dos opciones. Si no teméis los fallos de seguridad derivados de la retirada de actualizaciones, la primera es manteneros con esta versión. Sin embargo, la más aconsejada es actualizar a las nuevas versiones, la 8.1 y por último a la 10 si vuestros dispositivos son actuales y son compatibles con la más reciente. Todos los cambios no tendrán ningún coste para los usuarios y con aspectos interesantes como el asistente virtual Cortana y que es una de las grandes bazas que utilizan desde Microsoft para consolidar la implantación de los últimos sistemas operativos.

windows 10

Como habéis visto, la historia de Microsoft también está jalonada por algunos fracasos que obligan a sus directivos a reinventarse y a intentar corregir errores del pasado. Tras conocer las causas por las que se dejará de prestar soporte a Windows 8 y algunas de las debilidades que han ocasionado su caída, ¿Pensáis que no se ha dado el tiempo suficiente a este sistema operativo para acumular mejoras, actualizarse y ser realmente atractivo y útil para los usuarios o por el contrario creéis que el paso a las nuevas versiones era un requisito indispensable para que los de Redmond terminaran de asentarse definitivamente en las tablets pese al gran peso que Android sigue manteniendo? El tiempo se encargará de decidir si esta acción por parte de Microsoft ha sido acertada. Mientras tanto, sus directivos también tendrán que ser pacientes para ver si sus nuevos dispositivos de la serie Surface cumplen las aspiraciones depositadas en ellos. Tenéis disponible más información sobre lo que pueden ofrecer las nuevas versiones de Windows para que opinéis vosotros mismos sobre cuál debería haber sido la estrategia más acertada para lograr satisfacer todas las necesidades de los usuarios a la hora de utilizar sus dispositivos.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios