Actualizaciones de Android, ¿Cuándo debemos hacerlas?

Escrito por
Android

Al tiempo que los fabricantes lanzan con cada vez más frecuencia, nuevos modelos que buscan romper con lo anterior que han creado y, al mismo tiempo, competir contra sus rivales y resultar atractivos frente a los usuarios, los desarrolladores de software hacen su parte del trabajo lanzando versiones más recientes de sus sistemas operativos que equipan en estos terminales, y con los que buscan ofrecer una mayor experiencia a los usuarios, pero también, fidelizarlos. La periodicidad de éstos elementos ha ido reduciéndose con el paso del tiempo hasta encontrarnos prácticamente con una o dos actualizaciones al año que sin embargo, requieren del paso de unos meses para consolidarse y solventar errores comunes.

En el caso de Android, 2016 será un año importante ya que, el sistema más utilizado del mundo, contará con más miembros en su familia que se irán implantando de manera progresiva en las tablets y smartphones que las diferentes compañías vayan lanzando al mercado. Esto obliga a muchos usuarios o bien, a adquirir nuevos dispositivos equipados con las nuevas interfaces o por otro lado, a renovar este componente para poder seguir utilizando sus terminales pero, ¿Cuándo es necesario actualizar? A continuación os contamos las ventajas y los inconvenientes de realizar esta acción y os contamos cuándo puede ser el momento idóneo de realizarla y así evitar accidentes y cómo sacar el máximo partido de ella.

spc glee android

Los softwares más comunes

Pese a que Android 6.0 Marshmallow ya vió la luz a finales de 2015, su entrada está siendo lenta ya que actualmente, la mayoría de todos los terminales que están equpados con el software desarrollado por Google poseen alguna versión posterior a la 4.1, lanzada en 2012 y la 5.1 y que en su conjunto alcanzan una cuota cercana al 90% de todos los dispositivos.

Las ventajas de actualizar

Con el paso del tiempo, podemos encontrar algunos síntomas que nos indican que ya es hora de renovar el sistema operativo. Pese a los indicadores físicos que reflejan que nuestros terminales ya pueden estar envejecidos, con parámetros como un consumo rápido de batería, la imposibilidad de ejecutar y de descargar aplicaciones que antes funcionaban sin problemas y cierres inesperados de elementos como la galería, podemos ver que ya es hora de cambiar de software. Con las nuevas versiones, encontramos avances importantes como una mayor capacidad de personalización, un ahorro de recursos tanto en las tareas que el dispositivo realiza como en la duración de las cargas. Sin embargo, la mejora más importante y por la que las actualizaciones son más importantes, viene de la mano de la seguridad y la garantía de la privacidad de los usuarios, ya que se incorporan elementos como marcadores biométricos, la corrección de vulnerabilidades y se minimiza el riesgo de exposición frente a elementos como backdoors.

android 6.0 pantalla

Los inconvenientes

Actualizar no es una acción que deba realizarse a la ligera ya que, en el caso de los nuevos softwares, debe pasar un tiempo para que sus desarrolladores corrijan fallos que aparecen con las versiones iniciales y hagan útil este elemento. Un ejemplo: Aquellos usuarios que ahora estén disfrutando de Lollipop y deseen actualizar a Marshmallow, pueden esperar unos meses más para familiarizarse por un lado con el sistema que utilizan y por otro, para que a la hora de dar el paso al siguiente, puedan mejorar su experiencia de usuario gracias a las correcciones y elementos añadidos. Sin embargo, las desventajas más palpables vienen del terreno de las aplicaciones, que en ocasiones pueden producir problemas de compatibilidad y no ejecutarse de manera correcta a la hora de descargarlas y que además, da lugar a cierres inesperados y, al igual que sucede cuando no se actualiza, a otros errores como un consumo acelerado de los recursos.

Entonces, ¿Cuándo debemos actualizar?

Como hemos dicho anteriormente, la mejor opción a la hora de cambiar de versión de sistema operativo es la de esperar unos meses desde su lanzamiento. Por otro lado, existen dos maneras distintas de hacerlo, o bien manualmente, lo que nos da la libertad de poder elegir cuándo realizamos esta acción pero que sin embargo, no está disponible para todos los dispositivos y que, en caso de usuarios de sistemas como Kit Kat, no permitirá actualizar a las más novedosas, y por otro, las actualizaciones automáticas, que en algunos casos pueden producirse justo tras el lanzamiento del software pero que, por norma general, es la más positiva ya que tiene lugar cuando ya se han corregido los fallos que persistían en sus antecesores.

android actualizacion

Como habéis visto, en Android también se cumple esa idea de que nada es perfecto. Tras conocer más sobre las ventajas e inconvenientes de actualizar a las nuevas versiones así como cuándo es el mejor momento para hacerlo, ¿Pensáis que lo mejor es tener algo de paciencia antes de dar el salto para poder disfrutar mejor de nuestras tablets y smartphones cuando adquirimos las nuevas versiones, o creéis que pese a las mejoras, los softwares siguen conteniendo fallos importantes que tardarán tiempo en ser corregidos de manera definitiva? Tenéis disponible más información relacionada como las características más destacadas de las versiones que verán la luz en 2016 como N para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!