Galaxy S7 Edge vs LG G5: ¿cuál triunfará este domingo en Barcelona?

Escrito por
Comparativas

Ya decíamos el domingo pasado, cuando hacíamos repaso de todo lo que nos va a dejar este año el MWC de Barcelona, que se presentaba como una edición particularmente interesante del evento, aunque la gran batalla va a tener lugar incluso antes de que haya dado comienzo: este domingo, dos de los phablets llamados a contarse entre las estrellas del 2016, el Galaxy S7 Edge y el LG G5, van a ver la luz con apenas unas pocas horas de diferencia y, aunque aún tenemos mucho por descubrir de ellos, parece que ya sabemos bastante de ambos, lo suficiente, probablemente, como para que la mayoría tenga incluso ya un favorito (aunque eso, por supuesto, puedo cambiar cuando hagan su debut y los conozcamos con mayor detalle). ¿Cuál es el vuestro? ¿Conseguirá este año LG robarle protagonismo a Samsung? Vamos a hacer un repaso de todo lo que nos han desvelado ya teasers y filtraciones para ir calentando motores para el gran duelo de este fin de semana.

Diseño

El Galaxy S6 consiguió conquistarnos todos gracias a la elegante combinación de metal y cristal por lo que apostó Samsung y parece que para esta nueva generación, los coreanos han decidido no arriesgar y seguir ofreciendo algo que saben que funciona, por lo que no vamos a encontrarnos con grandes cambios en los nuevos Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge, que van a conservar los materiales y las líneas fundamentales de sus predecesores, con muy pocas alteraciones desde un punto de vista estético: la única novedad que parece que se va a introducir a juzgar por las imágenes filtradas, es una ligera curva en la parte posterior que debería simplemente mejorar su ergonomía y permitirnos sostenerlo de forma más cómoda.

s7 edge gris

Si no va a haber mucha evolución en el plano estética, no obstante, parece que, afortunadamente, si la va a haber en cuestiones más prácticas, aunque no sabemos si hablar de evolución es realmente aquí la palabra más adecuada, ya que lo que se espera es que Samsung recupere para sus nuevos buque insignia algunas características muy apreciadas de modelos anteriores que se perdieron con el Galaxy S6: la batería extraíble, desafortunadamente, no va a volver, pero parece que sí lo va a hacer la resistencia la agua y la ranura para tarjeta micro-SD.

Si Samsung va a ser relativamente conservadora por lo que respecta al diseño del Galaxy S7 y del Galaxy S7 Edge, donde si vamos a ser testigos de una auténtica revolución es en la presentación del LG G5, si bien es cierto que este fue quizá el apartado en el que menos brilló el LG G4 y, por tanto, donde más necesidad había de cambios. El primero de ellos, y probablemente el más bienvenido, es en materiales: atrás quedó el plástico y el “parche” de la carcasa de la piel, porque en el nuevo modelo, al fin, vamos a encontrarnos con el deseado cuerpo metálico. No va a haber sólo novedades en la vestimenta, en todo caso, ya que su nuevo buque insignia también va a poner fin a los característicos botones de la carcasa trasera de esta gama, llevándolos de nuevo al lateral, y va a poner en su lugar un lector de huellas digitales.

g5 trasera

También LG  teniendo en la manga algunas bazas interesantes para aquellos interesados por otras cuestiones aparte de la estética, y parece que quiere atacar precisamente a ese hueco que el Galaxy S7 va a dejar aún sin llenar y que es el de las baterías extraíbles. ¿Significa eso que el LG G5 sí va a contar con ellas? No exactamente: lo que los coreanos parece que van a ofrecernos es un accesorio llamado “magic slot” que se acopla al dispositivo y permite insertar en la parte trasera (un poco como se hacía con los cartuchos en las viejas vídeoconsolas) módulos con distintas funcionales, por ejemplo, packs extra de batería.

Multimedia

Ninguno de los dos tiene mucho más allá donde ir por lo que a resolución se refiere, ya que pasar del Quad HD con el que ya contaban sus predecesores, parece estar fuera de lugar aún. Aunque eso no quita, por supuesto, que haya mejoras en otros apartados, como niveles de brillo, contrastes, saturación, etc., y seguro que algunos datos al respecto se nos darán. Por lo que respecta al tamaño, todo apunta a que el Galaxy S7 Edge será un poco más pequeño que el Galaxy S6 Edge+, quedándose en las 5.5 pulgadas (la del Galaxy S7 sería de 5.1 pulgadas) , lo que le igualaría con el LG G5, cuya pantalla se espera que sea también de este tamaño (como lo fueron el LG G3 y el LG G4). Phablets, por tanto, pero más próximos a lo habitual para los smartphones convencionales.

