Galaxy J Max vs Galaxy Tab A 7.0 (2016): comparativa

Escrito por
Comparativas

La comparativa que os traemos hoy puede resultar un poco extraña a primera vista, ya que en ella estamos midiendo un phablet con una tablet. No obstante, si tenemos en cuenta el tamaño de cada uno, vamos a ver que en realidad pueden considerarse rivales directos y, a pesar de que en Asia puede haber una demanda real para un phablet con una pantalla así de grande, para la mayor parte de sus potenciales compradores en nuestro país, lo más normal es que se tome en cuenta por sus virtudes como tablet, a las que se uniría, como un extra, el ofrecernos conexión móvil y la posibilidad de hacer llamadas. ¿Puede el nuevo Galaxy J Max ser una alternativa interesante a la Galaxy Tab A 7.0 (2016)? Como siempre, vamos a examinar sus respectivas especificaciones técnicas para intentar comprobarlo.   

Diseño

Las semejanzas entre estos dos dispositivos, en principio destinados a usos distintos, comienzan ya en el apartado de diseño, ya que en ambos casos, por supuesto, nos vamos a encontrar con todas las marcas identificativas del diseño de los dispositivos móviles de Samsung sin que sea imposible destacar ninguna característica en su exterior que nos pudiera dar alguna pista sobre cuál de los dos es el phablet y cuál la tablet.

Dimensiones

Las similitudes continúan cuando pasamos a examinar el apartado de dimensiones, donde es inevitable pensar que, de hecho, Samsung se ha basado en el diseño de su nueva tablet compacta para el de este phablet, sobre todo si nos fijamos en que su tamaño es exactamente el mismo (18,69 x 10,88 cm), al igual que sucede con su grosor (8,7 mm). No hay confirmación oficial aún sobre su peso, pero nos atrevemos a decir que será también de 283 gramos en ambos casos, o que no va a andar muy lejos de esta cifra al menos.

Samsung Galaxy J Max caracteristicas oficiales

Pantalla

Tampoco nos ofrece el nuevo Galaxy J Max nada diferente en el apartado de pantalla de lo que nos ofrece la última Galaxy Tab A: ya hemos dicho al inicio que su tamaño es el mismo (7 pulgadas), pero es que también coinciden en resolución (1280 x 800) y, por tanto, en densidad de píxeles (216 PPI).

Rendimiento

Donde sí que nos encontramos con una diferencia importante es en el apartado de rendimiento, principalmente debido a que el nuevo Galaxy J Max monta un procesador diferente (Spreadtrum), en lugar del que encontramos en la última Galaxy Tab A (Snapdragon 410). Lo que les separa no es la frecuencia (1,5 GHz en ambos casos), sino el número de núcleos (cuatro frente a ocho). En lo que sí coinciden es en ofrecernos 1.5 GB de memoria RAM.

Capacidad de almacenamiento

Una nueva coincidencia tiene lugar en el apartado de capacidad de almacenamiento, donde el Galaxy J Max pone a nuestra disposición los mismos 8 GB de memoria interna que son habituales entre las tablets de gama básica (entre ellas la última Galaxy Tab A). Los dos dispositivos nos dan la posibilidad de ampliar su memoria de forma externa a través de tartjeta micro-SD.

Nueva Galaxy Tab A

Cámaras

Si parece que en el apartado de rendimiento, saldríamos perdiendo un poco quizá con el Galaxy J Mega, en el apartado de cámaras nos daría, en cambio, algo de ventaja: la cámara de un dispositivo que se vende como phablet necesita ir un poco más allá que la de una tablet y, efectivamente, vemos que la principal alcanza los 8 MP en lugar de los 5 MP de la última Galaxy Tab A. La frontal, no obstante, sigue siendo de 2 MP.

Autonomía

Teniendo en cuenta que el grosor es el mismo en los dos dispositivos, no había muchas razones para pensar que la capacidad de la batería pudiera haber cambiado (se mantiene en 4000 mAh), del mismo modo que no hay tampoco demasiado motivos para pensar que su consumo pueda variar mucho. En conjunto, su autonomía debería ser muy similar, si no idéntica.

Precio

Como hemos podido comprobar, nos encontramos aquí en realidad con dos versiones de un mismo dispositivo, pero el añadido de la conexión móvil que incluye el Galaxy J Max, se deja notar en el precio (como sucedería igualmente con cualquier versión LTE de una tablet): se ha anunciado por lo que al cambio vendrían a ser unos 200 euros, mientras que la Galaxy Tab A 7.0 (2016) se vende por 160 euros.

 

Compártelo. ¡Gracias!