Sistemas operativos: Pros y contras de Windows y Android

Escrito por

Los sistemas operativos son, junto a otros componentes como los procesadores, los elementos básicos que garantizan que un dispositivo funcione de manera adecuada. Los softwares existentes han ido evolucionando y diversificándose, dando lugar a multitud de alternativas con las que sus desarrolladores, intentan captar una vez más, al mayor número de usuarios posibles en un contexto en el que encontramos una mayor cantidad de actores. A día de hoy, no encontramos solo decenas de firmas que fabrican sus propios soportes sino que también existe una gran cantidad de maneras de hacerlos funcionar y de adaptarse a unos usuarios más exigentes en todos los sentidos.

A la hora de hablar de las diferentes plataformas, nos encontramos con gigantes como Android y Windows que, por su tamaño, se encuentran instaladas practicamente en el 95% de todas las tablets y smartphones existentes en el mundo a día de hoy. Sin embargo, hay diferencias importantes entre estos ambos que pueden producir la admiración o la crítica de los consumidores. A continuación os comentamos las bases de estos dos sistemas y os comentamos brevemente qué ofrece cada uno de ellos y qué elementos les permite diferenciarse de sus rivales para conseguir el máximo rendimiento posible en nuestros terminales.

Android Marshamallow Launcher

Android, supremacía a primera vista

Como hemos comentado en otras ocasiones, el robot verde se encuentra en más de 1.000 millones de soportes de todo el mundo. Las tablets y los smartphones son sus principales receptores aunque en sus orígenes se trató de un elemento creado para cámaras digitales y que también quiere dar el salto a la televisión. Su corta trayectoría, de poco más de 10 años, no ha sido un impedimento para situar a Android a la cabeza de los sistemas operativos ya sea con las versiones originales, que en 2016 se ampliarán con N, o con los subproductos como Cyanogen u Oxygen. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce ya que actualmente, este sistema padece de una gran fragmentación traducida en más de 24.000 modelos diferentes con este sistema o los problemas de seguridad.

Windows, ¿Aprendiendo del pasado?

Todos hemos tenido algún ordenador equipado con alguna versión de Windows. Los más nostálgicos hablan de XP como el momento en el que los de Redmond alcanzaron la cima y tras el que sufrieron varios golpes importantes como Vista, que recibió millones de críticas, o el recibimiento tibio de las versiones para soportes portátiles como Windows Phone 8, que entre sus sombras, contaba con ceses de funcionamiento inesperados o mala gestión de la batería. Actualmente, el nuevo miembro de esta gran familia y que está consolidándose con más rapidez tanto en tablets como en smartphones, es Windows 10.

windows 8 interfaz tablet

Fortalezas y debilidades de Android

Entre los puntos fuertes de este sistema operativo y que en parte, han sido los responsables de su éxito, destacan el número de aplicaciones disponibles, que supera el millón, una optimización de recursos como batería y mejora de la velocidad que se ha manifestado de manera más evidente con las versiones posteriores a 5.0 Lollypop, una mayor capacidad de personalización por parte de los usuarios y también, una interfaz muy sencilla de utilizar cuyo máximo exponente es un sistema de avisos y notificaciones muy intuitivo. No obstante, cuenta con algunos aspectos pendientes de solucionar como por ejemplo, las brechas abiertas en materia de seguridad y privacidad y una frecuencia de actualizaciones, aproximadamente una al año, que resulta insuficiente para muchos usuarios ya que prolonga los fallos existentes, y por tanto, acaba teniendo consecuencias en el rendimiento de los dispositivos.

Windows, ¿Un gigante con pies de barro?

El software creado por Gates hace más de 30 años, ha intentado adaptarse de la mejor manera posible a las necesidades de los usuarios. Para ocupar un lugar destacado en el mercado de los soportes portátiles, los de Redmond han tratado de actualizar un software que ha roto con todo lo anterior y que ha venido acompañado de unos terminales de los que destacamos la serie Surface, que pretenden sustituir a los ordenadores portátiles y que se posicionan como un referente dentro de sectores como el empresarial o el educativo. Entre los aspectos más destacados de Windows, al menos en las versiones para tablets, encontramos varias interfaces que se adaptan tanto a la modalidad táctil como al funcionamiento con periféricos como teclados, una gran protección de los usuarios mediante tecnologías de reconocimiento biométricas, y Cortana, el asistente virtual. Entre los inconvenientes más importantes está el precio medio de algunos modelos como Surface, los fallos de las primeras modalidades de Windows 10 al tratarse de un software relativamente nuevo o la incompatibilidad de algunos programas existentes en versiones como 8 o 7.

Buscador tablet Windows 10

Como hemos visto, el hecho de ser un sistema operativo implantado con fuerza en el mercado, tiene sus fortalezas, pero también sus debilidades, como los fallos de seguridad en Android o la implantación, aún modesta, de Windows, lo que debe llevar a los desarrolladores a perfeccionar aún más sus productos para conseguir adaptarse al público por un lado, y poder diferenciarse de manera efectiva de sus competidores por otro. Tras conocer lo más destacado tanto de la creación de los de Mountain View y Redmond, ¿Pensáis que con las actualizaciones han conseguido solucionar carencias importantes del pasado o creéis que aún les queda mucho por hacer? Tenéis disponible más información relacionada como las novedades que incorporará Android N para que podáis opinar vosotros mismos sobre la trayectoria que deberían seguir los futuros softwares.

Compártelo. ¡Gracias!