Así serán las próximas pantallas para tablets y smartphones

Escrito por
Phablet
0

A la hora de medir la resistencia de las tablets y smartphones que utilizamos a diario, se utilizan códigos como el IP, que sirve como referencia para poner a prueba a los terminales a condiciones ambientales con polvo y humedad así como la resistencia a las caídas. En los últimos años, hemos asistido a la mejora de los dispositivos gracias a la incorpración de carcasas metálicas o a la inclusión de tecnologías como DragonTrail o Corning Gorilla Glass, que han ido perfeccionándose con los años e incluyendo otros materiales como el zafiro, que sin embargo, repercuten negativamente en el precio final de los terminales y cuya implantación es todavía residual.

Para intentar ofrecer mejores prestaciones no solo en rendimiento, sino en calidad, encontramos diferentes proyectos de los que ya hemos podido ver algunos avances como las phablets modulares, o la inclusión del grafeno, que permite mayores autonomías, más ligereza e incluso flexibilidad. Hoy intentaremos ver hacia dónde se dirigen los esfuerzos a la hora de crear nuevas pantallas que no solo buscan romper récords en cuanto a sus dimensiones, sino a su capacidad de adaptación a condiciones más extremas. Una pista: El agua continuará siendo el principal frente que los fabricantes intentarán superar.

galaxy view soporte

 

Pantallas hidrofóbicas

A primera vista, el nombre puede resultar algo intimidante y es que, la nueva generación de diagonales que equiparían las tablets y smartphones a medio plazo, no solo no soportarían pequeñas cantidades del líquido elemento, sino que simplemente, lo repelerán y mantendrán a los terminales totalmente secos. Sin embargo, aquí no termina todo, ya que con el agua que se deslizaría, también se expulsaría el polvo y la suciedad habitual que se genera en los dispositivos. A día de hoy, y a pesar de que encontremos modelos que aguantan unos minutos sumergidos, los puertos y los componentes acaban dañados si se mojan además de los los persistentes toques fantasma que se producen cuando las gotas entran en contacto con el panel.

¿Cómo funcionarían?

La fabricación de este tipo de pantallas ha sido el fruto de varios años de investigación. Se crean dos pequeñas placas de vidrio, a continuación, se calienta y se generan una serie de reacciones químicas que hacen que ambos cristales acaben repletos de poros. Como resultado, acaban conteniendo pequeñas cantidades de sílice que son las encargadas de eliminar cualquier contacto con el agua. En esta materia ya hemos visto avances en los dispositivos que ya llevan un tiempo en el mercado y que son oleofóbicos, es decir, repelen los lubricantes y evitan la marca de las huellas.

s6 cristal

No solo agua…

Otra de las propiedades aparentes de estas pantallas que estarían a la vuelta de la esquina, es la eliminación de brillos y como resultado, una mayor nitidez y calidad de la imagen. Por otro lado, por su composición, evitarían los reflejos. Actualmente, existen algunos parámetros incluidos en los sistemas operativos que regulan la luminosidad de las pantallas ajustándose a las condiciones ambientales. En el terreno de las cámaras también nos encontramos con avances en este sentido.

Samsung, ¿La pionera?

Como recoge el portal especializado CNET, el gigante surcoreano sería el primero en implantar las pantallas hidrofóbicas y superhidrofóbicas. Esta tecnología habría sido desarrollada de la mano del gobierno estadounidense, lo que le habría servido también para conseguir las licencias necesarias para comenzar a crear paneles enfocados al gran público. La compañía ya tiene algunos terminales que son capaces de hacer frente a las salpicaduras como por ejemplo, el Galaxy S7. No obstante, desde Asia nos encontramos a otras como Sony que también han conseguido crear terminales resistentes al agua y que tuvieron una buena acogida al conocerse esta característica junto a otras y de los que la serie Xperia tanto de tablets como de smartphone son referentes.

xperia z4 tablet agua

¿Cuándo podríamos verlas en acción?

Como os hemos contado unas líneas más arriba, ya es posible encontrar dispositivos que soportan bien condiciones de humedad y que han recibido certificados IP elevados. Por tanto, lo lógico sería que no las pantallas hidrofóbicas no tardaran demasiado en ver la luz y llegar a los dispositivos más comercializados del mundo. Desde webs como Gizlogic aseguran que su aterrizaje estaría próximo. Sin embargo, tendremos que esperar a que el tiempo confirme todas las especulaciones sobre esta nueva generación de paneles.

Año tras año no solo vemos lanzamientos que rompen con todo lo anterior y que dejan a los dispositivos lanzados poco tiempo atrás como algo anticuado, sino que también asistimos a una mejora generalizada de las prestaciones que da como resultado tablets y smartphones que solo se parecen a los de los comienzos de ambos soportes en su apariencia y forma. ¿Creéis que con esta nueva generación de pantallas que se avecina, se solventarán algunas carencias en materia de imagen que todavía siguen provocando errores y críticas? ¿Pensáis que aún tendremos que esperar algo más para poder ver terminales realmente resistentes no solo al agua, sino también a golpes y polvo? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, todas las pruebas a las que se somete un modelo antes de salir al mercado para que podáis conocer más.

 

Compártelo. ¡Gracias!