Goophone N5. Así es la phablet que intenta imitar al Galaxy Note 5

Escrito por
Phablet

Las firmas más discretas, utilizan la imitación como estrategia para situarse en el mercado de la mejor manera posible. Muchas tecnológicas pequeñas, especialmente en Asia, utilizan como reclamo la creación de terminales idénticos a los más populares y vendidos del mundo que al menos, en apariencia, podrían hacer pensar a muchos que son terminales gemelos que pueden esconder buenas características. Sin embargo, en muchos casos, la copia solo queda reducida al diseño y en ocasiones, las prestaciones que esconden pueden jugar malas pasadas y quedar muy por debajo de las expectativas depositadas por los usuarios mostrando una vez más, que algunas marcas procedentes de los países que se han convertido en las fábricas del mundo, aún tienen mucho camino por recorrer.

Con frecuencia, indagamos y os contamos más sobre este tipo de tablets y smartphones que para colectivos concretos como por ejemplo, usuarios que tienen una primera toma de contacto con estos soportes, pueden resultar útiles. Hoy os mostraremos uno de estos dispositivos: Goophone N5 que, a primera vista, es una réplica exacta del Samsung Galaxy Note 5. Pero, ¿Hasta dónde llega el parecido? A través de una comparativa de ambos, os mostraremos cuáles son los puntos en común y las diferencias. Comenzamos con un dato bastante interesante: La firma encargada de producir el N5 está especializada en copiar todos los terminales lanzados por el gigante surcoreano.

goophone n5 phablet

Diseño

Comenzamos con el aspecto visual. Antes dijimos que en este sentido, podríamos encontrarnos con terminales idénticos que sin embargo, tienen algunas diferencias no muy significativas en su tamaño. Las dimensiones del Galaxy Note 5 son de 153x76x7,6 mm, mientras que su gemelo es algo mayor, sobre todo en el grosor, donde alcanza los 9,4 mm a los que debemos sumar una longitud y anchura de 151×79 mm. En cuanto a su peso, la variación entre ambos es mínima: Tan solo 1 gramo.

Imagen

Las similitudes, como veremos a partir de ahora, se limitan en exclusiva al apartado del diseño y al tamaño de las pantallas de ambos terminales: 5,7 pulgadas. En materia de resolución ya comenzamos a notar variaciones más acusadas, ya que mientras una de las joyas de la corona de la tecnológica surcoreana cuenta con 2K, unos 2560×1440 píxeles, el Goophone N5 ofrece unan calidad de la imagen menor que se intenta compensar con la existencia de dos versiones distintas: Una básica de 960×540 píxeles, y una más elevada de 1280×800.

Galaxy Note 5 negro

En el terreno de las cámaras, la phablet de Samsung cuenta con un sensor trasero de 16 Mpx y uno frontal de 5 mientras que su rival chino vuelve a lanzar dos terminales diferentes en este sentido: Uno cuyos sensores son de 5 y 1,3 Mpx respectivamente, y otro que alcanza los 8 en la lente posterior y los 3 en la delantera.

Rendimiento

Las características relacionadas con la velocidad y la memoria, también sirven de guía para ver a qué segmentos del mercado van enfocados estos modelos más allá de lo que pudiera intuirse a través de su diseño. En cuanto a los procesadores, el Galaxy Note 5 cuenta con un chip de fabricación propia de la serie Exynos que alcanza picos de 2.1 Ghz. Mientras tanto, su homólogo Made in China cuenta con 3 distintos, fabricados por MediaTek y que puede llegar, según sus fabricantes, a los 1,7 Ghz. En el apartado de la memoria, el modelo de Samsung parte con 4 GB de RAM y un almacenamiento de 32 frente al 1 y a los 8 de capacidad del N5. En ambos casos, este último parámetro puede ampliarse mediante tarjetas MicroSD.

Samsung Exynos procesador

Sistema operativo

El software es una de las limitaciones de los dos terminales. No obstante, también hay diferencias significativas en este ámbito. El Goophone N5 está equipado con Android 4.4, lo que puede ser un aspecto negativo si tenemos en cuenta que actualmente, gran cantidad de dispositivos asiáticos están lanzándose a Marshmallow. El Note 5 intenta ofrecer una interfaz más actual a través de Lollipop, que entre sus atractivos, cuenta con funciones dirigidas a mejorar la autonomía y la gestión de los recursos. En materia de conectividad, a primera vista, ambos soportan sin problemas conexiones 3G, 4G y WiFi entre otras.

La autonomía es otro punto en el que hay diferencias, ya que el Note 5 cuenta con una batería de 3.000 mAh, en la media, frente a los 2.300 mAh de capacidad de su copia y que pueden quedar ajustados si tenemos en cuenta que no incorpora características como Doze.

goophone n5 pantalla

Disponibilidad y precio

En un primer momento, el dispositivo de Samsung no estaba pensado para el mercado europeo. Finalmente, comenzó a verse por el Viejo Continente a comienzos de 2016. Por otro lado, el Goophone N5 puede adquirirse, como es costumbre en la mayor parte de terminales Made in China, a través de canales de compra por Internet. En cuanto a su coste, el Note 5 está a la venta por un abanico bastante amplio que abarca entre los 475 de unos portales, hasta los 660 aproximadamente en algunas cadenas de electrónica de consumo. En cuanto al N5, volvemos a encontrar cambios dependiendo de la versión: Desde unos 120 euros, hasta los 220 del más potente.

Las copias siguen teniendo un papel importante en un mercado en el que ya es posible encontrar miles de dispositivos. Algunos son innovadores, mientras que otros, como hemos visto, no lo son tanto a pesar de que intenten posicionarse de la mejor manera posible. Tras conocer cómo terceras compañías pretenden emular el éxito de las más grandes, ¿Pensáis que aunque haya un espacio para las imitaciones, éstas deben tener un elemento diferenciador que les ayude a distanciarse más de sus rivales y a conseguir identidad propia? Tenéis disponible más información sobre otras phablets Made in China por menos de 300 euros para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!