Galaxy Tab A (2016) S Pen vs Galaxy Tab A 9.7 S Pen: comparativa

Escrito por
Comparativas

Seguimos esperando el prometido debut de la nueva Galaxy Tab S3 pero entre tanto Samsung sigue ampliando su línea de tablets de gama media con un modelo que hay que decir que se aproxima ya bastante a la gama alta: la nueva Galaxy Tab A (2016) S Pen. ¿Cuáles son las mejoras que introduce este nuevo modelo sobre el que se presentó el año pasado para los fanáticos del stylus? Repasamos punto por punto las especificaciones técnicas de ambos en esta comparativa para ayudaros a decidir si os conviene aprovechar las últimas oportunidades para haceros con el modelo antiguo más barato o esperar la llegada del nuevo a las tiendas.

Diseño

A pesar de que se trate de dos modelos de la misma línea hay que decir que hay unos cuantos cambios importantes en el apartado de diseño, incluso si se mantienen los materiales y la estética general, y es que la nueva Galaxy Tab A ha abandonado el formato del iPad y ahora tenemos una pantalla más alargada, aunque aún en combinación con una teórica orientación al uso en modo retrato (por la ubicación del botón home y la cámara frontal) que puede resultar extraña pero que tiene una consecuencia interesante que es que vamos a disponer de más superficie de agarre cuando la sostengamos en modo paisaje. Y, por supuesto, en ambos casos hay que mencionar su característica estrella: el llegar con el stylus propio de Samsung incluido.

Dimensiones

Aunque no tenemos confirmadas todas las medidas del nuevo modelo, parece que son las mismas que las del que se lanzó sin S Pen, lo que significa un dispositivo más grande que el del año pasado pero, sobre todo, como decíamos antes, más alargado (25,42 x 15,53 cm frente a 24,25 x 16,68 cm). Es también un poco más grueso (8,2 mm frente a 7,4 mm) y más pesado (525 gramos frente a 487 gramos).

tab a s pen blanco

Pantalla

Ya hemos mencionado que hay un cambio radical en cuanto al formato (16:10, optimizado para la reproducción de vídeo, frente a 4:3, optimizado para la lectura), pero hay que tener en cuenta que este trae aparejado un pequeño cambio de tamaño (10.1 pulgadas frente a 9.7 pulgadas). Además, el nuevo modelo mejora sustancialmente la resolución del anterior (1920 x 1200 frente a 1280 x 720).

Rendimiento

También hay una evolución sustancial en el apartado de rendimiento, ya que la nueva Galaxy Tab A llega con un procesador más potente (Exynos 7870 de ocho núcleos y 1,6 GHz de frecuencia máxima frente a un procesador de cuatro núcleos y 1,2 GHz de frecuencia máxima) y también dispone de más memoria RAM (3 GB frente a 2 GB), además, por supuesto, de llegar ya con Android Marshmallow.

Capacidad de almacenamiento

Otro de los apartados donde vamos a notar un avance significativo es el apartado de capacidad de almacenamiento, ya que el nuevo modelo dobla la memoria interna del del año pasado (32 GB frente a 16 GB), aunque el hecho de que en ambos podamos utilizar tarjetas micro-SD palía hasta cierto punto la diferencia.

Galaxy Tab A plus con S-Pen y 2 GB de RAM

Cámaras

Siempre insistimos en no prestar demasiada atención al apartado de cámaras a no ser que tengamos muy claro que realmente vamos a hacer uso de ellas con frecuencias, pero en este caso es que tampoco ha habido una evolución demasiado importante, aunque es cierto que está ahí: la cámara frontal es en ambos casos de 2 MP, pero la principal es de 8 MP en el modelo de este año y de 5 MP en el del año pasado.

Autonomía

Con el aumento de tamaño del dispositivo, en compensación, tenemos también un aumento sustancial de la capacidad de la batería, pasando de ser de 6000 mAh a 7300 mAh, lo que debería ser suficiente para cubrir la diferencia de consumo que pueda suponer una pantalla un poco más grande y con más resolución.

Precio

Como hemos podido ver, el nuevo modelo llega con unos cuantos cambios, algunos de los cuales suponen mejoras claras, pero parece que el precio también va a subir: de momento sólo tenemos los datos del lanzamiento en Corea y la traducción de precios rara vez son exactas, pero estaríamos hablando de casi 400 euros al cambio. El modelo del año pasado, en cambio, se puede encontrar ahora en algunos distribuidores por alrededor de 250 euros.

Compártelo. ¡Gracias!