Si vas a comprar una tablet nueva, ojo con las imitaciones

Escrito por
Tablets

Adquirir una nueva tablet que se ajuste a nuestras necesidades, puede ser una tarea complicada si tenemos en cuenta que por ejemplo, en el caso de Android, nos podemos encontrar con más de 24.000 modelos diferentes de todos los precios y características posibles. Sin embargo, esta diversificación también puede ser un problema, ya que la existencia de un gran número de marcas que compiten en el mercado, da como resultado que en algunos casos, nos encontremos con dispositivos que no cumplen con lo que prometen o que simplemente, no sirven para nada y son pisapapeles que nos han salido algo caros.

Con este incremento sustancial en el número de fabricantes, también se han multiplicado los canales de venta. Las tiendas físicas pertenecientes a grandes cadenas, han tenido que ceder parte de su espacio a las tiendas online, que tienen como puntos fuertes la supresión de los desplazamientos y especialmente, un precio más competitivo. No obstante, en estos portales podemos exponernos a riesgos importantes que nos pueden llevar a ser víctimas de estafas o, a terminar comprando terminales de muy mala calidad que en ocasiones, no disponen de garantía de ningún tipo. A continuación os contamos unos aspectos a tener en cuenta si adquirimos una tablet a través de la Red y os decimos qué elementos pueden servir como referencia para detectar si estamos ante un buen producto o una falsificación.

Asus Transformer 3 Pro intel core i7

1. Comprobar el aspecto visual

Comenzamos con el diseño y diferenciando entre las copias que algunas firmas realizan de los modelos que comercializan las más potentes del mundo, y los terminales producidos por otro grupo de compañías de menor tamaño que tienen patentes propias pero que generan dudas en cuanto a la calidad de sus terminales. En el caso de los primeros, pese a que tecnologías como la impresión 3D estén acortando las distancias con las cubiertas de las tablets de los más grandes, aún podemos encontrar indicios de que estamos frente a una falsificación como el tipo de material utilizado, o también, la comparación con el original a través de las webs oficiales de los fabricantes, en los que tendremos galerías de fotos y listados con todas las especificaciones. En cuanto a los segundos, basta con ver si los ensamblajes están bien realizados o no con una inspección rápida.

2. El sistema operativo, un elemento crucial

Android también tiene el predominio en los soportes de menos calidad. A la hora de comprar una tablet a través de Internet, sin embargo, podemos encontrarnos con versiones falseadas o muy antiguas de este software. Mediante el acceso al menú “Ajustes” y desde ahí a “Información del dispositivo” y “Sistema” podremos conocer una gran variedad de datos relacionados con la versión de la interfaz. Si somos usuarios con mayores conocimientos en aspectos como la ROM, podremos obtener datos de la misma que nos indican que ha sido cambiada y que antes de adquirirlo, alguien utilizó el terminal con anterioridad.

Tab S2 8.0 actualizacion

3. Los benchmarks

Hemos comprado una nueva tablet y ya la tenemos en casa. No obstante, seguimos desconfiando del producto ya que a primera vista, no ofrece el rendimiento que esperábamos o no nos permite disfrutar de sus funciones completamente. Para comprobar si hemos adquirido el modelo que se nos ofrecía, los benchmarks pueden ser una herramienta de extrema utilidad, ya que gracias a ellos, podemos obtener datos muy precisos de los terminales analizados pieza por pieza desde la cámara y su resolución, hasta tests de velocidad de los procesadores o la capacidad de la RAM. AnTuTu es un ejemplo muy popular entre este tipo de instrumentos ya que nos pueden decir si los fabricantes o terceros, han alterado o sustituido los componentes sin previo aviso.

4. Comprueba la identidad de tu tablet

En cuarto lugar, hablamos del IMEI. A grandes rasgos, este es el DNI que poseen todas las tablets y smartphones. Este número es único para cada terminal y no hay dos que posean uno idéntico. A través del menú de “Ajustes” y a continuación, entrando en “Información del dispositivo” y “Estado” podremos conocerlo. Los dispositivos falsificados en la mayoría de los casos no disponen de uno y por tanto, han sido comercializados de manera ilegal.

imei tablet

5. Por último, el sentido común

Finalmente, y al igual que sucede cuando intentamos prevenirnos de virus y otros elementos maliciosos, la precaución es clave. En primer lugar, debemos desconfiar de los terminales anunciados por Internet y que son de segunda mano que no nos permiten probarlos in situ y que no contienen fotos que nos permitan saber cómo son. Si nos decidimos a comprar una tablet a través de canales online, debemos asegurarnos de que sean sitios que cuenten con certificados de confianza. En segundo lugar, debemos mostrar cautela con los portales de subasta, ya que  son algunos de los más propensos a alojar falsificaciones o terminales de muy mala calidad. Sin embargo, y lo más importante: Si tenemos dudas sobre si adquirir o no el dispositivo en concreto, lo mejor es confiar en nuestro sentido común y no comprarlo.

La electrónica de consumo es uno de los sectores que más padece la creación de terminales “alternativos” que acaban teniendo repercusiones negativas en los usuarios, ya sea desde el punto de vista económico o también, por albergar productos que en algunos casos, son inútiles. Tras conocer más sobre cómo podemos detectar este tipo de dispositivos, ¿Creéis que los propios fabricantes pero también, los gobiernos, deberían trabajar para poner fin a este fenómeno? Tenéis disponible más información similar como por ejemplo, una serie de pautas a tener en cuenta a la hora de comprar una tablet para que podáis decidir mejor qué terminal se ajusta mejor a vosotros.

Compártelo. ¡Gracias!