DeskDock, o cómo fusionar tu tablet y PC, manteniendo dos pantallas, y manejar ambas con ratón y teclado

Escrito por
Tablets

Facilitar el flujo de trabajo es una cuestión que trae de cabeza a muchos usuarios, especialmente a aquellos que utilizan varios dispositivos con diferentes sistemas operativos para tareas profesionales o educativas. Con DeskDock tendremos, en una sola pantalla, unidas las interfaces de nuestro PC y nuestra tablet Android de modo que para saltar de una a otra tan sólo deberemos mover el ratón. Os contamos más sobre este potente recurso recién estrenado.

Es el típico desarrollo que “si no existiera habría que inventarlo”. Parece algo complicado pero en realidad parte de un concepto muy simple y accesible para cualquiera. De alguna forma, presenta una base muy similar a trabajar con una pantalla secundaria, pero todo desde el mismo monitor y compatibilizando los recursos propios de Android con los de un PC (Windows, Mac o Linux) tan sólo poniendo un cable USB de por medio y descargando DeskDock desde la Google Play Store.

Andromium fabricará la tecnología definitiva para hacer del smartphone un portátil

DeskDock: versiones de pago y gratuita de la aplicación

Tememos dos opciones a la hora de descargar DeskDock. La primera es gratuita y es una buena forma de familiarizarnos con esta herramienta y comprobar si encaja con lo que estamos buscando. La segunda cuesta 5,99 euros, suprime los anuncios y facilita los saltos entre pantallas. Parece un precio elevado, pero todo dependerá en realidad de cuánto vayamos a utilizar la aplicación. Si prevemos un uso frecuente, en realidad es un precio razonable para evitar incomodidades.

DeskDock Free
DeskDock Free
Desarrollador: Florian Draschbacher
Precio: Gratis
DeskDock PRO
DeskDock PRO
Desarrollador: Florian Draschbacher
Precio: 5,99 €

Veréis que también la cosa tiene sus inconvenientes. El más obvio es que estamos reduciendo el tamaño de dos pantalla con lo que perdemos área de trabajo y cierta visibilidad. Por otro lado, mover el ratón para saltar de Android a un sistema de escritorio de manera tan sencilla es algo que bien merece la pena.

El anhelo de compatibilidad PC y tablet (o smartphone)

Diría sin temor a equivocarme se que se trata del gran reto que vive la informática en nuestros días: integrar experiencias y conseguir que aquello que hacemos en la calle en una cafetería, mientras esperamos el bus o tirados en el sofá se acerque a eso otro que llevamos a cabo cuando nos sentamos delante de una mesa para buscar concentración. Hay muy diferentes formas de atajar el problema: desde equipos híbridos que aspiran a la totalidad, hasta aplicaciones como Evernote o Pocket que sicronizan los trabajos en ambos soportes.

Guerra abierta entre la Surface Pro 4 y el iPad Pro: Ambas tablets quieren ser un ordenador

DeskDock es otra forma de enfocar el asunto, probablemente no la mejor, pero muy provechosa hasta que la unificación avance de manera efectiva.

Fuente: androidauthority.com

Compártelo. ¡Gracias!