Galaxy Note 7 vs Galaxy S7 Edge: ¿qué les diferencia?

Escrito por
Comparativas

Si hasta ahora el candidato evidente para todos aquellos que buscaran un phablet de gama alta de Samsung era el Galaxy S7 Edge, con la llegada del nuevo Galaxy Note 7 nos encontramos con que tenemos una difícil decisión por delante si buscamos en el catálogo de los coreanos un smartphone del máximo nivel y con pantalla grande. ¿Cuál de los dos es el que más se ajusta a lo que andáis buscando? ¿Qué es lo que les distingue y lo que constituye sus puntos fuertes? Vamos a verlo con esta comparativa con las especificaciones técnicas de cada uno.

Complementos muy atractivos

Empezamos con la diferencia más evidente que nos vamos a encontrar en el apartado de diseño y que es sencillamente el hecho de que, como todos sus predecesores, el Galaxy Note 7 llega con S Pen, el stylus propio de Samsung que hace que la experiencia de uso de estos phablets sea tan distinta de la de otros dispositivos y que no deja de enriquecerse año tras año, ya que con el nuevo, como viene siendo habitual, se han introducido nuevas funciones.

Más medidas de seguridad

A estas alturas ya damos por sentado en un buque insignia que vamos a disponer de lector de huellas digitales, especialmente cuando se trata de un dispositivo de Samsung, ya que los coreanos fueron de los primeros en incorporarlo y, efectivamente, los dos modelos que nos ocupan disponen de él. Sin embargo, el Galaxy Note 7 cuenta con un instrumento que va aún más allá cuando se trata de proteger nuestra intimidad y que no es otro que un escáner de retina.

Un diseño que se sigue refinando

Hay que notar que lo que solía ser la marca distinta de los Galaxy “edge”, la pantalla curva, no es exclusiva de modelo al que da nombre, sino que va a estar presente también en este Galaxy Note 7, aunque con ciertos retoques, ya que no va a ser tan pronunciada. El resultado, en cualquier caso, en el plano estético es espectacular, consiguiendo unas líneas aún más elegantes, algo a lo que sin duda contribuye la ya característica combinación de cristal y metal.

Edge UX Galaxy Note 7

Una pantalla aún más grande

Aunque los dos modelos entran dentro de lo que conocemos como phablets, no tienen exactamente el mismo tamaño: el Galaxy S7 Edge se queda en la frontera que separa a este tipo de dispositivos de los smartphones convencionales, con 5.5 pulgadas, mientras que el Galaxy Note 7 mantiene la de sus predecesores y alcanza las 5.7 pulgadas. Eso sí, en los dos vamos a poder disfrutar de los mejores paneles AMOLED de Samsung y de resolución Quad HD (2560 X 1440).

El mismo hardware, pero ¿mejor optimizado?

En el apartado de rendimiento no hay ninguna novedad importante respecto al Galaxy S7 Edge, al menos no si nos fijamos únicamente en el hardware, ya que el Galaxy Note 7 sigue llegando con un Exynos 8890 y con 4 GB de memoria RAM. Hay que decir, en todo caso, que a pesar de ello no nos sorprendería encontrarnos con que el nuevo modelo supera al anterior, simplemente gracias a la optimización (y ya vimos con el OnePlus 3 y su duelo precisamente contra el anterior buque insignia de Samsung que ésta es tan importante como el nivel de los componentes).

Más capacidad de almacenamiento

El Galaxy S7 Edge contribuyó mucho a hacer desaparecer de la gama alta (parece que ya casi definitivamente, al menos en Android) las versiones de 16 GB, con modelos básicos de 32 GB, una cifra que, si tenemos en cuenta que llega acompaña de ranura para tarjeta micro-SD, parece difícil que se quede corta. No obstante, los usuarios más intensivos se alegrarán de saber que con el Galaxy Note 7 aún van a tener más espacio de almacenamiento, y no sólo porque el mínimo son ahora 64 GB, sino también porque tenemos un nuevo máximo de 256 GB.

s7 edge pantalla

Una cámara similar

Las novedades no son tan notables en el apartado de cámara, aunque hay que decir que no es precisamente algo en lo que fuera fácil ya mejorar al Galaxy S7 Edge, que ahora mismo está en la cumbre del ranking más prestigioso a este respecto, que es el de DxO. En ambos casos tenemos una cámara principal de 12 MP, con píxeles de 1,4 micrómetros, apertura de f/1.7, estabilizador óptico de imagen y flash LED. La cámara frontal, por su parte, es de 5 MP y cuenta también con una apertura f/1.7.

Una batería algo más corta

Ya sabéis que la autonomía depende mucho del consumo y que éste se ve afectado por diversos factores, por lo que siempre es difícil de prever. No podemos, por tanto, asegurar que la autonomía del Galaxy Note 7 vaya a ser menor que la del Galaxy S7 Edge hasta que no lo confirmen las pruebas reales de uso, pero sí que podemos adelantaros que parte con desventaja, ya que la capacidad de su batería es algo más pequeña mayor (3500 mAh frente a 3600 mAh) incluso a pesar de que su pantalla es más grande.

Compártelo. ¡Gracias!