El Snapdragon 820 es el procesador móvil más potente de la nueva hornada

Escrito por
Tablets

Con la aparición de los primeros flagship de 2016, comienzan a entrar en juego también las divertidas «guerras» de fabricantes de procesadores. Este año el Snapdragon 820 y el Exynos 8890 acaparan gran parte de la atención. El primero de ellos llega en terminales como el Xiaomi Mi5, LG G5 o Xperia X Performance. El segundo, ocupa un lugar central en el proyecto de gama alta de Samsung para este año: es el corazón de sus flamantes Galaxy S7 y S7 Edge.

A pesar de los resultados que se arrojan en este informe de AnTuTu, hay una serie de consideraciones que necesitamos tener en cuenta a la hora de valorar lo que realmente puede hacer un chip dentro de un terminal de gama alta, y cómo este se relaciona con los demás componentes. Lo más importante es que el Exynos 8890 sólo funciona en el nuevo buque insignia de Samsung, modelo qué carga con una cantidad de píxeles (2560×1440) notablemente mayor que los de Xiaomi o Sony (1920×1080), y esto puede hacer parecer que su potencia sea algo menor, cuando en realidad el procesador debe someterse a una exigencia superior y eso redunda en otros beneficios para el usuario.

Snapdragon 820, primero. Exynos 8890, tercero

Cómo podéis ver en las siguientes gráficas, el Snapdragon 820 se coloca en primer lugar en las pruebas de AnTuTu con una marca superior a los 136.000 puntos. Detrás de él aparece el Apple A9 y el top 3 lo cierra el Exynos 8890. Bastante detrás sigue el chip Kirin 950 de Huawei (a la espera de su nuevo modelo) y las generaciones pasadas de los fabricantes de siempre.

AnTuTu puntuacion Snapdragon 820 vs Exynos 8890

GPU Snapdragon 820 vs Exynos 8890

Pero es en términos gráficos dónde el nuevo procesador estrella de Qualcomm muestra su verdadera fuerza. En este apartado observamos cómo la promesa del fabricante de doblar la velocidad con respecto al 810 se cumple casi de pleno. Los problemas que el proveedor arrastró a lo largo de 2015 parecen quedar ya muy atrás.

Un rendimiento mucho más estable

Otras pruebas que han salido a la luz este mismo fin de semana, en este caso publicadas por los redactores del foro XDA Developers, nos muestran también resultados bastante esperanzadores. En este caso, los test han sido realizados con un Galaxy s7 Edge en su versión Snapdragon 820 (por tanto, el Exynos de nueva generación no aparece reflejado). Lo que sí podemos apreciar es que el nuevo SoC de Qualcomm mejora muchísimo en cuestión de estabilidad, no sólo ya rendimiento, si lo comparamos con un Nexus 6P, y se mantiene a un nivel muy similar al de un iPhone 6s.

iPhone 6s vs Nexus 6P vs Galaxy S7 Edge

Azul: Galaxy S7 Edge. Rojo: iPhone 6s. Verde: Nexus 6P.

El Snapdragon 810 llegó envuelto en una gran controversia el pasado año. Sin ir más lejos, Samsung se negó a alojar este procesador en su S6 alegando que se calentaba demasiado y tuvo qué tirar de fabricación propia. Más tarde, un ajuste que rebajaba a la frecuencia de CPU parecido dar con la clave del problema, equilibrando la respuesta térmica. Aún así los chicos de XDA también han podido comprobar que el modelo 820 de la serie es netamente mejor que su predecesor en este sentido; sin llegar eso sí, a la eficiencia del A9 o del Exynos que vimos en el Galaxy Note 5.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario