La privacidad, el reto de Android que los desarrolladores no resuelven

Escrito por
Android

Cuando en otras ocasiones os hemos hablado de los ataques a los que se enfrenta Android por parte de los hackers, matizamos que en la mayoría de los casos, el impacto de los elementos perjudiciales es mínimo. Por otro lado, recordamos que en materia de seguridad, parece que nos encontramos ante avances importantes como por ejemplo, la creación de marcadores biométricos con el objetivo de proteger al usuario aún más a primera vista o la aparición de nuevos antivirus más potentes. Pero, ¿Qué ocurre cuando son los propios desarrolladores del software los que por un lado cierran brechas en materia de seguridad, pero por otro, son conscientes de que el público está expuesto a unos riesgos que no terminan de minimizarse?

El hecho de ser el sistema operativo más utilizado del mundo, no es solo un reclamo muy atractivo para aquellos que se dedican a crear malware, sino que Android también resulta una herramienta muy útil para empresas de todo tipo que pueden aprovechar las vulnerabilidades de esta plataforma en materia de privacidad para obtener información privilegiada y utilizarla en algunas ocasiones, utilizarla con otros fines. ¿Qué medidas están tomando, o no, desde Mountain View para proteger a los más de 1.000 millones de personas que utilizan a diario alguno de los dispositivos equipados con la interfaz del robot verde?

android rojo

Android Nougat, el más seguro

El nuevo miembro de la familia, que llegó a finales de agosto y que está en una fase muy temprana de implantación, trae algunas mejoras importantes en materia de privacidad. Entre ellas, destacamos DirectBoot, enfocado a encriptar no solo los terminales mediante patrones de bloqueo, sino también, otras funciones como las llamadas o las alarmas. Sin embargo, esto no es lo único, ya que a través del sistema de actualizaciones OTA (Sobre el aire) aumenta la velocidad de transmisión de los parches de seguridad que los creadores del software lanzan periódicamente.

Mejoras en Marshmallow

Hace unos días, Google lanzó dos parches dirigidos a las últimas versiones de Android y enfocadas a reducir el impacto que pudiera causar uno de los grandes enemigos del software: Stagefight. Anteriormente, podían infectarse con este virus terminales que recibieran una imagen en formato JPEG modificada y que fuera enviada por apps como Gmail o Google Talk y que convertían a las tablets o smartphones infectados en zombies bajo el control de los hackers. Por otro lado, también se han solucionado brechas de seguridad en otras aplicaciones que escondían dos virus: DressCode y CallJam que, entre sus atributos, podían obtener información sobre los contactos de las agendas, realizar llamadas y recopilar datos sobre las redes utilizadas para navegar por Internet.

apps android permisos

Los retos pendientes

Versiones antiguas de Android

A pesar de que con Nougat y Marshmallow se han dado pasos importantes en la protección de los consumidores, lo cierto es que las más antiguas como Lollipop o KitKat, que aún siguen teniendo un peso importante en el mercado, siguen mostrando algunos fallos de seguridad graves que no se han resuelto. El más destacado es la revelación de la identidad de los usuarios y que ha alcanzado su punto fuerte hace unos días, cuando se confirmó que a través de la visita a portales como Youtube, los hackers podían obtener nombres completos y direcciones. Por otro lado, también se podía recopilar información acerca de los contactos y contenidos de las galerías. Actualmente se está trabajando para resolver este inconveniente y es importante matizar que no se trata de algo generalizado a lo que se puedan exponer todos los que tengan terminales con éstos instalados de serie.

Google Maps

La geolocalización es una herramienta que tiene luces y sombras a partes iguales. A través de ella, tanto desarrolladores de aplicaciones, como empresas y servidores de otras herramientas muy utilizadas como las redes sociales, pueden obtener al instante nuestra ubicación. Este aspecto tan criticado, tiene su eco en Android, donde a través de Google Maps, los servidores del buscador monitorizan la posición de los usuarios y la ofrecen a multitud de aplicaciones existentes en Google Play sin nuestro consentimiento. A primera vista, el problema podría resolverse deshabilitando el navegador GPS, sin embargo, no es así, ya que para pasar totalmente de incógnito, también sería necesario desinstalar el catálogo de aplicaciones con el perjuicio que puede tener esta última acción en el medio plazo para el público.

Material design

La garantía de la privacidad sigue siendo una tarea pendiente que todavía no tiene visos de resolverse de manera definitiva. El sector de la electrónica de consumo, o más bien, los actores que se mueven dentro de él, son un atractivo para multinacionales o incluso gobiernos. Tras conocer más sobre lo que está sucediendo actualmente en este campo dentro de Android, ¿Pensáis que los usuarios no tienen margen de maniobra y que deberían tener más protagonismo a la hora de poder decidir qué se hace con sus datos? ¿Creéis que los fabricantes y desarrolladores de software deberían trabajar más en beneficio del público? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, los últimos virus que han aparecido contra el robot verde.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios