Tablets, imagen y color: Principales tipos de pantalla

Escrito por
Tablets

A la hora de adquirir nuevos dispositivos, no podemos concebir sus prestaciones como algo aislado y buscar un terminal puntero en una sola característica pero que deje mucho que desear en el resto de ellas, sino que debemos buscar los modelos más equilibrados posible en todos los aspectos y que también tenga una repercusión positiva en el precio final. Los fabricantes son conscientes de este hecho y, pese a que en ocasiones cometan errores, intentan satisfacer de la mejor manera posible las necesidades de los usuarios, lanzando al mercado soportes que intenten ofrecer a millones de consumidores la mejor experiencia posible.

Cuando hemos hablado de las especificaciones en materia de imagen, hemos dado una serie de recomendaciones en las que se combinaba una buena resolución con un tamaño de pantalla idóneo con el que podríamos sacar el máximo partido posible a nuestras tablets y smartphones sobre todo a la hora de dedicarnos al ocio y a consumir contenidos audiovisuales. Sin embargo, hay otros aspectos como los relacionados con el color y la formación de la imagen que también tienen su impacto. A continuación os presentamos los principales tipos de paneles que podemos encontrar en los soportes comercializados actualmente y os comentamos cuales son sus principales fortalezas y debilidades.

1. LCD

Este tipo de paneles ha sido el más popular durante varios años tanto en las tablets como los smartphones. Se trata de pantallas de cristal líquido cuya principal fortaleza es su bajo coste de fabricación. Sin embargo, posee limitaciones importantes en aspectos como la resolución, que en ocasiones puede ser muy baja y no ofrecer una nitidez mínima, y un consumo excesivo de batería así como un mayor grosor. Estas limitaciones han intentado solventrase mediante el desarrollo de dos tecnologías LCD adicionales, la primera, TFT, está dirigida a soportes de mayor tamaño como monitores de ordenadores y optimiza el consumo de energía a la hora de utilizarlos. El más actual y extendido también a los dispositivos portátiles es el IPS, caracterizado por ahorrar aún más recursos y por ofrecer una calidad de color más elevada y realista que sus antecesores.

panalla amoled pantalla lcd

2. OLED

El gran avance de este sistema es el hecho de que cada píxel puede emitir luz de manera individual. Distribuidos en grupos que emiten tonos rojos, azules y verdes, en su conjunto son capaces de crear toda la gama cromática. Entre algunas de sus fortalezas destacan el mayor brillo de los paneles y la posibilidad de crearlos con diferentes formas, incluso curvados, lo que se aleja de la rigidez de los LCD. Su mayor limitación viene dada por el coste de producción, que repercute directamente en el precio final de los dispositivos que lo incorporan y que resta atractivo tanto a las firmas a la hora de crear nuevos modelos con esta pantalla como a los usuarios a la hora de adquirirlos.

Pantallas OLED Note II

3. Retina

Desarrollada por IBM en los años 90 y presente en la mayor parte de los dispositivos de Apple. Su base está en ofrecer una resolución muy alta y que sea igual o mayor de la que puede captar el ojo humano al enfocar objetos a corta y media distancia. Sus inconvenientes más importantes son dos: El elevado precio de fabricación de unos paneles que no terminan de ofrecer una calidad de imagen excesivamente alta y el hecho de que el ojo, por su composición y estructura, es incapaz de apreciar una calidad de imagen superior.

iPhone ultra Retina

4. AMOLED

Equipada fundamentalmente en terminales de Samsung, es un salto adelante de la tecnología OLED. Con el objetivo de aumentar la calidad de imagen hasta su límite máximo, intenta descomponer cada píxel en otros elementos más pequeños y al igual que sucede en OLED, tratarlos de manera individual, de manera que se forma una paleta de colores mucho más amplia que puede llegar hasta los 16 millones de tonos. Por otro lado, ofrece un mayor brillo de la pantalla y resalta mejor los contenidos y al mismo tiempo, ahorra batería y tiene un menor gasto de recursos ya que cuando la pantalla se apaga, se deja de suministrar energía a cada píxel. Esta tecnología ha evolucionado hasta la Super AMOLED, que fragmenta aún más cada punto y mejora la nitidez obtenida. Entre sus principales inconvenientes, encontramos una vez más el precio, y el hecho de que el ojo humano necesita estar sometido durante un período de tiempo a la elevada calidad de imagen que ofrecen estos productos para poder adaptarse.

Samsung AMOLED

Tras conocer un poco mejor cuáles son los paneles más utilizados por los fabricantes a la hora de intentar conseguir la mejor calidad de imagen en nuestras tablets y smartphones podemos ver cómo todos tienen una misma base como sucede en los casos de OLED, AMOLED y Super AMOLED y también cómo se han ido perfeccionando algunos detalles que necesitaban ser objeto de mejora como por ejemplo, el ahorro de recursos y el gasto excesivo. Después de haber visto unos elementos muy importantes en nuestros dispositivos pero que en muchas ocasiones, pasaban desaparecibidos, ¿Pensáis que todos tienen aspectos importantes que mejorar o sin embargo, creéis que se ha producido una mejora considerable que ha aumentado la experiencia de uso de los consumidores? Tenéis disponible más información sobre otros aspectos importantes y a tener muy en cuenta en materia de imagen a la hora de elegir y utilizar nuestros terminales.

 

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios