Cómo sacarle todo el partido a Safari en tu iPad o iPhone

Escrito por
iOS

En las últimas semanas os hemos traído ya un par de recopilaciones de consejos y trucos para iOS, una de ellas dedicada a lograr una mejor protección de nuestra intimidad y otra dedicada a ahorrar memoria, dos cuestiones fundamentales cuando hablamos de dispositivos móviles. Hoy vamos a dejaros con una tercera en la que el protagonista va a ser Safari, algo también importante teniendo en cuenta todo el tiempo que pasamos en nuestros iPad y  navegando. ¿Conocéis todas las funciones que pone a nuestra disposición para hacer la experiencia más cómoda y sencilla? Hacemos un repaso de las más interesantes para que lo podáis comprobar.

Más de 10 consejos y trucos para mejorar nuestra experiencia de uso con Safari

En esta recopilación hemos incluido un poco de todo, funciones elementales que muchos probablemente conocerán pero que también es posible que se nos hayan  pasado por alto, y otras más desconocidas: tenéis recordatorios de cómo funcionan en Safari algunas características básicas de cualquier navegador, un repaso a las novedades más interesantes que se introdujeron con iOS 9 y algunos ajustes que podéis modificar para proteger vuestra privacidad o evitar usar más memoria de la necesaria en vuestro dispositivo. Estas son nuestras recomendaciones para sacarle todo el partido al navegador de Apple en nuestros dispositivos móviles.

Ir a la versión de escritorio. Esta es una de las más nuevas de la lista, ya que se añadió con iOS 9, pero no por ello menos útil: cuando nos encontremos con un web cuya optimización para dispositivos móviles no sea demasiado buena, podemos ir a la versión de escritorio simplemente manteniendo pulsado el botón de actualizar y seleccionado “versión escritorio”.

Activar el modo lectura. A pesar de que el acceso no está precisamente escondido, es posible que nunca hayáis probado el modo lectura. Es, no obstante, una manera mucho más agradable a veces de navegar por una web, sobre todo, como su nombre indica, para leer, dejándonos sólo con texto y fotos, como en un libro. El icono para activarlo es el botón con rayas horizontales en la izquierda de la barra de navegación.

Cambiar el tamaño de la letra. Aunque en el apartado de accesibilidad podemos cambiar el tamaño de la letra para todas las interfaces del dispositivo, si sólo queremos hacerlo cuando estamos leyendo una web, desde el modo lectura lo podemos hacer fácilmente: pulsamos en el icono con las dos A en la derecha de la barra de navegación y cuando se abra el menú seleccionamos la de mayor tamaño.

Guardar una web en PDF. Si lo que váis a leer es además un texto largo y no tenéis mucho tiempo, i si simplemente queréis ahorrar datos, otra novedad de iOS 9 es la posibilidad de guardar una WEB como PDF, sin necesidad de ninguna aplicación de terceros: pulsamos en el botón de compartir y elegimos en la primera fila del menú que se abre la opción “guardar PDF en iBooks”.

iOS 9 safari

Utilizar los atajos de teclado para escribir direcciones. Esto es en realidad una característica del teclado, no de la aplicación de Safari, pero es especialmente útil cuando estamos navegando: al escribir una dirección, en lugar de escribir nosotros mismos la extensión, podemos mantener pulsado el punto y podremos elegir directamente entre las distintas opciones.

Pestaña cerradas recientemente. Esta es una de las funciones básicas, pero precisamente por ello nunca está de más incluir un recordatorio sobre cómo podemos acceder a ella de forma rápida: lo único que tenemos que hacer es mantener pulsado el mismo botón con el que abrimos una pestaña nueva e inmediatamente nos aparecerá el listado con todas las opciones.

Navegación privada. Otra función básica que hay que conocer es sin duda la de navegación privada, para proteger nuestra intimidad y evitar que queden registros en nuestro historial  si lo necesitamos. Lo único que tenemos que hacer es pulsar en el botón para ver todas las páginas que tenemos abiertas y seleccionar la opción que nos aparecerá arriba directamente. Sabremos que está activa porque el borde pasa a ser gris oscuro.

Buscar en la página. La manera de buscar dentro de la propia página que estamos visitando es aún más evidente en iOS que en un PC, ya que probablemente hayáis visto cómo funciona incluso si no la habéis utilizado nunca: podéis escribir la palabra a buscar en la barra de navegación y veréis que debajo de las webs sugeridas os aparece un apartado llamado “en esta página” que os llevará a ella si lo seleccionáis.

Modificar el motor de búsqueda. Aunque el motor por defecto es el de Google y lo más probable es que no sintamos ningún deseo de cambiarlo, no está de más saber cómo hacerlo si en algún momento lo decidimos: tendremos que ir al menú de ajustes, luego al apartado “Safari” y la primera opción que aparece, arriba del todo, es “buscador”.

iOS ajustes Safari

Limpiar la caché de Safari. Ya os hablamos de esta opción como una manera de ahorrar memoria en nuestro dispositivo, evitando que se acumulen demasiados archivos temporales, y es una buena práctica, en general. Sólo tenemos que ir al menú de ajustes, entrar en el apartado de “Safari” y allí, en la sección de Privacidad y Seguridad, elegir “borrar historial y datos de sitios web”.

No rastrear. Esta es otra configuración posible de la que ya os hemos hablado también, aunque en este casa proteger mejor nuestra privacidad, bloqueando las cookies (con distintos grados de restricciones). Esta opción está también en la sección de Privacidad y Seguridad, en el apartado “Safari” del menú de ajustes y aparece como “no rastrear”.

Borrar el historial. Otra función que se incluye en la misma sección de Privacidad y Seguridad, y que hay que sumar a  de “no rastrear” y a la navegación privada para proteger nuestra intimidad es, por supuesto, la de “borrar historial y datos de sitios web”.

Restringir determinadas páginas. Una medida de control parental básica es asegurarse como mínimo de que determinadas páginas sean inaccesibles salvo con contraseña. Para configurarla vamos al menú de ajustes, entramos en el apartado “general” y después en la sección “restricciones”. Una vez ahí, elegimos “activar restricciones”, ponemos una clave y ya podemos escoger las limitaciones que deseamos introducir.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios