Acer Predator 8 o Nvidia Shield K1: ¿Cuál es la tablet definitiva para correr juegos?

Escrito por
Comparativas

A la hora de pensar en comprar un tablet podemos fijarnos en numerosos rasgos y apartados diferentes en función del uso que queramos darle y es que hay modelos que encajan más en unas tareas que en otras. En cuestión de juegos hay dos claros exponentes ahora mismo en el sector: por un lado, la tablet Shield K1 de Nvidia y, por otro, la Acer Predator 8. Si quieres exprimir el catálogo de juegos de Google Play, atento a las siguientes claves.

Sin duda los equipos nos van a ofrecer un rendimiento realmente avanzado en cuestión de juegos, pero hay una serie de elementos que diferencian a ambos modelos y que definen su aproximación al terreno. Digamos que Acer apuesta por proporcionar la mejor experiencia centrada en la tableta, mientras que Nvidia se apoya en otros accesorios y capacidades como la compatibilidad con HDMI y su propio mando.

Nvidia Shield K1 vs Acer Predator 8: Diseñando cada partida

El aspecto exterior y la ergonomía es un asunto clave en un aparato que vamos a utilizar para jugar y con el que necesitamos sentirnos cómodos.

Prestaciones a tener en cuenta en tablets hechas para gamers

La Acer Predator 8 apuesta por una estética gamer agresiva, con cuatro altavoces frontales capaces de ofrecer un excelente audio y líneas muy inspiradas en sus portátiles de esta misma serie, o en los periféricos que habitualmente se utilizan para jugar de forma avanzada. Un elemento en el que Acer ha hecho bastante énfasis también es la respuesta háptica de su terminal.

La Shield Tablet K1 elige un enfoque completamente opuesto. Este dispositivo también cuenta con un magnífico altavoz frontal pero su dibujo es mucho más sereno. En lugar de buscar unas formas que faciliten la sujeción, el diseño es más de una tablet clásica y cubre la parte trasera con el mismo material que las Nexus 9 o 7 (2013) para proporcionar un mejor agarre. El complemento ideal, como decimos, es el mando.

En cuestión de formato, ambas trabajan sobre una misma base: pantalla de 8 pulgadas Full HD. La cantidad de píxeles tal vez no es de las más elevadas del mercado pero para juegos tampoco es algo necesario, puesto que ninguno suele estar diseñado con una resolución mayor y, sin embargo, ambas perderían en autonomía.

Acer Predator 8 vs Nvidia Shield K1: rendimiento comparado

Si echamos un vistazo a los benchmarks (nos vamos a quedar con AnTuTu que es el más utilizado) sendos equipos rinden muy a la par, aunque la Shield Tablet K1 suele quedar un poco por encima con sus 81.000 puntos por los 72.000 aproximados de la Acer Predator. Es algo que luego realmente en las partidas no vamos a notar, puesto que las dos tablets van a ir como la seda.

Acer Predator 8 con procesador Intel

La Acer Predator 8 monta un procesador Intel ATOM X7-Z8700 de cuatro núcleos a una frecuencia de 1,6 GHz, aunque alcanza los 2,4GHz si rema a pleno pulmón, y su GPU es una Intel HD Graphics de octava generación. Por su parte la Nvidia cuenta con un chip del propio fabricante, el Tegra K1, de 4 núcleos a 2,2 GHz y una GPU GeForce Kepler de 192 núcleos.

Experiencia Android, juegos a un lado

En el apartado de la RAM tanto una como otra suman 2GB, lo cual no es una cifra elevada pero es que ambas tabletas están preparadas, específicamente, para centrarse en una tarea: el juego. La experiencia Android en las dos tablets es bastante pura, pero el equipo de Acer quizá cuenta con más bloatware, entre el cual hay cosas útiles como una herramienta de configuración que adapta la pantalla y el procesador a la tarea que vayamos a realizar.

shield Tablet Tegra K1

Por su parte, la Nvidia Shield Tablet K1 es, para muchos usuarios, la sucesora natural de la Nexus 7 (2013), un aparato compacto, con Android muy puro y buen ritmo de actualizaciones a un precio no demasiado elevado, en torno a los 200 euros. Seguramente la Acer Predator 8 es una tablet más dedicada a los juegos y su precio asciende también un poco, hasta los 300 euros.

Compártelo. ¡Gracias!