HTC One X9 vs Galaxy A7: comparativa

Escrito por
Comparativas

Seguimos con el repaso en nuestras comparativas a los protagonistas del último MWC de Barcelona, aunque nos pasamos ahora del terreno de los híbridos Windows al de los phablets Android, con el dispositivo que protagonizó el paso de HTC (una marca muy de moda ahora que se especula con que se va a hacer cargo de los próximos Nexus durante los próximos 3 años), y que no fue otro que el HTC One X9. Como seguramente sabréis, este no es en realidad un modelo nuevo, sino que había visto la luz ya en China a finales del año pasado, y la noticia era específicamente su lanzamiento en Europa, donde llega para competir una gama media cada vez más reñida. Empezamos enfrentándole con la segunda generación del Galaxy A7, uno de los más populares en este rango. Estas son las especificaciones técnicas de cada uno.

Diseño

Si en la gama alta los materiales premium son ya obligatorios, en la gama media son muy pocos los modelos que prescinden ya de ellos, y, efectivamente, tanto en el Galaxy A7 como en el HTC One X9, nos encontramos con unas elegantes carcasas metálicas. Los dos cuentan también, además, con lector de huellas digitales.

Dimensiones

Los altavoces estéreo frontales, que son el sello de identidad de la gama One, tiene la consecuencia lógica de hacer que estos dispositivos no sean los mejores normalmente en lo que a la optimización del ratio pantalla/tamaño se refiere, a pesar de lo cual hay que decir que el HTC One X9 se queda bastante cerca del Galaxy A7 en este aspecto (15,39 x 7,59 cm frente a 15,15 x 7,41 cm). Tiene también un peso muy similar (170 gramos frente a 172 gramos) y sólo en el grosor se queda un poco rezagado (8 mm frente a 7,3 mm).

x9 pantalla

Pantalla

Salvo por el hecho de que el Galaxy A7 utiliza un panel AMOLED y el HTC One X9 un LCD, prácticamente no hay ninguna diferencia a nivel de especificaciones técnicas entre ambas: las dos tienen 5.5 pulgadas, una resolución de 1920 x 1080 y, por tanto, una densidad de píxeles de 401 PPI. Hay que notar que el phablet de Samsung utiliza la protección Corning Gorilla Glass 4, mientras que en el de HTC no está confirmado si es o no la última versión.

Rendimiento

Por lo que respecta al apartado de rendimiento, en ambos casos tenemos 3 GB de memoria RAM, y la principal diferencia es el procesador que monta cada modelo: en el HTC One X9 es un Helio X10 de ocho núcleos y 2,2 GHz de frecuencia, y en el Galaxy A7 es un Snapdragon 615 de ocho núcleos y 1,6 GHz. El phablet de HTC tiene a su favor que llegará ya con Android Marshmallow.

Capacidad de almacenamiento

Otro punto a favor del HTC One X9 es que, a diferencia de lo que es habitual en la gama media, va a llegar con 32 GB de memoria interna, lo que le da una ventaja sustancial sobre los 16 GB del Galaxy A7. Hay que tener en cuenta, eso sí, que ambos cuentan con ranura para tarjeta micro-SD, lo que ayuda a paliar la diferencia.

Samsung A7

Cámaras

La igualdad retorna en el apartado de cámara, donde nos encontramos con especificaciones técnicas muy similares de nuevo: la cámara principal es de 13 MP y cuenta con estabilizador óptico (la apertura es de f/2.0 en el HTC One X9 y de f/1.9 en el Galaxy A7) y la cámara frontal es de 5 MP en ambos casos.

Autonomía

Ya sabéis que el dato realmente importante es el que nos dejan los tests de autonomía independientes, dado que el consumo es una parte igual de importante en la ecuación, pero de momento sí que podemos decir que, de entrada, la batería del Galaxy A7  es de más capacidad, con 3300 mAh, frente a los 3000 mAh de la del HTC One X9.

Precio

Más incluso que al escoger un dispositivo de gama alta, el precio es siempre un factor decisivo en las luchas dentro de la gama media, pero, desafortunadamente, de momento no podemos sacar conclusiones: si convertimos el precio en China del HTC One X9 a nuestra moneda nos encontramos con que estaría por debajo de los 400 euros, pero lo más probable es que la cifra sea finalmente algo más alta; el Galaxy A7, por su parte, se espera que cueste alrededor de 500 euros.

Compártelo. ¡Gracias!