El adiós de Intel a las tablets deja un panorama complicado en Windows 10

Escrito por
Windows 10

A priori, la decisión de Intel de abandonar el segmento de las tablets puede resultar equivocada, puesto que el más que previsible crecimiento de los dispositivos híbridos era una oportunidad de oro para que el fabricante de procesadores se consolidara en el terreno de la movilidad. Sin embargo, todo apunta a que la situación financiera de la compañía no permitía una inversión cuyo retorno no fuera inmediato.

A lo largo del fin de semana, nos encontrábamos con una noticia que conseguía entristecernos. Después de unos compases algo turbulentos, era el momento de empezar a construir algo capaz de trascender y sin embargo, en Intel se han visto obligados a cancelar el proyecto de desarrollo de los chips SoFIA y Broxton para smartphones y tablets, llamados a abanderar su nueva hornada. Qualcomm, Mediatek, Samsung o Nvidia les han comido la tostada en un terreno que hace escasos años era absolutamente propicio para Intel.

Las tablets con Intel ATOM, una opción interesante aunque marginal

La cuestión es que Intel comenzaba a hacerse un hueco en dispositivos en los que, si no se produce un vuelco de todos los pronósticos, estarán comiendo una importante porción del segmento en un plazo medio. Terminales como la Xiaomi Mi Pad 2 o la Chuwi Hi12 han demostrado que sobre la base de un Intel ATOM se pueden construir equipos espectaculares y accesibles para quienes no alcanzar a reunir los 1000 euros que cuesta una Surface Pro 4 o una Galaxy TabPro S.

La Chuwi Hi12 con Windows 10, al detalle: ¿Una verdadera alternativa a la Surface Pro 4?

Lo importante además, es que el fabricante estaba demostrando músculo en el apartado de la ingeniería (no tanto en el financiero) y sus procesadores eran capaces de mover un sistema operativo completo con solvencia, mientras que parece harto complicado que un Snapdragon alcance esos niveles eficiencia / calidad / precio, tal y como se está manejando su desarrollo actualmente.

intel-logo

La conectividad LTE 4G ha sido, sin embargo, la baza decisiva para hacerse con una posición hegemónica desde hace 2 o 3 años y eso Qualcomm lo manejó como ningún otro competidor.

Sí hay futuro para la Surface Pro 4 y otras gamas altas

Lo que se puede salvar de todo esto, no obstante, es que lógicamente los Intel Core i5, i7 o la reciente línea ‘m’ seguirán trazando una evolución normal, incluso ascendente, en equipos que aspiren a la gama alta. Intel continúa teniendo protagonismo innegable en el segmento del PC y parte de su destino se decidirá ahí, en si los fabricantes demanden mayor potencia para llevar a cabo tareas verdaderamente pesadas con eficiencia.

Fuente: androidcentral.com vía cuevadeandroid.com

Compártelo. ¡Gracias!