La historia de Blackberry que no terminó con final feliz

Escrito por

Hace unos días os presentábamos a DTEK60, la apuesta de la canadiense Blackberry en el sector de las phablets para la recta final de 2016 y que pretendía dar un giro a la situación que atraviesa la compañía actualmente. Este modelo, que parecía romper la racha de pérdidas económicas y acogida casi residual de los productos de una firma que en su día, llegó a estar entre las más potentes del mundo, ha quedado eclipsado por una decisión de última hora de los directivos de la tecnológica en la que se despide del sector de la telefonía móvil al menos por el momento. 

Entre las posibles razones que encontraríamos detrás de esta medida, podríamos encontrar otras utilizadas por firmas como Dell o Microsoft para retirarse del mercado como la saturación o el empuje de otras marcas que en pocos años, han conseguido una posición más destacada en el mercado. Pero, ¿Qué otros factores se esconden detrás de la medida? A continuación, os contamos más sobre sus causas y también, sobre la repercusión que tendrá no solo en la compañía, sino entre el público y otros actores del sector. ¿Estamos ante algo definitivo o Blackberry volverá a estar presente en el futuro?

blackberry dtek60

Una adaptación tardía

Blackberry se resistió a abandonar los teclados que le garantizaron la popularidad y el éxito antes de la consolidación de los smartphones y el resto de formatos táctiles. Cuando la compañía se decidió a lanzar un terminal que rompía completamente con uno de sus rasgos identitarios más definidos, la acogida de los nuevos modelos como Leap fue más bien discreta. Para intentar aumentar el atractivo de esta ronda de productos, poco después se lanzó un nuevo sistema operativo: BB10 que permitía multitud de accesos rápidos, conexiones más estables y una serie de aplicaciones nativas de edición y montaje tanto de foto como de vídeo, Blackberry Messenger, que buscaba ser la alternativa a las plataformas más utilizadas. Todo ello, enfocado al público tradicional de la firma americana: El sector profesional.

La medida

Como os contábamos unas líneas más arriba, la decisión de la compañía es contundente: Se paraliza la fabricación de dispositivos propios continuando con la línea emprendida hace unos meses que dejaba de lado la creación de interfaces para los futuros terminales en beneficio de Android, que pasaría a equiparlos. Antes del cese de producción definitivo, Blackberry se sumó a la lista de marcas que trabajarían con el software de los de Mountain View.

apertura-blackberry-tablet

Las causas

A pesar de que entre 2009 y 2010 aproximadamente, la compañía alcanzó sus récords de ventas, desde 2011, la firma ha entrado en una espiral de pérdidas económicas, reducciones de plantilla y reestructuraciones. La saturación del mercado, que también se ha traducido en una mayor oferta de lanzamientos hacia los públicos tradicionales de la tecnológica canadiense y otros factores como una mayor compatibilidad de dispositivos con Android y la existencia de más de un millón de aplicaciones para esta plataforma han sido decisivos. Por otro lado, y como sucede en el terreno de las tablets, en pocos años han irrumpido multitud de compañías de todo el mundo que han ejercido más presión sobre los fabricantes tradicionales que hasta hace poco copaban casi todo el mercado.

El futuro

Todo apunta a que Blackberry como compañía no desaparecerá. Al igual que sucedió con Microsoft en verano cuando los de Redmond dejaron de centrar esfuerzos en su división de smartphones para enfocarse en otros sectores, los canadienses podrían seguir una estrategia similar en la que las telecomunicaciones tendrían un papel crucial. Por otro lado, podría autorizarse a pequeñas empresas sin capacidad económica suficiente para dar el gran salto al mercado a utilizar las licencias de esta primera. Asia parece ser el objetivo hacia el que se dirigirá la firma a partir de ahora.

blackberry sensor

Los DTEK, ¿En el aire?

La decisión, que ha sido conocida en las últimas horas, podría tener un impacto directo sobre los terminales de la serie DTEK de los que os hablamos anteriormente. Todavía no ha quedado claro si ambos dispositivos seguirán adelante y podrán verse próximamente o sin embargo, acabarán guardados en el cajón. Por otro lado, en el formato de los más grandes, podríamos encontrar modificaciones y de dispositivos ya existentes y de la mano de las más grandes como Samsung que ya llevan un tiempo entre nosotros.

Blackberry es solo un ejemplo más de cómo en electrónica de consumo, los cambios pueden sucederse con rapidez y requerir de medidas más serias con el fin de garantizar la supervivencia de algunas firmas. Tras conocer más sobre cuál puede ser el rumbo de la canadiense en los próximos años, ¿Pensáis que ha sido la culminación de una agonía que llevaba produciéndose desde hace tiempo? ¿Creéis que en el futuro podría haber nuevas oportunidades que servirían para situarla en el lugar que ocupó en el pasado? Tenéis disponible más información similar como por ejemplo, la decisión de Microsoft de prescindir de su división de smartphones para que podáis conocer mejor todas las circunstancias que rodean a los creadores de los terminales que millones de personas utilizan a diario.

Compártelo. ¡Gracias!