Galaxy S7 negro

La gran novedad, no obstante, parece estar en una tecnología que se está llamando pantalla “always on”, que recuerda un poco a la pantalla secundaria del LG V10 y que estará presente seguro en el LG G5 y, de acuerdo a algunas filtraciones, también en el Galaxy S7: aún no sabemos demasiado de cómo funciona, pero la idea básica parece ser habilitar una pequeña región de la pantalla para darnos información constante de la hora, la batería, las notificaciones, etc, con un consumo mínimo de energía. Teniendo en cuenta que el consumo de esas pantallas Quad HD es uno de los principales lastres para la autonomía de los dispositivos de este nivel, podría ser una muy buena noticia si esta tecnología es tan eficaz como promete ser.

Más interés, sin embargo, están despertando las novedades que parece que en ambos casos nos van a dejar en el apartado de cámaras, en el que sus predecesores ya pusieron el listón realmente alto. ¿Qué planean para superarlo? En el caso de Samsung, y siguiendo el camino abierto por el Nexus 6P, nos vamos a encontrar con algo que puede parecer un retroceso pero que, de hecho, el phablet de Google demostró que puede dar excelentes resultados: el número de megapíxeles va a bajar a 12 MP, pero van a ser más grandes, lo que permite capturar más luz y mejorar el rendimiento en condiciones de escasa luminosidad (se le está llamando «Britecell» a esta cámara). En el caso de LG, la apuesta va a ser por retomar el concepto de las cámaras duales, que a HTC ya sabéis que no le funcionó demasiado bien, pero que, según parece, muchos grandes fabricantes van a recuperar.

g5 camara dual

Para terminar, el apartado de audio no es uno al que normalmente se preste demasiada atención, pero todo apunta a que LG nos va dar razones para hacerlo en esta ocasión y lo cierto es que, en nuestra opinión, es algo interesante ya que, al fin y al cabo, es un factor importante también para la calidad de la experiencia multimedia. ¿Con qué nos va a sorprender el LG G5 en este sentido? Pues, aunque aún no conocemos detalles de las mejoras, parece que podemos esperar una evolución importante porque la prestigiosa firma Bang & Olufsen es la que se ha encargado de él.

Rendimiento

Si algo lastró a los buques insignia del pasado año, con la excepción del Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge, que pudieron recurrir a sus propios procesadores Exynos, fue sin duda los problemas de sobrecalentamiento del Snapdragon 810, la apuesta natural para todos ellos. Lamentablemente, unos se vieron obligados a limitar su potencia para mantenerlo las emisiones de calor a raya y otros optaron directamente por sustituirlo por modelos inferiores, pero todos sufrieron el no poder ofrecernos una evolución en el apartado de rendimiento semejante a la que habíamos visto en otros.

Qualcomm Snapdragon 820 procesador

Con el Snapdragon 820, no obstante, no deberíamos tener ya ningún problema semejante y, de hecho, nos lo vamos a encontrar tanto en el Galaxy S7 Edge como en el LG G5. ¿Qué podemos esperar de él? Para empezar, un salto importante en potencia, como pudimos ver ya en los primeros benchmarks de la nueva generación de procesadores, hasta tal punto que registros que comparan el rendimiento del Galaxy S7 que lo monta con el que monta el Exynos 8890 le dan la victoria al primero. Hay que notar, en cualquier caso, que tampoco podemos esperar que estos sean totalmente precisos ya que corresponden a unidades de prueba. De lo que no cabe duda es de que esta vez sí que vamos a sentir la evolución.

A la hora de comparar entre estos dos phablets, sin embargo, nos encontramos con que no hay mucho que nos permita elegir entre uno y otro partiendo sólo del hardware: los dos van a montar el mismo procesador y los dos van a contar con 4 GB de memoria RAM. ¿Qué significa esto? Pues que prácticamente todo va a depender del software (cada uno son su propia personalización de Android Marshmallow) y del trabajo de optimización que haya hecho cada uno de ellos y que para sacar conclusiones, vamos a tener que esperar a verlos frente a frente.

Android nubes

Terminamos con un pequeño comentario sobre otro tipo de rendimiento que también es importante, y es el de la batería: ¿qué esperamos de cada uno de ellos en este apartado? Ya hemos dicho que los dos están trabajando en limitar el consumo de la pantalla, aunque es una cuestión en la que parece que LG ha puesto más énfasis. Las cifras que se manejan de momento (pero que, insistimos, están lejos de ser oficiales), en cambio, le dan la victoria en términos de capacidad de momento para el Galaxy S7 Edge (2800 mAh frente a 3600 mAh). De hecho, han circulado algunos registros que apuntan a que el nuevo buque insignia de Samsung sería sobresaliente en este apartado.

¿Qué opináis vosotros después de este detallado repaso de lo que sabemos de cada uno de ellos? ¿Cuál tenéis más ganas de conocer? Os recordamos que el LG G5 debutará el domingo a las 14 horas y que el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge lo hará el mismo día a las 19 horas y que nosotros estaremos aquí, por supuesto, para informaros al minuto.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 21 Feb, 16 7:12

    El precio del s7 edge 800 euros están locos locos

    0