Moto Z: primeros unboxing y hands-on del nuevo buque insignia de Motorola

Escrito por
Motorola

Aunque a nivel de usuario y prensa especializada, la unión de Motorola y Lenovo es, francamente, capaz de enamorar, parece que por otro lado los resultados comerciales de la primera de las firmas no consiguen cumplir con las expectativas, al menos por ahora. Quizá por eso, en Lenovo se han visto obligados a arriesgar y si el pasado año el Moto X Style tenía una línea muy sencilla y muy Nexus, el presente Moto Z añade muchas complejidades a su repertorio.

Eso sí, tales complejidades creo que a la mayoría de los fans de la tecnología pueden parecerles espectaculares aunque, de nuevo, hay que esperar a ver cómo se comporta la demanda. Por poner un ejemplo, durante los últimos años los terminales de HTC han recibido alabanzas todos lados, sin embargo, las ventas han ido perdiendo más y más fuelle. En estos momentos, el panorama Android está muy complicado con Samsung y Huawei (y varias compañías chinas) en plan estelar, aunque Motorola mantiene una tremenda fuerza en la gama media.

Los Moto Z y Moto Z Force saliendo de su caja

Este primer unboxing nos deja ver claramente en qué se basa la propuesta de Motorola para este año con su Moto Z. Se trata de un dispositivo extremadamente delgado (¿demasiado?) que pone en evidencia lo que puede ser uno de los mayores quebraderos de cabeza para el usuario que decida hacerse con él: el tamaño de su batería. 2.600 mAh nos parece una cifra un poco justa, si comparamos, por ejemplo, con el Galaxy S7 Edge.

El Mod de las batería, por otro lado, se hace excesivamente grueso como para que resulte práctico, o esa sensación da al menos el vídeo, aunque la suma de ambas capacidades nos va a ofrecer la nada desdeñable cifra de 4.800 mAh. En definitiva, la cuestión es que a los fabricantes cada vez se les pone más complicado competir contra Samsung si no sacan nada diferente y la apuesta de Lenovo queda clara en ese sentido.

Moto Z vs Galaxy S7 Edge: comparativa

Ausencia de puerto jack, lo más controvertido

Un tema del que ya se han escrito ríos de tinta, y sobre el que se hablará aún mucho más si Apple sigue el mismo camino en su iPhone 7, es la ausencia de puerto jack de 3,5 mm en la cubierta del Moto Z, algo que, como vemos, se suple con un adaptador incluido en la propia caja del producto. Así se resuelve parte del problema, aunque la gran dificultad persiste: no podremos disfrutar de dos conexiones a la vez en el terminal.

¿Acabará el USB tipo C con el puerto jack para auriculares? ¿Nos beneficia?

Los usuarios deberán dictar sentencia sobre este Moto Z. Como decimos, el producto parece espectacular, pero ¿compensan sus carencias?

Compártelo. ¡Gracias!