¿ Tablets con poca vida útil? Extiéndela con estos trucos

Escrito por
Tablets

Pese a que los fabricantes de tablets hayan perfeccionado sus modelos a lo largo de los últimos años, llega un momento en el que estos dispositivos dejan de funcionar y ya es necesario sustituirlos por otro. La realidad es que, pese a la mejora de las prestaciones internas, que se traducen en una mayor velocidad, resistencia al calentamiento, o una gestión de tareas más eficiente, y a que hayan aparecido nuevos diseños con materiales más duros que han dejado el plástico de lado y han incorporado el metal, éstos soportes que ya son imprescindibles en nuestro día a día, tienen una vida limitada.

En otras ocasiones, hemos hablado de una serie de usos alternativos que podemos dar a los aparatos cuando ya dejan de servirnos para tareas tan simples como la navegación o el uso de redes sociales. Sin embargo, pese a que el tiempo medio de uso de un dispositivo ronde entre los 2 y los 4 años, es posible alargar un poco más su existencia a través de unos trucos muy sencillos que si, aplicamos con frecuencia, pueden permitirnos disfrutar más tiempo de estos soportes. A continuación os contamos algunos remedios muy útiles que permitirán manejar nuestras tablets y smartphones hasta el último momento.

tablets niños

1. Limpieza de las pantallas

Actualmente, los paneles de la mayoría de dispositivos pueden aguantar pequeñas cantidades de agua. Sin embargo, esto no es indicativo para que a la hora de limpiar las pantallas abundemos de este elemento. La mejor manera de mantener alejada del polvo y la suciedad a este componente es a través de paños de tela humedecidos para evitar arañazos y evitar filtraciones que pueden repercutir seriamente en las propiedades de imagen. A la hora de secarlos, debemos utilizar otro paño seco y realizar movimientos lentos que eliminen cualquier resto. Finalmente, hay que destacar que en ningún caso hay que rociar alcohol sobre ella o utilizar instrumentos que lo contengan.

2. Proteger los puertos de entrada y altavoces

A través de las ranuras por las que conectamos los cables USB, los cargadores o por las que introducimos las memorias externas, pueden entrar partículas que se acumulan en el interior de los terminales y pueden provocar cortocircuitos o errores de funcionamiento. Los altavoces son otro de los medios a través de los cuales pueden entrar otros elementos que repercutan en nuestras tablets y smartphones. Utilizar pequeñas botellas de aire comprimido que podemos encontrar en muchos establecimientos es una buena opción para limpiar todos estos puertos.

usb tipo c cable

3. La importancia de las carcasas

En cualquier tienda podemos encontrar fundas que además de ofrecer resistencia, son totalmente personalizables y nos dan la posibilidad de elegir entre miles de diseños acordes a nuestros gustos. Unas buenas carcasas, tanto delanteras como traseras son imprescindibles si queremos proteger los soportes de caídas que puedan romper la pantalla o alterar componentes internos, dejándolos inutilizables.

4. Uso de los botones laterales

Existen multitud de rumores sobre estos componentes que afirman que si los pulsamos un número determinado de veces, acaban de manera fulminante con los terminales. Esta declaración es falsa. Sin embargo, lo cierto es que los botones laterales acaban sufriendo el desgaste con el uso prolongado y en muchos casos, tras un manejo excesivo, pueden dejar de responder. Para aplazar al máximo este problema, lo más recomendable es utilizar los comandos equivalentes desde las pantallas.

Huawei G7 plus carcasa

5. El sol, en su justa medida

Al igual que los rayos del astro rey pueden provocarnos problemas en la piel cuando nos exponemos demasiado a ellos, nuestras tablets y smartphones también son propensos a sufrir daños si reciben la luz solar. En estos casos, se produce un sobrecalentamiento tanto de la pantalla además de los componentes internos como la batería o el procesador que pueden dañarse y hacer que los dispositivos dejen de funcionar.

6. Saturación

Hoy en día, los fabricantes mejoran los chips de sus modelos y estos están preparados para ofrecer una gran rapidez que permiten ejecutar varias tareas de manera simultánea. Sin embargo, esto tiene un límite y cuando estamos realizando varias acciones al mismo tiempo, los procesadores acaban calentándose y repercutiendo en la velocidad. Un sobreesfuerzo frecuente de este componente acaba acortando la vida útil de los mismos.

Procesadores Huawei

7. Aplicaciones y actualizaciones destacadas

El cuidado de los elementos físicos no es el único factor que garantiza un tiempo de uso alargado ya que el mantenimiento adecuado del software y su refuerzo frente a amenazas como virus y malware, también es importante. Para garantizar esto, lo mejor es actualizar los dispositivos instalando las últimas versiones tanto de sistemas operativos como de aplicaciones. Sin embargo, también es aconsejable esperar un tiempo antes de proceder a utilizarlas ya que en las primeras modalidades de estos elementos, persisten fallos que finalmente se corrigen con parches que se lanzan posteriormente.

Como habéis visto, mediante acciones muy simples, es posible garantizar la máxima vida útil de los modelos al mismo tiempo que mejoramos algunos aspectos en materia de productividad. Tras conocer algunos trucos que pueden ser beneficiosos, ¿Pensáis que los fabricantes también deben contribuir mediante la creación de productos cada vez más resistentes, o creéis que la sombra de la obsolescencia programada está sobre toda la electrónica de consumo pese a que intentemos hacerle frente desde casa? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, trucos para aumentar al máximo la velocidad de nuestras tablets y smartphones para que podáis sacar el máximo partido a unas plataformas que ya son imprescindibles en nuestras vidas.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios