¿Cuál es el mejor formato para una tablet?

Escrito por
Tablets

Cuando hablamos de las pantallas de las tablets normalmente lo primero que mencionamos siempre es su resolución, y hay un factor que puede ser casi tan importante para obtener una buena experiencia de uso que pasa bastante desapercibido y que no es otro que la relación de aspecto, una expresión con la que hacemos referencia sencillamente a la proporción que hay entre su altura y su anchura, que puede influir bastante en cuanto aprovechemos la superficie disponible en función del tipo de uso que le demos. ¿Cómo? Vamos a verlo haciendo repaso de los tipos que nos encontramos más frecuentemente en la actualidad.

El formato del iPad: 4:3

Vamos a empezar con el formato con el que nacieron las tablets, el 4:3, que es el formato que adoptó el primer iPad y que Apple ha mantenido en todos los modelos que ha lanzado después, incluyendo el iPad Pro de 12.9 pulgadas. En los últimos tiempos, no obstante, estamos viendo que cada vez hay más fabricantes que se han decidido adoptarlo, siendo el caso que más llamó la atención sin duda el de la Galaxy Tab S2. Entre las tablets chinas, que muy frecuentemente se “inspiran” en el diseño de las de la compañía de la manzana, es muy habitual también.

iPad Pro 9.7 procesador y RAM

Con la referencia al iPad os quedará ya claro cómo es esta relación de aspecto, bastante cuadrada, aunque no del todo. De hecho, es el mismo formato que tenían antes los televisores y el culpable de que las películas en formato panorámico se vieran con dos grandes franjas negras arriba y abajo, que es exactamente el problema que nos vamos a encontrar con las tablets de este tipo cuando la utilicemos para este tipo de contenidos, algo que puede ser bastante importante cuando se trata de tablets de 8 pulgadas, porque la superficie de partida es ya relativamente pequeña.

Tiene una ventaja, sin embargo, y es que precisamente por ser más cuadrada se adapta mejor a la lectura, y con ello no nos referimos únicamente a los ebooks, una actividad que para muchos usuarios puede ser secundaria (especialmente para quienes prefieran la tinta electrónica) sino que hay que pensar también en los documentos con los que trabajamos y, aún más, las webs que visitamos (ya sea por trabajo u ocio).

El formato dominante en Android: 16:10

Aunque, como ya hemos dicho, cada vez hay más tablets Android que utilizan el formato 4:3, la gran mayoría de las tablets con este sistema operativo (al menos dejando al lado el mercado de las tablets chinas) utilizan la relación de aspecto 16:10, que es una pequeña variación sobre el 16:9 que se usa normalmente para los smartphones. Si tenemos que juzgar por lo que hemos visto en este 2016, de hecho, podríamos decir incluso que es posible que esté recuperando algo del terreno perdido, ya que, por ejemplo Samsung, lo ha vuelto a emplear en los nuevos modelos de la gama Galaxy Tab A.

samsung galaxy tab a blanca

El formato 16:10 nos deja pantallas más alargadas que piden ser utilizadas en posición paisaje (horizontal), al contrario que el 4:3 que invita a usarlas principalmente en posición retrato (vertical), incluso en tablets como la Galaxy Tab A 10.1 (2016) o la MediaPad T2 Pro, que por la ubicación del botón home y de la cámara parecen sugerir lo contrario (después de todo, al final queda más espacio de agarre en los laterales y hace más fácil sostenerla). Esto, lógicamente, hace que no sea una relación de aspecto tan cómoda para la lectura.

Por el contrario, resulta perfecta para la reproducción de vídeo, reduciendo mucho el espacio que van a ocupar las detestadas franjas negras en nuestra pantalla y haciendo que, al menos para ver películas y series, casi se aproveche una pantalla de 7 pulgadas con este formato que una de 8 con el anterior. Otro detalle a tener en cuenta es que mientras que, con la excepción del iPad Pro 12.9, la resolución máxima que hemos visto hasta ahora en las pantallas con relación de aspecto 4:3 es de 2048 x 1536, lo que nos deja una densidad de píxeles de 264 PPI en las pantallas de 9.7 pulgadas (en las 7.9 pulgadas llega a 324 PPI, pero perdemos 2 pulgadas de superficie). Por el contrario, hay muchas tablets con pantalla 16:10 de 10.1 pulgadas con resolución 2560 x 1600, lo que nos deja una densidad de píxeles 299 PPI.

El formato de las tablets profesionales 3:2

Hasta el año pasado estos dos formatos eran todas las opciones que teníamos a la hora de escoger tablet, pero desde el lanzamiento de la Surface Pro 3, tenemos una alternativa más: la relación de aspecto 3:2. Como con todas las innovaciones que ha introducido la tablet de Microsoft, esta se ha convertido casi en un estándar para las tablets profesionales y, con la mencionada excepción del iPad Pro, pocas, si es que alguna, no la ha terminado adoptando (es la que nos encontramos, por ejemplo, en la Galaxy TabPro S y en la MateBook, y aunque no exactamente igual, la de la Pixel C queda muy cerca también).

Surface Pro 4 teclado

Esta tercera opción es, como suele suceder, un camino intermedio entre los dos extremos que existían antes: es un poco más cuadrada que el clásico 16:10, pero no tanto como la 4:3; resulta bastante cómoda cuando la queremos utilizar en posición retrato, pero si la movemos a la posición paisaje cuando veamos una película perderemos algo menos de superficie. Como os podéis imaginar por el tipo de tablets en el que ha triunfado, está pensada sobre todo para trabajar: Microsoft, cuando la presentó con la Surface Pro 3, de hecho, dijo que quería lograr una experiencia lo más parecida a trabajar con un folio.

Como siempre cuando apostamos por el punto medio, el inconveniente es quizá que no vaya a destacar en ninguna de las dos funciones. El punto en contra más importante que podemos encontrar nosotros, sin embargo, es que incluso si nos gusta, es posible que se quede fuera de nuestro presupuesto, porque este formato no lo vamos a encontrar en tablets de gama básica o media, y ni tan siquiera entre las tablets de gama alta convencional.

Conclusión: el formato ideal depende del uso que le vayamos a dar

Como sucede con casi cualquier otro apartado, cuál sea finalmente el formato ideal para nuestra tablet va a depender de cuál es el uso que vayamos a darle más o que sea más importante para nosotros, de manera que a la hora de elegir un modelo, tengamos claro cuáles son nuestras prioridades y seamos realistas respecto a nuestros hábitos: si queremos un dispositivo sobre todo para navegar por internet o si usamos realmente habitualmente nuestra tablet para leer libros, el 4:3 seguramente sea el adecuado; si vamos a navegar con ella, por supuesto, pero sobre todo queremos tener la mejor experiencia multimedia posible cuando veamos películas o series, probablemente nos convenga más el 16:10; si queremos trabajar o tener un poco de todo, el 3:2 es una apuesta bastante segura.

pixel c teclado

También hay que pensar en cuánta importancia puede tener este tipo detalle para nosotros, ya que normalmente apenas reparamos en él, sino que dejamos que sean las preferencias en diseño o sistema operativo las que nos guíen y, por ejemplo, si nos decantamos por un iPad si pensar en nada más, ya no tendremos ningún espacio para elegir en este sentido. ¿Puede merecernos considerar un tablet u otro sólo por la relación de aspecto que utiliza? Por supuesto, es una cuestión personal, pero si le damos importancia a 1 pulgada o 2 más de pantalla, no parece descabellado dársela también a si el diseño del dispositivo nos va a hacer desaprovechar mucho esas pulgadas de más por las que pagamos.

Compártelo. ¡Gracias!