Pruebas que supera una tablet antes de venderse y que desconocías

Escrito por
Tablets

En el sector de la electrónica de consumo observamos una situación muy curiosa: Por un lado, está el eterno debate de la obsolescencia programada y la creencia de millones de usuarios de que los productos que adquieren, están destinados a tener una vida útil muy corta. Por otro lado, nos encontramos con el hecho de que la mayor parte de las marcas, están perfeccionando sus dispositivos día tras día a través de mejoras como unas carcasas de materiales más resistentes, tecnologías de refuerzo de pantallas o reducción del tamaño de los componentes internos y todo ello, también acompañado de una bajada de costes en muchos casos. Todo esto con el fin de prolongar al máximo el tiempo de uso de unas plataformas imprescindibles en nuestro día a día pero también, de hacerlas lo más atractivas posible en un contexto marcado por la competitividad.

Pese a que cada región y compañía tienen sus propias normas de calidad a la hora de testar los modelos que lanzarán al mercado posteriormente, podemos encontrarnos todo tipo de pruebas dirigidas a comprobar si un terminal está listo o no. A continuación os contamos más sobre todos los controles que debe pasar una tablet antes de salir a la venta y en algunos casos, nos encontraremos con algunos que pueden resultar como mínimo, impactantes.

Z4 tablet de perfil

Parámetros que se ponen a prueba

En la mayoría de los casos, los tests que se hacen son muy exahustivos. Entre los indicadores que más se trabajan con el objetivo de convertir un modelo en algo más duradero encontramos los cambios bruscos de temperatura con exposiciones a situaciones de frío y calor casi extremos, resistencia al agua y a la humedad y fortaleza frente a golpes, caídas e incluso presiones muy elevadas para comprobar la presión que pueden soportar tanto las carcasas frontal y trasera de una tablet o smartphone, como la pantalla en sí misma. A través de estas pruebas, los fabricantes pueden conocer cuáles son los límites que puede alcanzar un modelo.

1. Polvo

Aunque pueda parecer algo simple, el polvo es uno de los mayores responsables del mal funcionamiento de una tablet que puede llegar a provocar incluso su inutilización. Con el tiempo, si no mantenemos limpios o protegidos con una funda los terminales, éstos pueden acumular gran cantidad de este elemento. Para probar su resistencia al mismo, los fabricantes utilizan talco, que, aunque es tan fino como las partículas de polvo, su color hace que sea detectable y rápido de eliminar.

z4 pantalla

2. Caídas

A todos se nos ha caído al suelo nuestro dispositivo en más de una ocasión. Una creencia muy extendida y que en muchos casos es cierta, se basa en que el terminal sufre daños más importantes si se golpea primero en las esquinas que si lo hace con la cubierta trasera o la pantalla. Para ver la resistencia de las tablets y smartphones a este elemento, se los tira a distancias que oscilan entre los 50 centímetros y el metro de altura en una caja que rota sobre sí misma.

3. Botón de encendido

En tercer lugar, destaca otra prueba que testea cuántas veces podemos pulsar el botón de encendido antes de que el terminal deje de funcionar. Se introduce a la tablet o smartphone en cuestión en una máquina que comprueba el número de pulsaciones que puede soportar este componente hasta que deja de responder correctamente. En relación a este parámetro, existe un mito muy extendido que afirma que los dispositivos dejan de funcionar al presionar este botón entre 3.000 y 5.000 veces dependiendo del fabricante.

Xperia Z4 tablet angulo de vision

4. Resistencia de la pantalla

Para esta cuarta prueba, se utilizan prensas hidráulicas de hormigón. Se apoya el dispositivo sobre la inferior y poco a poco, se baja la superior hasta contactar con la pantalla del terminal. De manera gradual, se le va añadiendo más carga hasta que el dispositivo acaba fracturado. Con esto, no solo se mide la resistencia del panel, sino también de las carcasas y resulta muy útil para comprobar la duración de un modelo a situaciones tan cotidianas como guardarlo en nuestros bolsillos.

5. Agua

Por último, destacamos la capacidad de soportar el líquido elemento. Aquí nos encontramos con varios tipos de pruebas. Desde aquellas que se basan en mojar el terminal ya sea con gotas o con cantidades más importantes de líquidos introduciéndolo en recipientes, hasta someter a la tablet a condiciones de humedad ambiental que repercuten en el funcionamiento de los componentes internos y que por otro lado, pueden empañar las pantallas y entorpecer la visión.

xperia z4 tablet agua

Como habéis visto, antes de que un nuevo modelo salga al mercado, es producto de diversos exámenes en los que se pone a prueba la resistencia de sus carcasas, la capacidad de absorción de polvo y agua, o los cambios de temperatura. Con esto, se observan los fallos más importantes y las vulnerabilidades a las que puede estar expuesto un dispositivo y al mismo tiempo, permite a los fabricantes trabajar más para conseguir tablets y smartphones más duraderas. Tras conocer más sobre las pruebas que debe superar todo aparato antes de llegar a nosotros, ¿Pensáis que son realmente útiles o sin embargo, creéis que la sombra de la obsolescencia programada aún planea sobre el sector de la electrónica de consumo? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, todas las fases por las que debe pasar un sistema operativo antes de ser lanzado de forma masiva para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!