El iPhone 7 Plus y los verdaderos motivos de la supresión del puerto jack

Escrito por
iOS

La presentación del iPhone 7 y 7 Plus ayer no dejó a nadie indiferente. Está claro que a pesar de las pocas novedades técnicas aparentes, en la manzana saben vender muy bien su trabajo, en parte porque cuentan con un sector de usuarios muy convencidos. Por otro lado, los detractores siempre encuentran motivos para atizar a Apple y la desaparición del puerto jack de 3,5 mm es uno de los aspectos que más controversia genera este año.

Por una parte, y aún siendo usuario convencido de Android y sabiendo que no compraría un iPhone aunque me costara lo mismo que un Nexus o que un Galaxy, hay algunos terrenos en los que Apple sigue maravillándome. Especialmente, la atención por los detalles y el (general) funcionamiento óptimo de todas las parcelas de su producto. Aún así, tengo claro que la manzana dejó de innovar hace mucho tiempo y ahora se dedican a esperar a que los demás lo hagan. Cuando la tecnología ya está madura, los de Cupertino dan alguna que otra vuelta sobre el concepto para meterlo en sus terminales y tratan de venderlo como una gran revolución. Esa ha sido la tónica de los últimos tiempos.

La desaparición del jack en el iPhone 7 de cara al público

Cuando estaba en la universidad, un profesor (del que tengo buen recuerdo) dijo en una de sus clases que, a cierta edad y con el suficiente grado de experiencia, uno puede defender cualquier postura. Basta con adoptar el punto de vista y poner sobre la mesa los argumentos que tocan. En ese arte, Apple cuenta con auténticos maestros, herederos de los mecanismos discursivos del mismísimo Steve Jobs. Resumiendo, la manzana puede descalificar al adversario por cualquier elección (un stylus por ejemplo) que cuando después de un par de años ellos la adopten lo venderán, sin ningún tipo de pudor, como algo tremendamente novedoso que llega para poner patas arriba el segmento. No son pocas las ocasiones en que hemos visto algo así.

puerto jack iPhone 7

La decisión de dejar atrás la conectividad jack puede sostenerse sobre razones de ingeniería, pero ahí tenemos, como señala MacRumors, a tres cabezas visibles de la firma diciendo que este sistema está obsoleto y que lleva más de 50 años sin evolucionar. Una tecnología que funciona perfectamente (tal vez por eso no hacía falta mejorarla) ahora es, de repente, lo peor y casi da vergüenza salir a la calle con ella. En la Keynote de ayer se nos explicó que el mundo se había vuelto “wireless” y que el espacio antes reservado al jack ahora se emplea en un chip que mejora la conectividad bluetooth con los AirPods.

Lo que Apple gana quitando un puerto así

Lógicamente, el mensaje que va a llegar a más gente está cargado de “posturero”. En una entrevista con los ingenieros de la firma que hemos enlazado más arriba, sí se explican los verdaderos motivos de esta decisión: la supresión del puerto jack es vital para las mejoras más importantes de iPhone 7. No lo quitan porque sea antiguo sino porque toda la complejidad de la nueva cámara requería de más espacio y había que desplazar una pestaña con la que manipular el panel de retroiluminación de la pantalla, que intercedía en la colocación, para la ponerla en la zona inferior del smartphone, donde estaba el puerto jack anteriormente. Sobre esa base, se empezó a trabajar y descubrieron que tenían más margen también para el componente que determina la respuesta háptica y que a la vez se volvía mucho más sencillo que el terminal fuera resistente al agua.

iPhone 7 Plus vs iPhone 6s Plus: ¿qué ha cambiado?

iPhone-7-Plus-carcasa

La cuestión es simple y muy razonable: se pierde algo y se gana algo. Si Apple pudiera poner el puerto jack sin comprometer todas las evoluciones importantes del iPhone 7 Plus, tened por seguro que lo haría. Lo demás, como se suele decir, es hacer de la necesidad virtud.

Compártelo. ¡Gracias!