Moto G4 Plus, más allá de las especifiaciones. Así es el día a día con el phablet de Motorola

Escrito por
Motorola

A pesar de contar con equipos de mayor calibre, si hay una sección donde Motorola se ha hecho un hueco en los últimos años es en la gama media. El Moto G4 Plus se presenta como la apuesta en ese rango para este 2016 y aunque sus especificaciones sean de sobra sabidas, hoy os invitamos a dar un paso más allá y conocer algunas de las sensaciones que deja el terminal tras uso.

Nuestros compañeros de El Androide Libre han publicado recientemente un análisis del Moto G4 Plus recopilando todas sus impresiones sobre el producto a lo largo de una semana. Así pues, podemos hacernos una idea de esta nueva apuestas ideada por Lenovo para mantener al mítico fabricante de origen norteamericano a la cabeza de la gama media. Un reto complicado con la enorme cantidad de smartphones que llegan desde China amenazando el trono.

Rendimiento y diseño generan dudas

Como señala la redacción de EAL, el único reproche que se le puede hacer al Moto G4 Plus desde el punto de vista del rendimiento es que no haya apostado por un Snapdragon 650 / 652 en lugar del 617. Una RAM un poco más amplia también habría significado asegurar el tiro. No es que se tengan quejas de las capacidades base del terminal, que funciona más que correctamente, es que un punto más de potencia habría ayudado a afianzar la posición general del producto y es que es aquí donde más puede sufrir si lo comparamos con otros gama media, como pueda ser el Redmi Note 3 Pro, por ejemplo.

Redmi Note 3 Pro: reflexiones tras un mes con el phablet económico de Xiaomi

Todo lo relativo al diseño continúa siendo problemático en torno al Moto G4. Este año repite el plástico, un tanto resbaladizo, se pierde la protección contra el agua y el lector de huellas cuenta con una ejecución poco apropiada, un tanto saliente que hace que lo toquemos más de la cuenta (realizando desbloqueos fallidos) al moverlo o sacarlo del bolsillo.

Moto G4 Plus: A la altura de los tiempos

Tras hacer un breve repaso de esos dos apartados menos favorables, la siguiente reflexión es que el Moto G4 Plus ha llevado a la gama media a nuevos terrenos que antes eran exclusivos de productos mucho más caros. Este G4 Plus no parece tanto un sucesor del G3 como del Moto X Play, lo cual es síntoma de la que gama media avanza a pasos agigantados. Además, una compañía como Motrola siempre ofrecerá mayor seguridad y comodidad en la adquisición (y postventa) del producto.

Motorola Moto G4 Plus escaner

Sin ir más lejos, la cámara, a pesar de que sus resultados son irregulares a plena luz del día, no tiene nada envidiar a la de equipos de 600 o 700 euros. De hecho, a diferencia de otros gama media (el Redmi Note 3 Pro vuelve a ser la referencia) el gran esfuerzo se ha hecho precisamente en el apartado óptico.

Aunque el sensor de huellas no presenta el mejor diseño posible, su respuesta sí es muy buena. También es un acierto que la pantalla ascendiera hasta las 5,5 pulgadas, tamaño cada vez más cerca de convertirse en un nuevo estándar, especialmente desde que el smartphone es más un centro multimedia que un objeto con el realizar llamadas telefónicas. Los colores en la display son realistas y si alguna vez encontramos una saturación algo excesiva, podemos movernos al Modo Normal en el menú de ajustes.

Motorola Moto G4 Plus blanco frontal

El terminal trae una versión pura de Android muy similar a la de los Nexus. Así pues, el rendimiento del equipo, a pesar de que su procesador no es el que a muchos les gustaría, resulta bastante satisfactorio. También en la gestión energética destaca este Moto G4 Plus. Sus 3.000 mAh llegan a las 5 horas de pantalla con tranquilidad y su carga rápida consigue que tras unos pocos minutos enchufado a la red, dispongamos de varias horas horas de uso.

Te invitamos a consultar el análisis completo del Motorola Moto G4 Plus siguiendo este enlace.

Compártelo. ¡Gracias!