Phablets medias antiguas y actuales, ¿Cuáles merecen más la pena?

Escrito por
Phablet

Dentro del universo Android, podemos encontrarnos con varios datos que sirven para medir la magnitud del software más utilizado del mundo. Como hemos recordado en otras ocasiones, 1.300 millones de usuarios utilizan esta plataforma a diario. En el lado de los fabricantes, nos encontramos con que actualmente hay más de 1.200 marcas que, independientemente de su lugar de procedencia o del tipo de productos que lancen al mercado, ofrecen más de 24.000 modelos diferentes que se ajustan a todo tipo de públicos, precios y finalidades. Por otro lado, destacamos la presencia de interfaces propias o independientes como Miui, Cyanogen u Oxygen que recogen elementos del sistema del robot verde.

Toda esta oferta puede dar lugar a dudas entre los usuarios y a que muchos se cuestionen cuáles son los mejores modelos no solo entre los disponibles actualmente, sino también entre los que ya llevan un tiempo en el mercado y que continúan siendo alternativas a tener en cuenta por consumidores de todo el mundo. En estas situaciones pueden surgir cuestiones como “¿Qué es mejor, una phablet nueva o una más antigua?” y si tenemos en cuenta aspectos como el coste de las mismas o algunas de sus prestaciones, la confusión puede ser mayor. A continuación intentaremos ver cuáles son las ventajas e inconvenientes de ambos, y pondremos algunos ejemplos que pueden desmontar esquemas establecidos con anterioridad sobre los dos tipos de dispositivos.

Phablets

Algunos cambios que vemos actualmente

Como hemos mencionado en otras ocasiones, la electrónica de consumo es un sector que avanza a gran velocidad. Una muestra de ello, la podemos ver en los cambios que hemos encontrado en muchos aspectos y en los que se esperan de aquí a un año. En 2014 y 2015 asistimos a un cambio de tendencia en el que los consumidores pasaron de preferir dispositivos de menor tamaño, a otros que superaran las 5,5 o incluso 6 pulgadas. Al mismo tiempo, vimos aterrizar tecnologías como la carga rápida o una mejora de la resistencia y resolución de los pantallas. En 2016, la realidad virtual es la gran apuesta y todo apunta que, en 2017, comenzaremos a ver las primeras phablets modulares que nos permitirán configurar nuestro propio dispositivo como si se tratara de un puzzle añadiendo o eliminando componentes.

Frente a estos cambios, ¿Qué pueden ofrecer los terminales más antiguos?

A primera vista, puede parecer que el progreso tan rápido en este ámbito, deja poco lugar para los dispositivos que superan los dos años de vida en el mercado y que, para muchos, ya pueden parecer anticuados. En contra de estos modelos, aparecen factores como sistemas operativos que no ofrecen todas las mejoras en aspectos como la seguridad o la privacidad, pero que sin embargo, como sucede en el caso de Android Kit Kat, siguen ocupando casi un tercio de la cuota de mercado, o también, procesadores que ya quedan lentos si los comparamos con los de nueva generación. Sin embargo, los fabricantes no optan por retirar definitivamente estos modelos sino por ofrecer mejoras. Un ejemplo es el LG G3, que ya lleva casi dos años entre nosotros y que destacó en su momento por características como una pantalla con una resolución de 2560×1440 píxeles, un procesador capaz de alcanzar velocidades punta de 2,5 Ghz y que aún sigue siendo muy elevado, o una RAM de 3 GB. Otro de los atractivos de esta phablet, es que ha recibido soporte para actualizar a Marshmallow. En Estados Unidos, se comercializa aproximadamente por unos 200 dólares, lo que también es un aspecto muy positivo.

LG G4 vs LG G3 pantalla

Phablets nuevas: Una fragmentación mayor

Como hemos recordado antes, la oferta de dispositivos no para de aumentar. En poco tiempo, han aparecido otros actores que proceden especialmente de los mercados asiáticos y que intentan imitar a las grandes firmas ofreciendo, dentro de sus posibilidades, terminales que son punteros en algunas características como el tamaño de las pantallas pero que, sin embargo, presentan fallos de funcionamiento importantes o tienen unos rasgos que hacen que pasen sin pena ni gloria dentro de un sector en el que las compañías más grandes siguen siendo las más elegidas por los consumidores. Una de las estrategias que más hemos visto plasmadas en los nuevos dispositivos va encaminada hacia un aumento de la memoria RAM o a una reducción en los costes que, sin embargo, va en paralelo con una mayor diversificación con la que se pretende llegar a públicos tanto de la gama de entrada como de la más alta. Un ejemplo es el Honor 5X, que pretende ser un referente dentro de los terminales más asequibles con características como una carcasa metálica que ya comienza a extenderse incluso entre este tipo de terminales, una pantalla de 5,5 pulgadas y una RAM de 3 GB entre otras prestaciones.

Honor 5X blanco

Entonces, ¿Cuáles son mejores?

Resulta complicado aclarar qué tipo de dispositivos puede ofrecernos una mejor experiencia de uso. Al igual que sucede en otros ámbitos, en la electrónica de consumo todo es relativo y debemos tener en cuenta varios aspectos importantes a la hora de decantarnos por uno u otro modelo. El tipo de usuario al que va dirigido, el manejo que vamos a darle a la phablet una vez la adquiramos, y por último, su coste, son algunos de los parámetros que debemos tener en cuenta. Lo que sí es cierto es que ya sea con productos no tan actuales o con otros que acaban de aterrizar, la cantidad de modelos a nuestro alcance es enorme y éstos han cambiado nuestros hábitos de comunicación, ocio y trabajo. Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, una lista con smartphones de más de 6 pulgadas low cost para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!