Cómo utilizar un pincho / memoria USB con tu tablet Android

Escrito por
Android

Actualmente muchos fabricantes y responsables de software están apostando fuerte por el crecimiento del almacenamiento virtual. Aún así, los dispositivos como las memorias USB o los discos duros externos resultan de vital importancia para mover contenidos «pesados», dado que la transferencia a móviles y tabletas a través de la nube no siempre es tan sencilla y rápida como cabría esperar.

De igual modo están creciendo los servicios de contenidos, al estilo Netflix, e incluso encontramos algunas aplicaciones algo menos regulares como Seriesdroid o Pelisdroid que también saciarán nuestras ansias audiovisuales. Sin embargo, como venimos diciendo, un pincho o un disco duro puede salvarnos de un apuro en ocasiones, permitiéndonos reproducir películas, música o leer un documento que tengamos guardado en esa memoria física. Para ello, no necesitaremos más que un pequeño accesorio llamado cable OTG, del cual ya os hemos hablado en alguna ocasión.

Cable OTG qué es y cómo conseguirlo

Se trata de un pequeño accesorio para compatibilizar un USB normal con un micro USB, que es puerto habitual por ahora en casi todos los terminales móviles, al menos hasta que el Type C comience a generalizarse entre los nuevos soportes. Este cable es fácil de conseguir y muy barato. En Amazon encontraremos unidades por poco más de 1 euro y, sin embargo, resulta tremendamente útil para conectar una tableta a cualquier dispositivo con USB de tamaño normal.

Sin embargo este accesorio no van a asegurarnos que nuestro tablet vaya a ser capaz de reconocer un disco duro, una impresora o un ratón. En ocasiones, y aunque sea una rara excepción, encontramos terminales Android que no soportan OTG o que sí disponen de este sistema de conectividad pero no está habilitado. Pasamos a detallar entonces qué es lo que podemos hacer para conseguir la funcionalidad deseada.

Un apunte previo sobre el sistema de archivos

Antes de nada, será importante asegurarnos de que el sistema de archivos del la memoria USB tiene formato FAT32. Algunos dispositivos Android también soportan el sistema exFAT, sin embargo, no hay ninguno capaz de funcionar con NTFS de Microsoft. Si tu dispositivo no cuenta con la configuración apropiada, lo primero que deberás hacer antes de conectarlo a la tableta es borrar todos sus contenidos para darle un formato nuevo.

El procedimiento habitual

La mayoría de los nuevos terminales, especialmente los más avanzados, van a tener la habilidad de funcionar con un cable OTG sin complicaciones. Al conectar el cable por un lado a la memoria y por otro a la tableta, nos saldrá una notificación en la que se muestra la opción para explorar la memoria, debajo de un mensaje que confirma que la conexión se ha realizado con éxito.

Tocando sobre ‘explorar’ se abrirá, en principio, el nuevo sistema de ficheros qué incluye por defecto Android Marshmallow puedes utilizar esta opción o directamente ir a el en Ajustes > Almacenamiento y USB. Algunas aplicaciones van a permitirnos abrir carpetas o archivos directamente en la memoria e incluso guardar su modificaciones. Cuando hayamos acabado de utilizarlo, simplemente le damos a extraer y podremos sacarlo con la seguridad de que no perdemos datos.

Si hay problemas, existe una solución Root

En algunas versiones más antiguas de Android tal vez necesitemos descargar la aplicación StickMount la cual funciona solo con permisos superusuario. Se trata de equipos que tienen la capacidad de funcionar con cables OTG pero el servicio no está habilitado, bien porque el fabricante no se ha molestado o bien porque el sistema operativo está algo obsoleto.

[root] StickMount
[root] StickMount
Desarrollador: Chainfire
Precio: Gratis

Además de esta app gratuita, deberemos echar mano de un explorador de archivos si no disponemos de uno nativo en la tableta. Una vez instalad StickMount, debemos asignarle los permisos que nos pida y, tras ello, comenzará a detectar el cable en caso de que el hardware de nuestro terminal esté capacitado para ello.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios