Los phablets imprescindibles de Samsung, para todos los bolsillos

Escrito por
Samsung

Samsung fue el gran pionero de los phablets y uno de los que nos sigue ofreciendo a los amantes de las pantallas grandes un catálogo más amplio aún hoy en día, así que aprovechando la renovación que ha supuesto el debut esta semana del espectacular Galaxy Note 7, vamos a hacer un repaso a los modelos más interesantes que nos ofrece con pantallas de 5.5 pulgadas o más, yendo desde los modelos más asequibles de la gama media hasta sus buque insignia. ¿Cuál es el phablet perfecto para ti?

Galaxy Note 7

note 7

Empezamos por lo más alto (tanto en especificaciones técnicas como en precio) que es también el protagonista indiscutible de la actualidad sobre dispositivos móviles esta semana: el Galaxy Note 7. Este phablet representa ahora mismo la cumbre de a lo que se puede aspirar por lo que a smartphones se refiere y la lista de virtudes es prácticamente inacabable: una atractiva combinación de cristal y metal a la que se suma la originalidad de la pantalla edge, el S Pen que tanto enrique nuestra experiencia de uso, un escáner de iris que contribuye a reforzar la seguridad que ya supone el lector de huellas digitales, resistencia al agua y al polvo, una pantalla AMOLED Quad HD de 5.7 pulgadas que sigue siendo la mejor valorada por los especialistas, la cámara que se sienta en lo más alto del popular ranking de DxO, uno de los mejores procesadores de este año aún mejor optimizado, 64 GB de memoria interna ampliables vía micro-SD… Lógicamente, todo esto no nos va a salir barato y es lo único malo que se puede decir de él: los primeros precios que nos llegan de Estados Unidos son de casi 900 dólares y podemos dar por seguro que no va a bajar en nuestro país de los 800 euros.

Galaxy S7 Edge

galaxy s7 edge negro

La llegada del Galaxy Note 7 ha puesto en segundo plano al Galaxy S7 Edge que por comparación no parece ya a lo mejor tan espectacular, pero la realidad es, sin negar que el nuevo modelo nos deja algunas evoluciones muy positivas, que unas cuantas de sus grandes virtudes se encuentran ya en el buque insignia que Samsung nos presentó, después de todo, hace sólo medio año: la misma cámara, la misma pantalla, el mismo procesador y la misma memoria RAM. También tiene pantalla curva, por supuesto, como indica su nombre, y es igualmente resistente al agua. De hecho, si nos preocupa acabar con un dispositivo demasiado grande, puede nos interese más la pantalla de 5.5 pulgadas de este modelo, que nos ahorra algo de espacio. Lo mejor de todo es que el hecho de que haya dejado de ser una novedad nos va a permitir ahorrarnos unos cuantos euros, ya que lo podemos encontrar en alguno distribuidores por menos de 700 euros. Si queréis un repaso más exhaustivo de las diferencias que hay entre uno y otro en esta comparativa.

Galaxy S6 edge+

Galaxy S6 Edge Plus pantalla

Si a los fanáticos de la tecnología puede que el Galaxy S7 Edge les suene ya antiguo suponemos que el Galaxy S6 edge+ se lo va a parecer aún más, pero es una opción que no hay que dejar de tener en cuenta si queremos un phablet de alto nivel pero estamos buscando un precio lo más ajustado posible: si el phablet presentado este invierno se encuentra ya por menos de 700 euros ya os podéis imaginar que si buscamos un poco nos vamos a poder hacer con este aún por precios aún más bajos y, después de todo, vamos a seguir pudiendo disfrutar de una pantalla edge AMOLED Quad HD de 5.7 pulgadas, de una excelente cámara de 16 MP y de un procesador, que no es de última generación, pero de cuya potencia no vamos a poder quejarnos mucho, al que le acompañan igualmente 4 GB de memoria RAM. Las renuncias en este caso son algo mayores, eso hay que tenerlo en cuenta: no vamos a disponer de ranura micro-SD y la cámara, siendo buena, no está al nivel tan alto de las de los phablets de este año. Para ver con más detalle a qué renunciamos y a qué no, tenemos también una comparativa a vuestra disposición. 

Galaxy A7

Samsung A7

Si los Galaxy S y los Galaxy Note se nos salen aún un poco de presupuesto, podemos considerar la gama Galaxy A, donde encontramos dispositivos que se quedan un paso por detrás de estos pero que tampoco se corresponden propiamente con la gama media de los coreanos. Esta línea se ha renovado además hace unos meses, aunque de momento el modelo de 5.5 pulgadas nuevo sigue sin haberse lanzado en nuestro país. Se puede encontrar con cierta facilidad de importación o podemos esperar un poco a tener noticias de su aterrizaje en nuestras tiendas, pero también os tenemos que advertir que las diferencias con respecto al anterior no son demasiado grandes. Es cierto que el diseño ha cambiado un poco (el modelo nuevo es más semejante a los Galaxy S), y ahí queda a gusto de cada uno, pero salvo eso, la ausencia del lector de huellas digitales, la RAM de 2 GB (en lugar de 3 GB) y la batería algo más pequeña no vamos a echar demasiado de  menos, ya que la pantalla es la misma AMOLED Full HD, el procesador es el mismo Snapdragon 615 y la cámara es también de 13 MP la principal y de 5 MP la frontal.

Galaxy J7 (2016)

Samsung Galaxy J7

Terminamos con el phablet de gama media de los coreanos, el Galaxy J7, cuya última versión, bastante reciente, sí que se lanzó inmediatamente en nuestro país y tenemos disponible desde hace algunos meses por 270 euros. Alguna de sus especificaciones técnicas es, lógicamente, algo más modestas (la pantalla es AMOLED pero con resolución HD), y tampoco nos ofrece los materiales premium de la gama Galaxy A, pero hay que decir que en hardware no está tan lejos como cabría pensar (el procesador es un Snapdragon 617, dispone de 2 GB de memoria RAM y las cámara son igualmente de 13 y 5 MP) y que sus acabados, aunque en plástico, son buenos y que no le falta ninguno de los detalles estéticos característicos de los dispositivos móviles de Samsung.

Galaxy A9 (2016)

Samsung A9

También tenemos un extra para incluir en esta lista, dirigido concretamente a quienes quieran una pantalla lo más grande posible, siempre y cuando no teman a la importación, ya que este Galaxy A9 no se ha llegado a poner a la venta en nuestro país. Lo que le distingue del Galaxy A7 (2016), o del modelo del año anterior, es, como decimos, que su pantalla (igualmente una AMOLED con resolución Full HD) aumenta hasta las 6 pulgadas, pero hay algunas otras características que también cambian: el procesador es ahora un Snapdragon 652, la cámara frontal sube hasta los 8 MP y la batería es de bastante más capacidad. De hecho, si queremos unas especificaciones técnicas aún mejores, hay también una versión Pro algo más difícil de encontrar, eso sí, con 32 GB de memoria interna, 4 GB de memoria RAM, cámara principal de 16 MP y una batería de nada menos que 5000 mAh.

Compártelo. ¡Gracias!