Opinión: OnePlus 3, ¿se ha perdido toda la magia?

Escrito por
Phablet

Ayer conocimos oficialmente el OnePlus 3 y aunque sin duda es un dispositivo apetecible, la compañía china parece destinada a enfrentarse una y otra vez a su primer modelo, el único que verdaderamente nos dejó boquiabiertos. Lo cierto es que al final la leyenda de un terminal se forja con el uso pero, por el momento, vemos más fuegos de artificio que hechuras de estrella en el producto presentado ayer.  

Hay una cuestión que quizá sea innegable: OnePlus podría dar lecciones de marketing a algunas otras compañías más importantes. Ya sea en un tono provocador (que no deja a nadie indiferente, aunque acabe recibiendo fuertes críticas) o por el mero hecho de insistir una y otra vez con su producto vía correos electrónicos, notas de prensa, subida y bajada de precio o venta flash, tenemos todos los días noticias de la firma, cuando su catálogo no da para tanto.

OnePlus 3 Galaxy S7 Nexus 6P

Pantalla ambient display pero… ¿todavía 1080p?

Todos los fabricantes importantes han lanzado terminales con pantallas Quad HD, incluso algunos como Sony, han alcanzado el 4K. En 5,5 pulgadas, aunque no sea algo dramático, el salto en la resolución del panel se nota y a pesar de las ventajas que pueda suponer en determinadas áreas el montar una pantalla AMOLED, quedarse a un paso de los mejores no te iguala a ellos.

El OnePlus One tenía, apartado por apartado, al menos iguales especificaciones que los mejores Android del momento (HTC One m8, Galaxy S5, Xperia Z2, etc.) y en algunos casos incluso las mejoraba. Este año no es así.

¿Qué fue de Cyanogen? ¿Es realmente mejor Oxygen?

Si por algo empezamos a hablar del OnePlus One en su momento es por correr de forma nativa Cyanogen OS. De acuerdo, las actualizaciones no eran tan rápidas como en CyanogenMod, pero seguía mostrando lo mejor de Android: un sistema personalizable, limpio de capas y rápido, para algunos incluso por encima los Nexus del momento… en definitiva, era una de las experiencias más potentes del mercado móvil y aún lo sigue siendo.

OnePlus One Cyanogen

¿Acaso el tema de las actualizaciones ha mejorado con Oxygen? Ni de lejos. El OnePlus One recibió antes Android Marshmallow que el modelo del pasado año (hace tan sólo unos días). Sinceramente, a estas alturas creemos que OnePlus se sirvió de Cyanogen para darse publicidad y lo desechó cuando ya tenía un nombre.

Diseño metálico… ¿es para alardear a estas alturas?

El primer OnePlus One con su acabado rocoso, duro y a prueba de arañazos planteaba un concepto original y atractivo. ¿Nos gusta el metal? por supuesto que sí. ¿Tiene algo de novedoso? lo dudamos mucho. Siendo más o menos claros, el diseño del OnePlus 3 es una copia del HTC 10. Hace tres años hubiera tenido mérito meter aluminio en la fabricación, pero es que hoy en día nos encontramos con terminales de materiales muy similares por 100 euros.

Está bien que se hayan pasado al metal. Ojo, no decimos lo contrario, pero que no lo vendan como si fueran los pioneros.

Otra vez mismo el mismo sistema de carga

OnePlus ha mejorado los tiempos de carga y ha conseguido (según la firma alega) que el terminal no se caliente lo más mínimo en el proceso. Sin duda, esto es interesante, pero debemos saber que sólo funciona así con el kit oficial que viene al comprar el OnePlus 3. Lo interesante de los sistemas USB es que son estándar y si un cable se nos estropea, si estamos en casa de un amigo o si se nos olvida de viaje, siempre podemos hacernos con uno prestado y salvar las inconveniencias.

Conclusiones acerca del OnePlus 3

Mentiríamos si dijéramos que el OnePlus 3 es un mal producto pero lo haríamos de igual manera si mantuviéramos que la compañía china conserva la excelencia de su primer modelo. El OnePlus One fue para muchos el sucesor natural del Nexus 5 en 2014, mientras que este modelo puede ser uno más entre una oferta muy variada de terminales.

OnePlus One Nexus 5

Incluso si nos vamos a su precio, lejos quedan los 400 euros actuales de los 270 euros que costaba aquel dispositivo que nos encandiló hace dos años, y es que nos tememos que la compañía china impuso en su primer envite una línea que no era sostenible, sólo para hacerse un nombre, y ahora estamos viendo cuál es el verdadero músculo de OnePlus, capaz de construir buenos Android pero no extraordinarios.

Compártelo. ¡Gracias!