Los costes de la resolución Quad HD: ¿merece o no la pena?

Escrito por
Phablet

A finales del año pasado hablábamos de las evoluciones que esperábamos que tuvieran lugar en el terreno de las pantallas para dispositivos móviles y mencionábamos que no parecía que finalmente fuera a tener este año lugar el “esperado” salto a la resolución 4K. A la vista, sin embargo, de los resultados de algunos tests con los mejores phablets que han visto la luz en los últimos meses, puede que quepa plantearse incluso si realmente merece la pena la resolución Quad HD, que a estas alturas ya damos casi por descontada en la gama alta: ¿estamos sacrificando demasiado para ganar en densidad de píxeles?

Calidad de imagen vs rendimiento y autonomía

Aunque, como decimos, la mayoría de los grandes phablets del 2015 han incorporado ya una pantalla Quad HD, hay una excepción bastante notable que, como ya sabéis, es el iPhone 6s Plus. Por supuesto, si buscamos el mayor nivel de resolución posible esto le pondría por detrás de todos sus rivales, pero si estamos preocupados por algo más que la calidad de imagen, nos encontramos con que el phablet de Apple puede compensarnos bastante bien por esta pérdida: ya le hemos visto, por ejemplo, hacerse con la primera posición en el top 10 de AnTuTu para 2015, le hemos visto ganar también una “contrarreloj” en la que se ponía aprueba su velocidad contra el Nexus 6P y el Lumia 950 XL y, por si fuera poco, se ha hecho también con el oro en los tests de autonomía (incluso a pesar de no tener una batería de demasiada capacidad).

iPhone 6s Plus trasera

Por supuesto, hay otros factores clave para obtener estos resultados. Por ejemplo, su potencia tiene que ver no sólo con su procesador sino también con la ventaja que supone disfrutar de un software hecho a medida, factores que influyen también, lógicamente en su consumo. Es incuestionable, en cualquier caso, que una resolución más baja ayuda, y mucho, a conseguir estos resultados, exigiendo menos esfuerzo para mover todos los píxeles que se ponen a nuestra disposición.

Pero por si alguien tiene alguna duda de que no todo se debe a la brecha iOS vs Android, los resultados que nos está dejando el nuevo Huawei Mate 8 parecen apuntar en la misma dirección: por lo que respecta a su potencia, ya hemos visto que había sido capaz de hacerse con la segunda posición en ese top 10 de AnTuTu, y ahora los primeros análisis independientes que van viendo la luz apuntan a que va a liderar con facilidad también los rankings de autonomía, aunque tendremos que esperar aún un poco para poder contar con datos que permitan hacer comparaciones fiables.

Mate 8 camara

Por supuesto, no se trata de despreciar la mejora de la experiencia multimedia que puede suponer una pantalla Quad HD y ya hemos visto pruebas que echan por tierra el mito de que más allá el estándar “Retina” de las pantallas de Apple no se aprecian las mejoras en resolución (aunque, eso sí, depende del tamaño de la pantalla y de la distancia a la que la miremos que así sea), pero es cierto que calidad de imagen y resolución no son sinónimos y yendo aún más allá, quizá no está de más, cuando menos, que la resolución Quad HD no se haya extendido por completo en la gama alta y que contemos con algunas alternativas para quienes dan prioridad a otras cuestiones. Incluso si hay que reconocer que Samsung y otros han hecho un gran trabajo para mantener buenos niveles de rendimiento y autonomía con pantallas de alta resolución, ¿no es tentador preguntarse que podrían haber llegado a conseguir en otro caso?

¿Qué opináis vosotros? ¿Os merece la pena hacer concesiones en rendimiento y autonomía para ganar en densidad de píxeles?

 

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios