Tablets y almacenamiento: ¿Qué formato es mejor?

Escrito por
Phablet

Ayer os presentábamos los principales tipos de memorias externas disponibles para nuestras tablets y smartphones. Esta característica se ha convertido en un elemento muy apreciado para la mayor parte de usuarios, que actualmente, buscan por un lado, terminales con una gran capacidad de serie pero por otro, la posibilidad de ampliar este parámetro aún más para poder albergar, en unos soportes que se han convertido en imprescindibles en nuestras vidas en los últimos años, miles de contenidos que van desde las aplicaciones y redes sociales que utilizamos a diario, hasta fotografías, canciones o contenidos audiovisuales de todo tipo y formato.

Sin embargo, para convertir nuestros dispositivos en auténticos baúles, disponemos de varias opciones que pasan desde el almacenamiento físico hasta la subida a formatos intangibles que se han convertido en unos elementos muy populares entre millones de personas que además de utilizar estos soportes, comparten con el resto del mundo los contenidos que desean. Pero, ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada uno? A continuación os hablamos de las tarjetas SD, la nube y los discos duros como sistemas más populares entre tablets y smartphones entre otros dispositivos y os comentamos las fortalezas pero también debilidades que tiene cada uno de ellos.

liberar memoria en Android

Tarjetas SD

Como mencionamos anteriormente, a día de hoy, existen varios tipos de estas tarjetas atendiendo a su velocidad de transmisión de contenidos, y también a su tamaño entre otros factores. A grandes rasgos, las ventajas de las SD son sus pequeñas dimensiones, que posibilitan el llevarlas a cualquier parte, la compatibilidad con una gran variedad de dispositivos independientemente de su fabricante y la existencia de modelos con una capacidad muy elevada. Por otro lado, solo requiere de un gasto inicial en el momento de comprarla y no necesita de más desembolsos de dinero una vez la adquirimos. Entre sus inconvenientes más destacados destacan un número elevado de formatos disponibles que en algunos casos, no pueden resultar del todo útiles, un aumento del precio a medida que sube la capacidad y por último, el hecho de que si la memoria se extravía, si no hemos realizado copias de seguridad en otros soportes anteriormente, perdemos todo lo que hay alojado en la tarjeta.

Huawei Mate 8 Micro SD

La nube

Ha irrumpido con fuerza y se ha consolidado entre millones de usuarios en un período relativamente corto de tiempo. Entre los puntos fuertes de este formato, destacamos el hecho de que podemos acceder a los contenidos que guardemos en ella desde cualquier modelo que tengamos sincronizado con ella, y que disponemos de una gran variedad de tamaños entre los que elegir para almacenar lo que deseemos. Google Drive es un ejemplo. Sin embargo, las limitaciones que presenta son numerosas. Entre ellas destacan la necesidad de estar siempre conectado a Internet, el hecho de tener que registrarse en varias plataformas para poder utilizarla y sobre todo, tener que pagar por utilizarla. Cuanta más memoria queramos, más cantidad de dinero tendremos que desembolsar. Por otro lado, no existe un pago único como sucede con las tarjetas Micro SD sino que en este caso, podemos elegir entre planes mensuales, trimestrales o anuales entre otros. Finalmente, la protección de los contenidos y datos del usuario es otro aspecto muy controvertido en la nube ya que al alojar al mismo tiempo archivos de miles de consumidores más, supone un blanco más fácil para hackers, lo que no termina de dar plena confianza a este instrumento.

Aplicaciones almacenamiento en nube

Discos duros

Para aquellos a los que las memorias externas les resulten insuficientes, existen otras herramientas que también han experimentado un auge en los últimos años. Se trata de los discos duros, cuyas características más positivas son una gran capacidad llegando a superar varios TB. Se trata de componentes de dimensiones reducidas que pueden llevarse a cualquier lugar y al mismo tiempo, ofrecen una rápida velocidad de transferencia de los contenidos entre el soporte en el que se almacenen y éste. Sin embargo, al igual que sucede con la nube y las tarjetas SD, a mayor capacidad, más coste. Samsung es una de las firmas que comercializa sus propios componentes.

disco duro externo

Como hemos visto, existen multitud de soportes de almacenamiento muy populares entre los usuarios. Todos tienen en común varios aspectos como por ejemplo, la velocidad a la hora de intercambiar los archivos entre los distintos modelos y por otro lado, una gran capacidad, que contrasta con unas dimensiones reducidas o, como sucede en el caso de la nube, inexistentes. Por otro lado, también presentan inconvenientes parecidos y relacionados, en estos tres casos, con el precio. Tras conocer un poco mejor los sistemas existentes a día de hoy, ¿Pensáis que se trata de métodos de almacenamiento con limitaciones importantes a los que aún les queda mucho camino por recorrer para ser casi perfectos, o sin embargo creéis que pese a sus carencias, se trata de herramientas que han revolucionado tanto los dispositivos en los que se alojan como la manera que tenemos de utilizarlos? Tenéis a vuestro alcance más información relacionada acerca de la memoria, como los diferentes componentes internos que la conforman para que podáis conocer mejor los entresijos de nuestras tablets y smartphones.

Compártelo. ¡Gracias!