LeMax, una phablet de zafiro pero ¿Realmente novedosa?

Escrito por
Phablet

Las firmas tecnológicas chinas parece que a primera vista, no son víctima de los avatares que esta sufriendo su país en el terreno económico. Algunas marcas como Huawei han conseguido dar el salto hacia el exterior de la nación más poblada del mundo y con un éxito considerable, están conquistando a millones de consumidores de todos los rincones desmontando algunos de los mitos que han arrastrado las compañías del país asiático y que siempre han sido vistas como meras empresas manufactureras incapaces de innovar y basadas en la copia sin límite de los productos que ya comercializan otros gigantes como Samsung ya consolidados.

Sin embargo, podemos encontrarnos otras marcas Made in China que poco a poco están superando algunas barreras y están enfocándose en algunos segmentos de consumidores muy exigentes y que pueden ser el trampolín de éstas hacia el exterior. Este es el caso de LeTV, que tras un lavado de cara ha cambiado su nombre para denominarse LeEco y que no está dispuesta a ceder protagonismo a sus competidoras tanto internas como extranjeras con terminales como el LeMax, una phablet de la que a continuación os comentamos algunas de sus características y del que os mostraremos algunos elementos diferenciadores muy curiosos con los que esta tecnológica pretende aspirar a lo más alto.

LeEco logo

Nuevo nombre, vieja táctica

Para poder posicionarse tanto dentro de China como fuera de ella, LeEco ha apostado por lanzar terminales enfocados a consumidores tanto de gama media como de la más alta intentando ofrecer una buena relación calidad-precio. Un ejemplo es el LeTV One Pro, lanzado en 2015. Sin embargo, esta firma se enfrenta a limitaciones importantes. Por un lado, su desconocimiento por parte de una gran parte de consumidores de fuera del país asiático. Por otro lado, la dificultad para encontrar sus productos fuera de su lugar de origen y que en algunos casos, obliga a los usuarios a adquirir sus modelos en webs que no pueden gozar de mucha credibilidad.

LeMax, ¿La joya de la corona?

El lanzamiento con el que esta firma pretende dar el salto más importante hacia la gama alta es el LeMax, que en este caso es una nueva versión de un modelo ya existente y que entre sus características más destacadas podemos encontrar una pantalla de 6,33 pulgadas, que lo sitúa en la frontera entre las phablets y las tablets. Con una resolución de 2560×1440 píxeles, también intenta siutarse en el trono en cuanto a prestaciones de imagen se refiere. Sony es la responsable de dotarlo con una cámara trasera de 21 Mpx que muestra una vez más el salto de calidad en materia de sensores que ya se experimentó en 2015 y al que se sumaron la mayor parte de las marcas.

¿Buena velocidad?

Los terminales, independientemente del rango al que pertenezcan deben ser también lo más equilibrados posible en cuanto a sus características para garantizar la mejor experiencia de uso. En materia de procesadores, el LeMax está equipado con un Qualcomm Snapdragon 810 de 8 núcleos que sin embargo, puede suponer alguno de sus mayores obstáculos ya que se trata de un componente que ya lleva en el mercado más de un año y que ha sido muy criticado por problemas importantes de sobrecalentamiento y que ocasionó más de un dolor de cabeza a sus fabricantes, que tuvieron que lanzar varios softwares y actualizaciones para intentar solventar este problema.

qualcomm snapdragon 810 procesador

Su pantalla, su talón de Aquiles

Pese a que anteriormente hemos dicho que este dispositivo está equipado con un panel de grandes dimensiones y una buena resolución, el elemento que le da más exclusividad pero que también puede limitar, y mucho, su éxito en el mercado, es el hecho de que en lugar de contar de tecnologías convencionales de refuerzo de pantalla, está equipado con un cristal de zafiros que a pesar de dotarle de una resistencia buena, también eleva su precio distanciándolo incluso de los terminales más caros existentes en el mercado ya que su precio ronda los 1.000 dólares, unos 950 euros al cambio.

Luces, pero también sombras

La phablet de LeEco es un terminal equilibrado pero con carencias. Aún desconocemos algunas de sus prestaciones  o si sufrirá modificaciones en algunos parámetros respecto a sus antecesores como el LeMax Pro y del que toma algunos detalles importantes. Por otro lado, tiene limitaciones importantes relacionadas por un lado con su alto coste y también, en cuanto a su ámbito de distribución. Actualmente solo se está comercializando en India, uno de los mercados más grandes del mundo pero que sin embargo, no posee demasiados consumidores que puedan desembolsar una cantidad de dinero tan grande para adquirir una nueva phablet. Finalmente, debemos añadir que el LeMax es una edición limitada del que solo se comercializarán unos 1.o00 dispositivos, lo que dificultará aún más su implantación.

LeEco LeMax escritorio

Como habéis visto, las compañías chinas están dando un salto de calidad a la hora de crear nuevos dispositivos en un intento por posicionarse fuera de sus fronteras para llegar a una masa de consumidores que cada vez son más exigentes a la hora de demandar nuevos productos. Tras conocer lo nuevo de LeEco, ¿Pensáis que se trata de un terminal demasiado caro que, debido a sus carencias, será un fracaso, o creéis que es una apuesta original para llegar a un sector de usuarios con más poder adquisitivo? Tenéis disponible más información sobre otros modelos que ha comercializado esta firma para que podáis opinar vosotros mismos.

 

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios