La Chuwi Hi12 con Windows 10, al detalle: ¿Una verdadera alternativa a la Surface Pro 4?

Escrito por
Tablets

A priori, si tenemos en cuenta todo lo que ofrece la Chuwi Hi12 en su hoja de especificaciones y y después miramos su precio, parece una trampa. ¿Cómo un terminal de 12 pulgadas, con pantalla Quad HD, un potente procesador Intel, acabado metálico, 4GB de memoria RAM y 11.000 mAh de batería puede costar tanto sólo 224 euros? Nos acercamos en detalle a este producto para evaluar sus ventajas e inconvenientes.

Nuestros compañeros de El Androide Libre han publicado un hands-on con la Chuwi Hi12, un dispositivo que hemos tratado en alguna ocasión en TabletZona y cuya relación calidad precio nos tiene realmente fascinados. A pesar de que se encuentran algunas flaquezas en la tablet, el artículo subido en este popular medio nos da una idea de la buena compra que puede resultar si nuestro bolsillo no nos permite acceder a equipos algo más premium.

Chuwi Hi12 (Windows 10): cómo comprar desde España por unos 250 euros

La Chuwi Hi12 dual boot (Windows 10 y Android) ya está a la venta. Cómo comprar desde España

Chuwi Hi12: pocas flaquezas y no precisamente de hardware

Aunque personalmente debo admitir que Android ha sido siempre el sistema operativo en el que me he sentido más cómodo, no cabe duda de que Windows está mejor acondicionado para determinadas tareas, sobre todo en el ámbito productivo. Esta superioridad no se sustenta sólo sobre servicios como Microsoft Office, sino también el una multiventana real o en la habitual conectividad de sus equipos, que permite fácilmente instalar ratón y teclado.

A pesar de que Windows 10 soporte programas pesados, su estabilidad en ocasiones deja mucho que desear, su tienda de aplicaciones es corta y de extraño y precario funcionamiento, al menos en una tableta.

tablet Chuwi Windows 10 inicio

La pantalla muestra alguna debilidad también, especialmente en el apartado de los reflejos. El nivel de brillo se queda un poco corto a veces y no llega a compensar esta carencia. Por tanto, la visibilidad en exteriores no es una de sus virtudes. Por otro lado, EAL destaca que, al compararlo con una tablet Android, con la Chuwi Hi12 perdemos movilidad; pero eso es algo consustancial a las 12 pulgadas, sea cual sea la plataforma en la que trabajamos.

Gran potencia y buena autonomía, sus mejores bazas

Dejando a un lado su precio, lo mejor de la Chuwi Hi12 es que es capaz de soportar un Windows 10 de escritorio y correr programas y juegos con total solvencia, sin calentarse demasiado y sin quemar la imponente carga máxima de 11.000 mAh. En total. Tendremos alrededor de unas 7 horas de pantalla encendida llevando a cabo tareas exigentes con el equipo, lo cual nos proporciona una autonomía realmente destacable.

tablet Chuwi Windows 10 puertos

A pesar de tener el USB colocado en el perfil izquierdo (algo no muy apto para la mayoría de usuarios, que son diestros) las ventajas en cuanto a puertos y conectividad del dispositivo son obvias. Estamos ante un dispositivo que nos va a permitir desempeñar labores de ofimática de manera muy similar a si tratáramos con un portátil, aunque en Windows 10 los iconos y botones son reducidos por defecto y tal vez debamos ajustar el tamaño de todos estos componentes para operar con mayor comodidad.

El chasis de la Chuwi Hi12 es metálico, ofreciendo una buena sensación de calidad al usuario. A pesar de que, como decimos, es una tablet menos manejable que la clásica Android de 10 pulgadas o que un iPad de 9,7, sus líneas están más ajustadas que las de un ultrabook.

tablet Chuwi Windows 10 boton

La gran duda: el medio-largo plazo

La gran incógnita de un producto tan barato y de tan buenas especificaciones descansa sobre la cuestión de cómo va a resistir al paso del tiempo. No entendemos realmente cómo a Chuwi le cuadran las cuentas vendiendo un dispositivo tan aparentemente avanzado por menos de 230 euros y la gran prueba de fuego para el dispositivo estará en su envejecimiento. Si no comienza a darnos problemas después de un uso medianamente prolongado, habremos hecho una compra extraordinaria, qué duda cabe.

Compártelo. ¡Gracias!