Tablets y pantallas: Tecnologías de refuerzo de los paneles

Escrito por

La tecnología es un campo en constante renovación y ello se refleja tanto en los avances que la mayoría de usuarios desconocemos, hasta aquellos de los que somos testigos gracias a la aparición de soportes como tablets y smartphones que ya se han convertido en unos elementos imprescindibles en nuestras vidas. Con cada nueva generación de productos que lanzan al mercado, los fabricantes intentan perfeccionarse un poco más y ello se traduce en modelos que a primera vista pueden parecer más equilibrados que sus antecesores.

En otras ocasiones hemos hablado sobre las propiedades de pantalla que debemos tener en cuenta a la hora de adquirir un nuevo terminal y hemos ofrecido unas pautas sobre qué requisitos mínimos debemos buscar en éstos productos. Considerábamos importantes aspectos como la resolución de y unas dimensiones que se ajustaran a este parámetro para ofrecer la mejor calidad de imagen posible. Sin embargo, también hay que tener en cuenta otras características como la resistencia del panel a golpes y arañazos, un aspecto demandado pero desconocido para muchos usuarios. A continuación os presentamos las principales tecnologías de refuerzo de este componente con la que cuentan la mayor parte de los dispositivos que se comercializan actualmente y os comentamos brevemente su historia así como sus fortalezas, debilidades y diferencias frente al resto de sus equivalentes.

Gorilla Glass

Comenzamos hablando de la más utilizada por los fabricantes. Según sus fabricantes, actualmente unos 900 millones de dispositivos de todo el mundo cuentan con alguna de sus versiones. Su nacimiento, allá por los años 50, fue accidental y producto de un experimento fallido por parte de su creador, Don Stookey. Cayó en el olvido hasta la década de los 2000. A día de hoy, se han desarrollado 4 generaciones de Gorilla Glass con diferencias importantes entre ellas pero partiendo siempre de la misma base, es decir, una lámina de aleación de vidrio con aluminiosilicato.

gorilla glass lamina

La versión 2, lanzada en torno a 2012, tenía como punto fuerte la reducción del grosor del panel respecto a una lámina tradicional pero sin embargo, no aportaba un aumento importante de la resistencia. Este problema intentó corregirse con la tercera generación, presentada en 2013, que mantenía las mismas dimensiones que su antecesora y cuya principal novedad era no el incremento de la fortaleza frente a golpes o arañazos, sino una menor visibilidad de éstos. Finalmente, en 2014 vió la luz la Gorilla Glass 4, presente solo en los terminales de las mayores firmas como Samsung o Microsoft y cuyas ventajas son otra mejora de la resistencia del panel, llegando a soportar caídas desde alturas aproximadas a un metro y el aguante frente a golpes contra terrenos duros e irregulares como el pavimento.

Dragontrail

Con menor implantación que Gorilla Glass pretende, sin embargo, convertirse en su gran rival. Nacida en Japón, esta tecnología comparte la misma base que su rival estadounidense: Resistencia frente a golpes, arañazos y torsiones. Está ganando peso no solo entre las tablets y smartphones sino también entre otros soportes como televisiones y ordenadores. La clave de su éxito radica en su bajo coste de fabricación. Sin embargo, su mayor limitación viene desde el aspecto higiénico ya que en los paneles que incorporan Dragontrail, la suciedad es más visible y las marcas de los dedos al tocar las pantallas quedan más patentes. Sin embargo, sus fabricantes afirman que es un 80% más resistente que cualquier modelo de Gorilla Glass.

dragontrail comparacion

Cristal de zafiro

Esta última tecnología está siendo cada vez más popular y fruto de informaciones en los foros especializados de todo el mundo ya que cuenta parece ser una de las alternativas que más protagonismo adquirirá con el lanzamiento de nuevos dispositivos y también con ventajas importantes respecto a sus competidoras en aspectos como un mayor aguante a las torsiones, una dureza que hace muy complicada la presencia de arañazos (el zafiro es el segundo material más duro existente en la naturaleza),  y una capacidad de transparencia mayor que sus rivales y que evita que los paneles se empañen y el usuario pierda visibilidad. Pese a que los fabricantes afirmen que los paneles son reforzados con zafiro, esta afirmación no es del todo cierta ya que este mineral puede resultar extremadamente difícil de conseguir. Para solucionar este problema, se fabrica un componente sintético gracias a elementos como el óxido de aluminio. Sin embargo, los inconvenientes que sitúan a este material en desventaja son su elevado coste de fabricación y que repercute en el precio, también muy alto, de los dispositivos que incorporan panel de zafiro, entre los que encontramos no solo productos de electrónica de consumo sino también otros como relojes.

zafiro pantalla

Como habéis visto, existen varias líneas de investigación dirigidas a desarrollar materiales más resistentes con los que equipar nuestras tablets y smartphones para conseguir productos más elaborados, capaces de satisfacer no solo las necesidades de los consumidores en aspectos audiovisuales o de navegación sino también en otros destinados a alargar la vida útil de éstos dispositivos y mejorar la experiencia de uso. Tras conocer algunas de las tecnologías dirigidas a mejorar la resistencia de la pantalla más presentes en nuestros terminales, ¿Cuál pensáis que puede ser la que tenga más ventajas que ofrecer y la que aporta una mejor relación entre la calidad y su repercusión en el precio final de los soportes? Tenéis disponible más información sobre otras pautas muy interesantes y útiles a tener en cuenta en otros aspectos de pantalla a la hora de adquirir un nuevo modelo.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios