Galaxy Tab A (2016) vs Galaxy Tab E: comparativa

Escrito por
Comparativas

Estos días hemos estado haciendo repaso en nuestras comparativas a las tablets para las que la nueva Galaxy Tab A va a convertirse en un rival complicado, pero también hay alguna para la que el nuevo modelo de 7 pulgadas de la gama puede ser una alternativa interesante que está dentro del propio catálogo de Samsung: la Galaxy Tab E. Esta tablet era hasta el momento, de hecho, la referencia de los coreanos en la gama básica, colocándose un paso por detrás de las que componían la gama Galaxy A. La nueva, sin embargo, puede que nos salga incluso más barata. ¿Qué es lo que las distingue y lo que nos ofrece cada una de ellas? Vamos a verlo repasando sus especificaciones técnicas.

Diseño

Estéticamente son muy similares, algo que tampoco nos puede sorprender, ya que Samsung mantiene bastante ciertos patrones en todas sus tablets: líneas suaves, marcos bastante reducidos y, sobre todo, el distintivo botón home físico. Tampoco viéndolas por detrás encontramos prácticamente nada que las pueda diferenciar.

Dimensiones

Si no hay diferencias estéticas significativas, sí que las hay, y mucho, en lo que respecta a las dimensiones, ya que la pantalla de la Galaxy Tab E es bastante más grande y esto, lógicamente, hace que también sea un dispositivo más voluminoso (18,69 x 10,88 cm frente a 24,19 x 14,95 cm) y pesado (283 gramos frente a 490 gramos). En grosor, no obstante, están muy próximas (8,7 mm frente a 8,5 mm).

Nueva Galaxy Tab A

Pantalla

Como acabamos de comentar, la pantalla de la Galaxy Tab E es más grande (7 pulgadas frente a 9.6 pulgadas), pero no tiene una resolución más alta (1280 x 800 en ambos casos), lo que hace que su densidad de píxeles sea sensiblemente más baja (216 PPI frente a 157 PPI). También hay que tener en cuenta que la tablet nueva recupera el formato 16:10 (optimizado para la reproducción de vídeo), mientras que la otra utiliza el 4:3 (optimizado para la lectura).

Rendimiento

Empate absoluto por lo que respecta al apartado de rendimiento, sin embargo, ya que en ambos casos tenemos un procesador de cuatro núcleos y 1,3 GHz de frecuencia, al que acompañan 1.5 GB de memoria RAM. Sí que hay que decir, no obstante, que la Galaxy Tab E llega con Android KitKat, mientras que la Galaxy Tab A lo hace con Android Lollipop.

Capacidad de almacenamiento

La igualdad se mantiene en el apartado de capacidad de almacenamiento, ya que en ambos casos nos encontramos (como es habitual en la gama básica, por otra parte) con 8 GB de memoria interna que podemos ampliar, eso sí, de forma externa a través de tarjeta micro-SD.

Samsung-Galaxy-Tab-E-apertura

Cámaras

El apartado de cámaras no es precisamente el más importante cuando se trata de elegir tablet (para el usuario medio, al menos), pero incluso para quienes tengan especial interés en él, tampoco tenemos aquí nada que decante la balanza de uno u otro lado: las dos tablets nos ofrecen una cámara principal de 5 MP y otra frontal de 2 MP.

Autonomía

La comparación es complicada en lo que a la autonomía se refiere, y no solo porque no tengamos datos de pruebas de uso real para la Galaxy Tab A aún, como suele suceder con dispositivos recién presentados, lógicamente, sino también porque no se pueden sacar muchas conclusiones tampoco de la diferencia de capacidad de sus baterías (4000 mAh frente a 5000 mAh), ya que alimentan pantallas de tamaños muy distintos.

Precio

Como podéis ver, la Galaxy Tab A, a pesar de su nombre, es básicamente una Galaxy Tab E más pequeña y con formato 16:10, por lo que las dimensiones de la pantalla y el tipo de uso que pensemos que le vamos a dar con más frecuencia, deberían ser casi nuestros únicos criterios para elegir entre una y otra, aunque es cierto que tampoco se puede perder de vista que, evidentemente, la tablet más pequeña será algo más barata: el modelo nuevo se podrá comprar por alrededor de 150 euros mientras que el otro se vende por menos incluso de 180 euros en algunos distribuidores ahora mismo.

Compártelo. ¡Gracias!