5 obstáculos que deben superar las tablets chinas

Escrito por
Tablets

En otras ocasiones hemos hablado de las tablets chinas como un ejemplo de innovación tecnológica en el gigante asiático. Actualmente, podemos encontrar decenas de firmas que ya no reproducen modelos de otras, sino que fabrican cientos de productos y que, en algunos casos, tienen unas especificaciones muy buenas que se combinan con un coste asequible. A primera vista, estos terminales pueden resultar atractivos para una masa de consumidores y usuarios cada vez más exigente y para muchos, pueden suponer buenas alternativas que no tienen nada que envidiar a los productos de las compañías más potentes que existen tanto dentro como fuera de sus fronteras. 

Precisamente esta táctica basada en precios bajos y buenas características es una de las razones del éxito de los dispositivos fabricados en el país de la Gran Muralla. Sin embargo, la herencia arrastrada durante décadas y que ya hemos comentado en otras ocasiones, sigue estando presente en algunas marcas. A continuación os damos más detalles sobre una lista de los problemas más comunes que las tablets chinas, en especial las de coste reducido y procedentes de fabricantes menores, aún siguen arrastrando y que les restan atractivo a la hora de posicionarse con éxito en el mercado.

onda v919 tablet

 

1. Batería

Hace unos días os comentábamos que la autonomía sigue siendo una de las grandes tareas pendientes por solucionar en el terreno de las tablets low cost. Pese a que poco a poco, asistamos a la implantación de tecnologías de carga rápida y las baterías tengan una capacidad mayor, en algunos casos esto no resulta suficiente, ya que algunos terminales no entran en suspensión totalmente cuando dejamos de utilizarlos, y se produce un drenaje de la batería que disminuye aún más la duración de la misma. Este problema puede solventarse, en parte, con un gestor de aplicaciones. Sin embargo, existe otro inconveniente que debemos tener más en cuenta y es el hecho de que este componente es más propenso a sobrecalentarse, ocasionando fallos de funcionamiento serios y a medio plazo, una reducción significativa de la vida útil de esta característica.

2. Software anticuado e inestable

Otra de las mayores limitaciones que comentábamos hace unos días, era el hecho de que muchas tablets low cost contienen versiones de Android anticuadas. Esto no puede suponer un inconveniente serio si son estables. Sin embargo, en muchos casos, esto no es así ya que en muchos terminales, las caídas y cierres inesperados de las aplicaciones y de las tareas son algo frecuente. A largo plazo, esto puede entorpecer mucho la experiencia de uso del dispositivo. ¿Cuál es la causa? La respuesta la encontramos en las trabas que algunos fabricantes ponen a la hora de modificar los códigos fuente que permitan corregir los fallos, que, al mismo tiempo, da como resultado que aparezcan pocas actualizaciones de calidad y que se perpetúen los errores.

Android 43 4k

 

3. La velocidad no lo es todo

En el rendimiento, nos encontramos con una fortaleza importante que sin embargo, también esconde una debilidad a considerar. Los procesadores que poco a poco vemos en las tablets chinas más asequibles proceden de grandes fabricantes y en algunos casos, pueden alcanzar frecuencias superiores a los 2 Ghz. Sin embargo, muchas cuentan con chips anticuados que no solo cuentan con velocidades bajas que raramente superan los 1,5 Ghz, sino que, al igual que la batería, también padecen sobrecalentamientos que originan fallos de transmisión de los impulsos eléctricos y que repercuten en aspectos como la ejecución de juegos o la reproducción de contenidos de manera lenta.

4. ¿Buenos acabados?

El plástico ha ido perdiendo protagonismo poco a poco como elemento clave en las carcasas para dar paso al metal. En el caso de los terminales más baratos, las aleaciones aún se resisten a aparecer, sin embargo, podemos ver algunos elementos como marcos de aluminio o acabados más elaborados que destierran diseños toscos y no muy atractivos visualmente. Pero los materiales no lo son todo, ya que el montaje de los mismos también tiene que ser algo cuidado al milímetro que, en muchas ocasiones, no se tiene demasiado en cuenta. Esto da como resultado que se creen vacíos entre los componentes internos como los altavoces que repercuten negativamente en una correcta audición de los contenidos.

pipo w3 pantalla

5. Pocas aplicaciones

Por último, mencionamos una característica que no es muy frecuente, pero que sin embargo, puede ser importante. Hablamos de la ausencia de catálogos de aplicaciones como Google Play que reduce, de manera significativa, todas las oportunidades que puede ofrecer una tablet china que, en otras prestaciones como la imagen, sí puede suponer una opción a tener en cuenta. En algunos casos, nos encontramos que entre la lista de especificaciones, no encontramos las apps de los de Mountain View entre las funciones que poseen.

Terminales con luces y sombras

Como habéis visto, algunos productos Made in China, siguen arrastrando carencias importantes que pueden acabar siendo una mala experiencia para los usuarios que los adquieren. Esto no quiere decir que el sector de la electrónica de consumo del gigante asiático sea malo, sino que más bien, aún puede experimentar una mejora más contundente con el perfeccionamiento de unos terminales que pueden usar su bajo precio como reclamo. Tras conocer algunas de las trabas que aún deben superar estas tablets, ¿Pensáis que se trata de problemas comunes a todos los fabricantes y que todas las firmas, independientemente de su tamaño o procedencia, presentan carencias importantes, o sin embargo, creéis que las compañías de esta región, a través de aspectos como su coste, reflejan sus debilidades y resultan poco atractivas para los usuarios? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, una lista de las mejores firmas chinas low cost para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios