Tablets, phablets y cámaras: ¿Qué podremos ver en 2016?

Escrito por
Tablets

El fenómeno selfie, ha dado como consecuencia que los fabricantes hayan lanzado nuevos dispositivos con unas prestaciones de imagen muy elevadas si las comparamos con los terminales que comercializaron hace tan solo 5 años. En 2014 y 2015, fuimos testigos de un aumento general de la resolución de las cámaras que equipaban los diferentes modelos, una mejora que se extendió por la mayor parte de las firmas y que permitió llegar a los sensores a unas cifras de resolución récord que, en casos puntuales, superaban los 20 o incluso 23 Mpx. Por otro lado, se perfeccionaron funciones que ya hemos comentado en otras ocasiones como el autoenfoque, o la aparición de flashes delanteros.

Si anteriormente, os comentábamos las tendencias en líneas generales que veríamos en este año en las tablets, hoy es el turno de centrarnos en algo más concreto y ver hacia qué dirección pueden ir las diferentes compañías para dotar a sus futuros productos de los mejores sensores de imagen. A continuación, os contamos qué veremos en cuanto a las cámaras que equipan estos soportes y otros de menor tamaño e intentaremos comprobar si hemos asistido a un cambio de rumbo, o, sin embargo, se mantiene la hoja de ruta establecida hace un par de años.

G4 camaras

Un camino en común

Antes de comenzar, debemos preguntarnos antes a qué hemos asistido en los últimos tiempos en lo relacionado a esta característica. Como recordamos, la línea seguida ha ido enfocada hacia el aumento de las resoluciones y la adición de funciones adicionales. Por otro lado, también se ha incrementado el número de aplicaciones disponibles tanto a nivel usuario como más profesional dirigidas a la imagen. Sin embargo, hasta aquí acaban los puntos en común entre tablets y smartphones en estas características ya que cada soporte ha emprendido una línea de desarrollo paralela que se traduce en usos diferentes de las cámaras o más bien, a la creación de estos componentes para fines concretos.

Tablets: Cámaras para la productividad

En el caso de los terminales de mayor tamaño, nos encontramos una vez más con una categorización en gamas que también se traduce en diferentes propiedades de imagen. Las tablets más asequibles y por otro lado, las de menor tamaño, están equipadas, en muchos casos, con sensores que pueden llegar a los 5 Mpx que cumplen con las expectativas de los usuarios tipo de estos dispositivos: Consumidores que buscan la tablet como complemento para el ocio. Sin embargo, las mejoras más notables podemos verlas en aquellos dispositivos enfocados al ámbito laboral como el último modelo de la serie Surface, que con su cámara trasera de 8 Mpx, también puede grabar contenidos en HD y que busca ser una buena opción en aspectos como la realización de videollamadas con unas prestaciones más elevadas pero que también, junto a un conjunto de aplicaciones y programas, ayuda a colectivos profesionales concretos como arquitectos o diseñadores.

tablets-mejor-camara

Phablets: Ocio en estado puro

Los smartphones han sido los soportes que han cambiado la manera de concebir la fotografía tanto por parte de los profesionales, como de los usuarios. La aparición de los selfies ha sido la responsable, en gran medida, de un aumento de la nitidez de los sensores. Sin embargo, la guerra de las resoluciones iniciada aproximadamente en 2014 y que permitió alcanzar a algunos terminales de Sony o Huawei, parámetros récord, ha dejado paso a otra serie de fenómenos enfocados a mejorar la apertura del diafragma (que determina cuánta luz entra a través de las cámaras) , o los objetivos angulares, que complementan al diafragma.

¿Y ahora qué veremos?

A las mejoras que os hemos comentado antes, debemos añadir las dos líneas en las que los fabricantes se están centrando actualmente: Por un lado, el procesamiento de la imagen, ya que no sirve de nada tener unas resoluciones elevadísimas si la fotografía o vídeo no podemos eliminar elementos que generen ruido en las mismas, que aparezcan píxeles muertos o cambios de saturación o contraste bruscos entre otras. Al mismo tiempo, estamos siendo testigos de la doble óptica y la aparición de terminales con dos cámaras traseras como ya sucede con el P9 de Huawei. Por último, vemos como marcas que han sido referentes en las prestaciones de imagen como por ejemplo, Sony, están desarrollando tecnologías como Píxel Binning, que agrupa los píxeles en montones de 4 y luego los fusiona con el objetivo de optimizar la imagen eliminando elementos innecesarios, o las autofotos.

Huawei P9 Plus Leica

Como habéis visto, en el campo de la imagen estamos asistiendo a mejoras importantes que se están sucediendo en un período relativamente corto de tiempo. Tras conocer qué podemos ver actualmente en el ámbito de la imagen y qué estrategias seguirán las firmas, al menos, en los próximos meses, ¿Pensáis que es necesario que antes se mejoren otras prestaciones como la autonomía, o una mejor gestión de los recursos, o sin embargo, creéis que estos avances en materia de sensores de captación serán claves para garantizar el éxito o fracaso de futuras tablets y smartphones? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, una lista con phablets que poseen grandes cámaras y pantallas para los amantes de los selfies, para que podáis opinar vosotros mismos sobre la hoja de ruta que deberían seguir estas características próximamente.

Compártelo. ¡Gracias!