Luces y sombras de Android 8 años después de su salida

Escrito por

Android se ha convertido en el software más utilizado del mundo. La plataforma del robot verde, que actualmente es propiedad de Google, se ha impuesto con fuerza frente a otras como iOS y Windows. El peso de esta primera es tal, que solo en España, aproximadamente el 90% de todas las tablets y smartphones en funcionamiento, la utilizan. A primera vista, podría parecer que su liderazgo es indiscutible. Sin embargo, el camino que ha recorrido desde su creación allá por 2003 y desde su equipamiento por primera vez en un smartphone hace justo 8 años, no ha sido fácil, ya que ha encontrado rectas, pero también muchas curvas y baches que en algunos casos, han podido tener repercusiones importantes tanto en la interfaz, como en los usuarios y terminales que lo utilizan.

Durante el evento celebrado ayer por parte de los de Mountain View en el que se presentaban las novedades del popular buscador para la recta final de 2016 y los primeros meses de 2017, se dieron algunos detalles más sobre el nuevo miembro de la familia, la versión 7.1. Utilizando como referencia su llegada, hoy haremos un repaso sobre los hitos más destacados de Android pero también, de aquellas sombras que han aparecido y que han puesto en riesgo su futuro y su consolidación entre el público para demostrar, una vez más, que en electrónica de consumo, todo lo que sube, baja y que todo está sujeto a un cambio constante.

Novedades Android 7.1

2008: Los primeros pasos en un smartphone

Como recordamos antes, el sistema operativo nació aproximadamente en 2003. Sin embargo, hubo que esperar algo más para poder verlo de manera oficial en dispositivos dirigidos al gran público lejos de modalidades de prueba. En octubre de 2008, HTC se convirtió en la primera gran firma en incorporarlo a través de su terminal Dream. La versión 1.0, llamada ApplePie, traía consigo algunas funciones como la posibilidad de agrupar las apps en carpetas en el escritorio, sincronización entre las diferentes herramientas de Google, reproductor de vídeo y música y Youtube.

2009: Mejoras en la interfaz pero inestabilidad

Lo más llamativo en el universo Android durante este año fue el lanzamiento de 4 actualizaciones y versiones distintas. La 1.5, la 1.6, la 2 y la 2.1. Con ellas, se añadían características como soporte para widgets y un aumento en la velocidad de respuesta de las aplicaciones y de los propios terminales. Sin embargo, y especialmente en el caso de las dos primeras, persistían errores de funcionamiento a la hora de utilizar las cámaras que se traducían en cierres inesperados y tiempos de respuesta prolongados.

android 2.1 pantalla

2010: Llegan Froyo y Gingerbread

Con estos dos miembros de la familia, se corrigen algunos fallos de funcionamiento en terminales como los Nexus. El principal objetivo de ambas, era corregir las brechas en materia de seguridad que ya estaban siendo importantes hace 6 años en este sistema operativo y que comenzaban a mostrar a Android como el principal blanco para los hackers. Por otro lado, un incremento en la estabilidad y el rendimiento de los dispositivos vuelven a ser los otros dos pilares que hacen que Gingerbread se convierta en la plataforma más utilizada tanto en 2010 como en 2011.

2011: Honeycomb llega de la mano de Motorola

La compañía estadounidense, que ahora en parte es propiedad de la china Lenovo, fue la que introdujo a Honeycomb en el mercado. Con ella, se mejoran los accesos rápidos a los diferentes componentes y aplicaciones como las cámaras y Youtube, se corrigen los errores que aparecen a la hora de conectar cables USB y redes WiFi que se cerraban de manera inesperada y bloqueaban los terminales. Uno de los aspectos más criticados fue el Modo Avión, que provocaba caídas del sistema operativo y en ocasiones, hacía necesario el reinicio.

2012: Se superan los 500 millones de terminales

Hace 4 años, Android se consolidó de manera definitiva como el software de referencia para tablets y smartphones con una cifra de adopción que superó la barrera de los 500 millones. El lanzamiento de JellyBean en verano de 2012 y el lanzamiento de nuevos terminales Nexus en ambos formatos, vino acompañado de Google Now, el asistente personal que pretendía competir con Siri. Sin embargo, con el paso del tiempo, esta versión se llevó el dudoso galardón de la más inestable.

jellybean interfaz

2013: KitKat llega pisando fuerte

Con la aparición de esta nueva versión, se duplica la cifra de terminales activados que encontrábamos en 2012. Se amplía el soporte ofrecido en diferentes idiomas y aumenta el número de terminales que se pueden sincronizar bajo una misma cuenta pero a un coste: El Bluetooth, que en este caso genera las críticas de millones de usuarios ya que con su habilitación, volvían a aparecer cierres inesperados y bloqueos que no serían corregidos prácticamente hasta la salida de Lollipop y que venían acompañados de otros errores como la aparición de teclados duplicados, escritorios que se quedan en blanco o modificación de los datos de ubicación.

2014: Material Design

Lo más destacado de Android hace dos años fue la aparición de Lollipop y la nueva apariencia y funciones de los iconos de las aplicaciones que a primera vista, permitía una experiencia más intuitiva y menos monótona. Junto a estas características, nos encontramos con Doze, del que os hemos hablado en repetidas ocasiones y que permite una mejor gestión de la batería. El sistema de notificaciones también sufre cambios importantes, ya que ahora, se pueden responder con el dispositivo bloqueado. Sin embargo, no todo son avances, ya que en verano de 2014, se detectó una vulnerabilidad que pudo haber infectado e inutilizado al 95% de todos los dispositivos equipados con el robot verde.

Material design

2015: Navidades con Marshmallow

Hace menos de un año, asistimos al lanzamiento de la versión 6. Con una acogida que está incrementándose pero que aún sigue siendo algo tibia a día de hoy, lo más destacado de esta versión es una mayor capacidad de personalización con la inclusión de nuevos temas y fondos de escritorio, compatibilidad para dispositivos que contengan lectores de huellas dactilares y sobre todo, mejoras en materia de seguridad, muy demandadas por el público y que en este caso se traducen en la gestión de los permisos que otorgamos a las apps que descargamos.

2016: Nougat y el futuro

Hace aproximadamente un mes y medio y tras casi un año de incógnitas en todos los sentidos, asistimos a la llegada de Nougat. Esta versión, que sería la séptima, incorporaba otra serie de novedades muy pedidas por los usuarios como el modo multiventana, con lo que demostraba que a partir de ahora, también intentaría conquistar a un público más profesional con el fin de robar usuarios a otras plataformas como Windows. No obstante, también seguía arrastrando algunos errores propios de los productos recién llegados y que recordaba a los presentes en KitKat como los fallos en el Bluetooth, tiempos de respuesta lentos en algunos lectores de huellas, consumo acelerado de la batería o la clonación de carpetas ya existentes.

Nexus 9 API OpenGL

Desde su llegada a los terminales portátiles, desde Mountain View han lanzado una nueva versión de Android al año. Tras conocer más sobre las luces y sombras de cada una de las interfaces, ¿Pensáis que lo más apropiado habría sido reducir el número de lanzamientos, o al menos, su frecuencia, para conseguir sistemas más estables y perfeccionados? ¿Creéis que Android tiene parte de responsabilidad en la frecuencia, cada vez más elevada, de la comercialización de nuevos dispositivos? Tenéis disponible más información relacionada como por ejemplo, qué se ha revelado ya sobre 7.1, que podría marcar un antes y un después en el rumbo de esta plataforma para que podáis opinar vosotros mismos.

Compártelo. ¡Gracias!