¿Poca batería?: Nunca hagas lo siguiente si quieres aumentarla

Escrito por
Phablet

Como hemos mencionado en otras ocasiones, la autonomía es una tarea pendiente por solucionar para los diseñadores de tablets y smartphones, pero también, una característica esencial que en última instancia, puede determinar el éxito o fracaso de un modelo y su acogida entre los usuarios. Las tácticas que a día de hoy la mayor parte de los fabricantes están utilizando, vienen por un lado de la mejora de las baterías físicas con un aumento de su capacidad, que permita un mayor tiempo de uso, y por otro lado, la aparición de tecnologías de carga rápida que poco a poco se están consolidando y que permiten llenar un porcentaje importante de este componente en una cantidad de tiempo reducida. 

Finalmente, los desarrolladores de los sistemas operativos que están presentes en cientos de millones de terminales, también intentan mejorar al máximo este parámetro añadiendo mejoras que permiten optimizar tanto los recursos como la gestión que las aplicaciones y los modelos requieren para funcionar correctamente. Sin embargo, nada es eterno y tarde o temprano, las descargas son inevitables y muchos recurren a falsos mitos y creencias para prolongar la vida de las baterías un poco más que a tanto a corto como a largo plazo, acaban repercutiendo negativamente en esta característica. A continuación os presentamos una lista de acciones que no debemos hacer jamás si queremos prolongar al máximo la vida útil pero también, conseguir arañar unos instantes más de uso.

consumo autonomia Lollipop

1. Desactivar el Bluetooth, un mito

La creencia de que inhabilitar este componente es una medida útil para aumentar la autonomía es falsa. Actualmente, utilizamos nuestras tablets y smartphones para navegar por Internet y estar conectados prácticamente a todas horas. Mantenerlo activado evita que los dispositivos recurran a otro tipo de sistemas que sí gastan más batería. Además, con las nuevas mejoras en este tipo de red como el Bluetooth 4.0 que se están incorporando en los nuevos terminales, optimizan aún más el gasto.

2. Cierre de herramientas

En este sentido, nos encontramos con dos hechos: Por un lado, ejecutamos de manera simultánea una gran cantidad de apps que acaban con la batería rápidamente, por otro, pensamos que al cerrarlas, controlamos más los procesos que acaban repercutiendo en la autonomía y nos permiten alargar más las cargas. Sin embargo, esto es cierto solo a medias ya que, pese a cerrar las aplicaciones con mucha frecuencia, aún pueden quedar procesos de las mismas que se ejecutan en segundo plano y que siguen consumiendo. En estos casos, podemos encontrar en un bucle: Cuanto más las cerremos, más se ejecutarán estas, por tanto, volveremos a inhabilitarlas de nuevo y una vez más, volverán a abrirse.

apps android

3. Cuidado con las aplicaciones

Si la navegación es una de las tareas que más realizamos a través de nuestras tablets y smartphones, la reproducción de contenidos audiovisuales y los juegos terminan de completar el podio de usos más extendidos. Todos sabemos que estas herramientas son grandes consumidoras y por tanto, hay que limitar su impacto en situaciones que requieran tener los dispositivos operativos la mayor cantidad de horas posible. Para ello, lo más aconsejado es evitar las aplicaciones que recurren al streaming para ofrecer contenidos, inhabilitar el GPS y no tomar fotografías o grabar vídeos en HD.

4. Nada de WiFi en…

Pese a que las mejores velocidades las obtengamos gracias a las conexiones de datos y las redes inalámbricas, pueden presentarse algunos inconvenientes relacionados con la ubicación geográfica que repercuten en la cobertura y rapidez que estas plataformas pueden ofrecernos. El estar en zonas aisladas o bien, en lugares que no dispongan de las máximas velocidades con cualquiera de estos elementos activados, es uno de los factores que pueden acabar con más rapidez con la batería. En estos casos, lo mejor es prescindir de este tipo de conexiones cuando estemos en situaciones que o bien, no requieran un uso prolongado de Internet o bien, cuando estemos en lugares más remotos.

swift wifi

5. Optimizadores

Por último, mencionamos este tipo de aplicaciones que, pese a resultar extremadamente útiles en muchos casos, también pueden ser contraproducentes y generar un consumo excesivo de batería. Un buen remedio para evitarlo es descargando solamente aquellas que procedan de desarrolladores destacados y no abusar de ellas activando con frecuencia los programas de limpieza y cierre de aplicaciones en segundo plano.

Como habéis visto, al igual que existen una serie de acciones que podemos llevar a cabo para garantizar la máxima vida útil de la batería, también existen otras que o bien basadas en falsos mitos o bien, por el propio funcionamiento de los terminales, también pueden perjudicar el rendimiento de los dispositivos y en mayor instancia, la cantidad de recursos que se consumen a la hora de utilizarlos. Tras conocer algunas tareas que no es aconsejable realizar, ¿Pensáis que la responsabilidad recae en los fabricantes y están obligados a fabricar modelos más resistentes, o sin embargo, creéis que los usuarios también debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para garantizarnos la mejor experiencia de uso posible? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, una guía completa con trucos para aumentar al máximo la autonomía con la que podréis conocer todos los entresijos de un componente imprescindible en nuestras tablets y smartphones.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios